Enrique Chaparro en Caja Negra

Esta es la entrevista completa con Enrique Chaparro para el Documental Caja Negra.

¡comparte!

También te podría gustar...

9 Respuestas

  1. 8 de abril de 2019

    […] Enrique Chaparro, especialista en seguridad informática, recuerda que uno de los derechos de los ciudadanos —como recoge la sentencia alemana de 2009— es “poder verificar los pasos esenciales de la elección y el resultado de manera fiable y sin recurrir a un conocimiento experto especial”. “Interponer una caja negra entre quien vota y la expresión de su voluntad —caja negra que no puede ser verificada por la electora— es contrario a este principio”, incide Chaparro, para quien la respuesta a si las instituciones deben apostar o no por el voto electrónico es muy clara: “No. Las instituciones públicas deben abstenerse de implantar estos sistemas. Tal vez, con mucho cuidado, puedan emplearse para consultas no vinculantes con un número de participantes relativamente pequeño y en las que no sean estrictos los requerimientos de integridad o de secreto”. […]

  2. 8 de abril de 2019

    […] Enrique Chaparro, especialista en seguridad informática, recuerda que uno de los derechos de los ciudadanos —como recoge la sentencia alemana de 2009— es “poder verificar los pasos esenciales de la elección y el resultado de manera fiable y sin recurrir a un conocimiento experto especial”. “Interponer una caja negra entre quien vota y la expresión de su voluntad —caja negra que no puede ser verificada por la electora— es contrario a este principio”, incide Chaparro, para quien la respuesta a si las instituciones deben apostar o no por el voto electrónico es muy clara: “No. Las instituciones públicas deben abstenerse de implantar estos sistemas. Tal vez, con mucho cuidado, puedan emplearse para consultas no vinculantes con un número de participantes relativamente pequeño y en las que no sean estrictos los requerimientos de integridad o de secreto”. […]

  3. 8 de abril de 2019

    […] Enrique Chaparro, ingeniero en protección informática, recuerda que uno de los derechos de los ciudadanos —como recoge la sentencia alemana de 2009— es “poder verificar los pasos esenciales de la elección y el efecto de forma fiable y sin recurrir a un conocimiento maestro especial”. “Interponer una caja negra entre quien vota y la expresión de su voluntad —caja negra que no puede ser verificada por la electora— es opuesto a este principio”, incide Chaparro, para quien la respuesta a si las organizaciones deben apostar o no por el voto electrónico es muy clara: “No. Las organizaciones públicas deben abstenerse de implantar estos sistemas. Tal vez, con mucho cuidado, puedan emplearse para consultas no vinculantes con un numero de integrantes relativamente diminuto y en las que no sean estrictos los requisitos de integridad o de secreto”. […]

  4. 8 de abril de 2019

    […] Enrique Chaparro, especialista en seguridad informática, recuerda que uno de los derechos de los ciudadanos —como recoge la sentencia alemana de 2009— es “poder verificar los pasos esenciales de la elección y el resultado de manera fiable y sin recurrir a un conocimiento experto especial”. “Interponer una caja negra entre quien vota y la expresión de su voluntad —caja negra que no puede ser verificada por la electora— es contrario a este principio”, incide Chaparro, para quien la respuesta a si las instituciones deben apostar o no por el voto electrónico es muy clara: “No. Las instituciones públicas deben abstenerse de implantar estos sistemas. Tal vez, con mucho cuidado, puedan emplearse para consultas no vinculantes con un número de participantes relativamente pequeño y en las que no sean estrictos los requerimientos de integridad o de secreto”. […]

  5. 8 de abril de 2019

    […] Enrique Chaparro, especialista en seguridad informática, recuerda que uno de los derechos de los ciudadanos —como recoge la sentencia alemana de 2009— es “poder verificar los pasos esenciales de la elección y el resultado de manera fiable y sin recurrir a un conocimiento experto especial”. “Interponer una caja negra entre quien vota y la expresión de su voluntad —caja negra que no puede ser verificada por la electora— es contrario a este principio”, incide Chaparro, para quien la respuesta a si las instituciones deben apostar o no por el voto electrónico es muy clara: “No. Las instituciones públicas deben abstenerse de implantar estos sistemas. Tal vez, con mucho cuidado, puedan emplearse para consultas no vinculantes con un número de participantes relativamente pequeño y en las que no sean estrictos los requerimientos de integridad o de secreto”. […]

  6. 8 de abril de 2019

    […] Enrique Chaparro, especialista en seguridad informática, recuerda que uno de los derechos de los ciudadanos —como recoge la sentencia alemana de 2009— es “poder verificar los pasos esenciales de la elección y el resultado de manera fiable y sin recurrir a un conocimiento experto especial”. “Interponer una caja negra entre quien vota y la expresión de su voluntad —caja negra que no puede ser verificada por la electora— es contrario a este principio”, incide Chaparro, para quien la respuesta a si las instituciones deben apostar o no por el voto electrónico es muy clara: “No. Las instituciones públicas deben abstenerse de implantar estos sistemas. Tal vez, con mucho cuidado, puedan emplearse para consultas no vinculantes con un número de participantes relativamente pequeño y en las que no sean estrictos los requerimientos de integridad o de secreto”. […]

  7. 8 de abril de 2019

    […] Enrique Chaparro, especialista en seguridad informática, recuerda que uno de los derechos de los ciudadanos —como recoge la sentencia alemana de 2009— es “poder verificar los pasos esenciales de la elección y el resultado de manera fiable y sin recurrir a un conocimiento experto especial”. “Interponer una caja negra entre quien vota y la expresión de su voluntad —caja negra que no puede ser verificada por la electora— es contrario a este principio”, incide Chaparro, para quien la respuesta a si las instituciones deben apostar o no por el voto electrónico es muy clara: “No. Las instituciones públicas deben abstenerse de implantar estos sistemas. Tal vez, con mucho cuidado, puedan emplearse para consultas no vinculantes con un número de participantes relativamente pequeño y en las que no sean estrictos los requerimientos de integridad o de secreto”. […]

  8. 8 de abril de 2019

    […] Enrique Chaparro, especialista en seguridad informática, recuerda que uno de los derechos de los ciudadanos —como recoge la sentencia alemana de 2009— es “poder verificar los pasos esenciales de la elección y el resultado de manera fiable y sin recurrir a un conocimiento experto especial”. “Interponer una caja negra entre quien vota y la expresión de su voluntad —caja negra que no puede ser verificada por la electora— es contrario a este principio”, incide Chaparro, para quien la respuesta a si las instituciones deben apostar o no por el voto electrónico es muy clara: “No. Las instituciones públicas deben abstenerse de implantar estos sistemas. Tal vez, con mucho cuidado, puedan emplearse para consultas no vinculantes con un número de participantes relativamente pequeño y en las que no sean estrictos los requerimientos de integridad o de secreto”. […]

  9. 9 de abril de 2019

    […] Enrique Chaparro, especialista en seguridad informática, recuerda que uno de los derechos de los ciudadanos —como recoge la sentencia alemana de 2009— es “poder verificar los pasos esenciales de la elección y el resultado de manera fiable y sin recurrir a un conocimiento experto especial”. “Interponer una caja negra entre quien vota y la expresión de su voluntad —caja negra que no puede ser verificada por la electora— es contrario a este principio”, incide Chaparro, para quien la respuesta a si las instituciones deben apostar o no por el voto electrónico es muy clara: “No. Las instituciones públicas deben abstenerse de implantar estos sistemas. Tal vez, con mucho cuidado, puedan emplearse para consultas no vinculantes con un número de participantes relativamente pequeño y en las que no sean estrictos los requerimientos de integridad o de secreto”. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *