Fuera de la ley

En su edición de hoy, el diario Página 12 publica una columna firmada por uno de los más prestigiosos músicos de la cultura popular argentina, Litto Nebbia. La columna comienza con una crítica a la decisión del parlamento argentino de extender el monopolio sobre fonogramas de 50 a 70 años sin “información clara y real de lo que se trata, porque esta ley sólo protege a las grandes compañías discográficas para que puedan seguir manipulando a su antojo centenares de álbumes de diversos géneros”.

Aquella modificación que se promocionó como una ley en defensa de los derechos de los artistas, es criticada aquí por alguien cuyo trabajo artístico de más de 40 años es innegable para la cultura argentina.

Como miembros de la coalición de organizaciones que se opuso a esta ley, aplaudimos la columna de Litto Nebbia, que trae otro de los problemas serios del actual sistema: el abuso de las discográficas, la manipulación a su antojo del acervo cultural, y la dificultad que tienen los propios artistas, aún los de renombre como Nebbia, para moverse en un sistema pensado para un sólo ganador.

Un tema importante que toca Nebbia en su columna: buena parte de la memoria del rock argentino está en manos de estas discográficas, que además de tener los derechos sobre los fonogramas, tienen también las cintas originales, los masters. Sin recuperar esos masters, y sin recuperar sus derechos, no hay reedición posible para gran cantidad de cultura guardada bajo cerrojo, tal vez, a la espera de que el artista muera y se convierta por un rato en nuevo éxito de ventas. O a la espera de alguna oportunidad comercial que asegure rentabilidad. Para ellos, la cultura es sólo una mercancía más.

“Máquina de la Inconveniencia” los llama Litto Nebbia, y no podríamos estar más de acuerdo. Remata su columna con una anéctoda que resume cualquier cosa que podamos agregar. Dice Nebbia:

Cuando estábamos a punto de celebrar el 40º aniversario de nuestro grupo y de la grabación de “La balsa”, mantuve reuniones con ejecutivos de la compañía que tiene el derecho de explotación (nunca mejor usado este término) de nuestros discos. Asistí con la propuesta de revisar ese tramposo contrato que firmé a mis 17 años. Lógicamente nunca nos pusimos de acuerdo. ¿Cómo ponerse de acuerdo con gente que desprecia la música?

TrackBack URL

8 comentarios

  1. paco dice:

    Interesante el artículo de diario Página 12, pero no estoy de acuerdo, no me gusta… Pues por mas que Litto Nebbia mencione su oposición a la decisión del parlamento argentino de extender el monopolio sobre fonogramas de 50 a 70 años, que lo encuentro bien, menciona la piratería y robar, dos palabras mal utilizadas con las cuales nos han intentado adoctrinar las distintas organizaciones y empresas que dicen defender los derechos de los artistas (y tal vez ha sido exitosas).

    Por otro lado estoy apenado por que Vía Libre haya pasado de lado ese detalle, ya que con esto pareciera que Vía Libre ratificara que piratería y robar (sobre todo esta última) son lo mismo que realizar o distribuir copias ilegales de material artístico.

    • bea dice:

      Definitivamente ese es el punto débil del artículo, sin dudas. Y no, no lo hemos pasado por alto. Simplemente tenemos en cuenta la opinión general del artículo y recuperamos el valor de que venga de uno de los músicos con mayor trayectoria de nuestro país. Desde luego que no compartimos la idea de que ‘piratería’ es robar. Aunque si nos ponemos en finos, piratería si es robar… pero barcos!!!

      El contenido general de la columna de Litto Nebbia es que el actual estado de cosas no favorece ‘tampoco’ a los músicos que muchas veces los legisladores dicen defender. Y encontrar un músico como Nebbia que salga a publicar una columna en esos términos, vale la pena no sólo mencionarlo sino destacarlo.

      • paco dice:

        En realidad yo me estaba refiriendo a que realizar copias y/o distribución de música con “derecho de autor” NO ES ROBAR, ni piratería (mas allá que la piratería implique también robar).

        • paco dice:

          En realidad yo me estaba refiriendo a que realizar copias y/o distribución de música con “derecho de autor” NO ES ROBAR, ni piratería (mas allá que la piratería implique también robar).

          Disculpas, quise decir: que realizar copias y/o distribución de música con “derecho de autor” sin autorización… NO ES ROBAR, ni piratería (mas allá que la piratería implique también robar)

          • bea dice:

            Si, se entendió Paco, y estamos de acuerdo en eso, plenamente. Lo que yo decía es que, si bien eso es un punto débil de la columna de Nebbia, no perjudica el hecho de que el texto en si es una declaración que va en un sentido que yo, al menos personalmente comparto. Gracias por los comentarios!

    • bea dice:

      Si, la verdad es que Página 12 le ha dado muchísima y muy buena cobertura a este asunto. Bien por ellos. La sección cultura y espectáculos habitualmente tiene muy buenas notas sobre estos asuntos, es uno de los pocos medios que le dedica buena cantidad de párrafos a la discusión. Gracias por el link!

Deja un comentario

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>