Vía Libre en la Asamblea Anual de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual

Desde el 24 de septiembre y hasta el 3 de octubre de este año, gracias al apoyo de la Fundación Heinrich Boell de Alemania, Vía Libre participa de la cuadragésima tercera serie de reuniones de los Estados Miembros de la OMPI en la sede de Ginebra, Suiza.

Desde el inicio el lunes, se han tratado varios temas, pero los más destacados hasta el momento son los duros cuestionamientos presentados hacia la organización y puntualmente a su Director General, el sudanés Kamil Idris. EEUU ha sido consecuente en sus presentaciones hasta el momento. Reiteradas veces mencionó el hecho de que la OMPI ha cuadruplicado su staff de personal y quintuplicado su presupuesto de gastos en los últimos 20 años, al tiempo que siguen firmes en su reclamo de que Idris de un paso al costado. Las acusaciones contra el organismo y su director fueron respondidas en un documento publicado en el marco de esta asamblea.

Otro de los temas cruciales son los resultados de la consultoría realizada por la firma PriceWaterHouseCoopers sobre la OMPI. Esta consultoría despertó fuertes críticas encabezadas por Brasil y acompañadas por Argentina y otros países en desarrollo, por la fuerte impronta empresarial con que fue realizada. Los delegados más críticos con esta consultoría destacaron que OMPI no es una corporación de capitales privados en busca de optimización y rendimientos económicos, sino que es un organismo plurinacional de la esfera de Naciones Unidas y que por tal motivo, no debe ser evaluado con los mismos instrumentos que se evalúa una empresa cuyo fin es el lucro.

Fue llamativa la intervención de la encargada de Recursos Humanos de la OMPI que llamó a revalorizar el rol de los empleados de la organización, destacando las altas tasas de deserción y ausentismo prolongado en las diferentes áreas. Brasil, una vez más, reclamó que a la hora de evaluar los perfiles apropiados para los funcionarios de OMPI, se contemplen principalmente los perfiles que tienen experiencia de trabajo en el campo del desarrollo, reforzando así su posición de fomento y defensa de la Agenda para el Desarrollo impulsada por Brasil y Argentina. En este sentido, la delegada argentina reclamó una mejor distribución regional a la hora de reformular la política de Recursos Humanos del organismo. Así, dijo que es importante que funcionarios de países en desarrollo participen también de las áreas legales y las áreas que se relacionan directamente con la negociación de normas y el análisis económico en el organismo.

Otro tema importante tratado el día de hoy es la propuesta de EEUU y Japón de reducir las tasas de registro en el marco del PCT (Tratado de Cooperación en materia de Patentes). Estos dos países insistieron en agregar a la agenda de trabajo una reducción del 15% en las tasas. En contrapropuesta, Brasil solicitó una reducción del 90%, modificando las tasas de 75% vigentes hoy pero aplicarlas exclusivamente a los países en desarrollo según el modelo de clasificación de la OCDE. Varios países en desarrollo, entre ellos Argentina (que no es parte del PCT) se mostraron amigables a la propuesta brasileña, aunque varios otros países prefirieron no tomar posición en la sesión de hoy. EEUU fue enfático al decir que la gran mayoría de los ingresos por el PCT vienen de registros de patentes de EEUU, Japón y la Unión Europea, por lo que indicó que los intereses que representa esa delegación no están dispuestos a seguir financiando una organización que ha quintuplicado sus gastos y cuadruplicado su personal. .

Lo cierto es que tanto la contraloría de cuentas de OMPI como muchas delegaciones insistieron en que esta eventual reducción pondría en riesgo varios de los programas previstos y especialmente la implementación de la agenda para el desarrollo que impulsan los amigos del desarrollo en la OMPI.

Algunos datos que surgieron de este debate muestran que, según indicó Brasil, la proporción de registros en el marco del PCT es de 9 a 1, nueve registros de países desarrollados por cada registro de países en desarrollo, incluyendo a China entre estos últimos.

Brasil ha sido firme al decir que la reducción planteada por EEUU y Japón no beneficia sustancialmente a los países en desarrollo y pone en riesgo varios programas previstos para el bienio siguiente. Así su propuesta apunta a no afectar sustancialmente el presupuesto de la agencia mientras que fomenta mayores beneficios del PCT para los países en desarrollo. Esta propuesta será analizada en reuniones oficiosas a partir de mañana.

En este tercer día de sesiones de asamblea anual, todavía faltan tratar varios temas, pero esperamos que en los próximos días se aborden cuestiones agendadas tales como el Informe de las sesiones especiales del Comité Permanente de Derecho de Autor y Derechos Conexos relativas a la propuesta Conferencia Diplomática sobre la Protección de los Derechos de los Organismos de Radiodifusión (Tratado de Broadcasting), el Informe del Comité Provisional sobre Propuestas relativas a un Programa de la OMPI para el Desarrollo (PCDA) y los asuntos relativos al establecimiento de un programa de trabajo para el Comité Permanente sobre el Derecho de Patentes, entre otros.

¡comparte!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *