Organizaciones contra la privatización del patrimonio fotográfico en Argentina

Distintas organizaciones culturales, artísticas y de defensa de derechos digitales firmaron recientemente una declaración contra la privatización del patrimonio fotográfico en Argentina. Un proyecto de ley presentado por los diputados Liliana Mazure, Gloria Bidegain, Susana Canela, Gastón Harispe, Héctor Recalde y Eduardo Seminara, propone extender el dominio privado sobre las fotografías de 20 años post-publicación a 70 años post-mortem, generando así un enorme perjuicio para el dominio público. A continuación, reproducimos el comunicado de las diferentes organizaciones.

A los interesados en ayudar a difundir este problema, les dejamos una simpática animación con algunas de las fotos que van a desaparecer si este proyecto prospera.

gif estas fotos van a desaparecer

Contra la privatización del patrimonio fotográfico en Argentina

Las organizaciones abajo firmantes hacemos saber nuestra preocupación por el proyecto de ley que aumenta en Argentina el plazo de derecho de autor de las fotografías.

En Argentina actualmente las fotografías entran en dominio público 20 años después de publicadas. El proyecto de ley presentado por los diputados nacionales Liliana Mazure, Gloria Bidegain, Susana Canela, Gastón Harispe, Héctor Recalde y Eduardo Seminara, busca extender el plazo de derecho de autor de las fotografías hasta los 70 años posteriores a la muerte del autor.

Comprendemos y nos parece loable la intención de proteger a los trabajadores de la cultura. La falta de protección que sufren estos trabajadores en su quehacer cotidiano es un problema largamente conocido que necesita ser abordado de manera multidimensional, para asegurar contratos justos, ingresos acordes y seguridad social, en línea con los derechos conquistados por los trabajadores de otros sectores.

Sin embargo, esto no es lo que el proyecto de ley actual propone. Por el contrario, la ampliación del plazo de monopolio sobre las fotografías desatiende los problemas centrales de la profesión, no redunda en beneficios para los fotógrafos y, de manera añadida, lesiona el interés general de acceder a la cultura y a la memoria histórica.

Es bien conocido que en la mayoría de los casos los titulares de las obras fotográficas no son los autores, sino los editores y los medios de comunicación a quienes ellos las ceden. Al extender el plazo del monopolio sobre las obras fotográficas, los principales beneficiarios serán, por tanto, las empresas titulares de los derechos. De este modo, el proyecto no guarda relación con el objetivo de garantizar un nivel de vida digno a los creadores.

Las fotografías guardan un especial interés público, dado que dan cuenta de los procesos históricos y culturales de una sociedad. Representan las costumbres de épocas pasadas, fijan en la memoria colectiva sucesos históricos y retratan a sus personajes principales. La indisponibilidad de las imágenes del pasado dificulta el ejercicio de la memoria histórica afectando el interés común de la sociedad.

De aprobarse el proyecto de ley, miles de imágenes de Argentina deberán ser eliminadas de Internet y de otros lugares donde estén a disposición del público, dado que la extensión del plazo operará retroactivamente. En caso de no retirar las fotografías, las instituciones y personas que las pongan a disposición podrían enfrentar procesos civiles y penales.

Entre las entidades afectadas por el proyecto de ley se encuentran los museos, archivos y bibliotecas públicas y populares, que cada vez más frecuentemente digitalizan sus acervos y los ponen a disposición de la ciudadanía en Internet. Proyectos como la biblioteca digital Trapalanda, de la Biblioteca Nacional, y los esfuerzos de digitalización y puesta a disposición del Archivo General de la Nación de Argentina van a verse severamente afectados por la medida, debiendo retirar grandes cantidades de fotografías del acceso abierto y público en Internet.

Otra de las iniciativas que más sufrirá será Wikipedia, la enciclopedia comunitaria y sin fines de lucro a través de la cual todos actualmente accedemos al conocimiento de manera libre y gratuita. Miles de fotografías de Argentina que ilustran artículos enciclopédicos de enorme importancia deberán ser eliminadas, afectando principalmente a los usuarios que día a día utilizan Wikipedia para acceder al conocimiento y aprender.

Por último, la demora en la entrada en dominio público de las obras fotográficas plantea dificultades para la preservación de las mismas. Para preservar fotografías es necesario poder realizar copias y distribuirlas de modo eficaz, lo cual bajo este proyecto de ley será imposible a menos que se cuente con la autorización expresa del autor. Más que con ningún otro formato de obra, las fotografías tienden especialmente a convertirse en obras huérfanas, es decir, que se vuelve imposible localizar a sus autores. A la luz de esta dificultad habitual, la extensión del plazo de derecho de autor desde 20 años post-publicación a 70 años post-mortem impondrá sobre los esfuerzos de preservación una enorme barrera.

En definitiva, el proyecto actual afectará el acceso a la cultura y la preservación de la memoria histórica, dificultará el trabajo de las instituciones culturales y, en lugar de beneficiar a los fotógrafos, favorecerá a las empresas intermediarias, desatendiendo las soluciones reales que los trabajadores culturales necesitan.

Las organizaciones firmantes les pedimos a los legisladores de Argentina que retiren el proyecto de ley y que abran un debate público tendiente a mejorar las condiciones generales para la circulación de los bienes culturales en Argentina.


Firmantes:
Acceso Libre – Venezuela
ACI-Participa – Honduras
Ártica – Centro Cultural Online – Uruguay
Asociación para el Progreso de las Comunicaciones – Internacional
Asociación por los Derechos Civiles – Argentina
Avellaneda Libre – Argentina
BaixaCultura – Brasil
Casa 13 – Argentina
CasaFractal – Colombia
Circuito Cultural Cono Sur, Nodo Córdoba – Argentina
Colectivo de Fotografía Las Niñas – Chile
Colectivo por la Protección de la Provincia del Sugamuxi – Colombia
Colectivo Espika – Uruguay
Creative Commons HQ – Internacional
Creative Commons Argentina
Creative Commons Colombia
Creative Commons Uruguay
Derecho a la Cultura – Uruguay
Derechos Digitales – Chile
Electronic Frontier Foundation – Internacional
El eje: creatividades colaborativas – Colombia
FOSS Lawyers Institute – Ecuador
FotoLivre – Brasil
Fundación Imagen – Bolivia
Fundación Karisma – Colombia
Fundación Vía Libre – Argentina
Gráfica Libre – Internacional
HackLab Cochabamba – Bolivia
Hiperderecho – Perú
IPANDETEC – Panamá
Kennisland – Países Bajos
Kino Graph Cine club – Colombia
Kinorama Producciones – Colombia
LibreBase Córdoba – Argentina
Medionegro – Argentina
Mestizo Producciones – Colombia
MiSoL Misiones – Argentina
Periódico El Turbión – Colombia
Proyecto mARTadero – Bolivia
Public Knowledge – EUA
Red ECO – Chile
Red Panal – Argentina
Ruwashayku, Comunicación y Cultura – Perú
SADO Colectivo Fotográfico – Argentina
SuenaLibre – Chile
Supresión Alternativa – Colombia
Sursiendo, Comunicación y Cultura Digital – México
TEDIC – Paraguay
TeléfonoRoto – Colombia
Telartes – Bolivia
Vía Láctea Ediciones – Uruguay
Wikimedia España
Wikimedia Italia
Wikimedia Uruguay
XNet – España
Zuma Ecosistemas Culturales – Colombia

TrackBack URL

28 comentarios

  1. Marco dice:

    Qué indignación es ver que los que deberían defender al ciudadano defiendan los intereses de mega corporaciones! Ya mismo comparto la nota!!!

    • Juan Carlos López Chenevet dice:

      Soy fotógrafo publicitario desde 1980. Desde la vuelta de la democracia a nuestro país que los fotógrafos como autores de las imágenes venimos peticionando en el Congreso Nacional por nuestros derechos que han sido discriminados con respecto a los de otros autores (literatura, pintura, música, etc.). La ley Noble (11723) llamada así por su autor, fundador del diario Clarín, estableció una vigencia diferente para nuestros derechos autorales. La vigencia es de veinte años después de la primera publicación a diferencia de los otros autores que es de cincuenta o setenta años después de su muerte.
      Esta discriminación es claramente beneficiosa para las editoriales que pueden publicar y comerciar nuestras imágenes sin tener que pagar por ello. Creo que ningún autor fotográfico está en contra de la difusión cultural que puedan aportar sus obras fotográficas. Otra cuestión es que se haga uso de ellas sin pedido de autorización, sin mención de su autoría y generando beneficios económicos de los que no participa. No se equivoquen cuestionando una modificación de la ley 11723 que es un mero acto de justicia. Infórmense primero antes de opinar y llamen al debate a los fotógrafos que aclaremos nuestra posición con toda honestidad.

      • scann dice:

        Estimado, todo lo que dice está errado. Las editoriales como Clarín, La Nación, etc., se van a ver beneficiadas con este proyecto porque sus archivos fotográficos van a extenderse a 50 años post-publicación (la equiparación no se hace sólo sobre los autores como personas físicas, sino también sobre las personas jurídicas). De hecho, esto no modifica en nada la relación que tienen los fotógrafos con este tipo de editoriales, porque se rigen por contratos, de locación de obra, de trabajo, de pago por una obra única, etc., lo que en la práctica implica cederles a estas editoriales los derechos de propiedad intelectual.

        El dominio público y la falta de atribución de la autoría son dos problemas distintos. La atribución de la autoría debe hacerse siempre, esté la obra en dominio público o no. En efecto, el dominio público permite que se hagan uso de las obras sin pedido de autorización, en beneficio del interés público, que comprende bastante más que las editoriales como Clarín y La Nación. Comprende el uso por parte de bibliotecas, archivos, escuelas, centros educativos, proyectos de Internet, otras obras de fotógrafos, documentalistas, gente que se dedica al collage, etc., etc. En la práctica, retrotraer esa situación del dominio público a 70 años POST-MORTEM (donde el que cobrará o impedirá la difusión no será el fotógrafo que tomó la foto, sino el heredero que no hizo absolutamente nada más que ser hijo o nieto de) implicará una barrera efectiva y verdadera para la difusión cultural, más allá del deseo o la voluntad o la manifestación de que “los autores no están en contra de la difusión cultural”.

        Por supuesto que estamos informados. Y sabemos muy bien que el problema no son los 20 años de las fotografías, sino el excesivo y ridículo plazo de todas las demás obras.

        Saludos

        • Juan Carlos López Chenevet dice:

          En ningún contrato se ceden los derechos autorales, sino los derechos de uso sobre las imágenes por un determinado tiempo y para una determinada aplicación en comunicación.Los derechos autorales no se ceden. Si algún autor lo hace está mal informado. Hay fotógrafos que pueden dejar sólo como herencia sus imágenes, su trabajo de muchos años. Estoy de acuerdo con eliminar a personas jurídicas como beneficiarios de la ley, que se considere los autores como los únicos que pueden disponer de esos derechos. Además ¿porque en la Argentina va a ocurrir lo que en otros países no ocurre a pesar de tener leyes que protegen a los fotógrafos y que están vigentes?

          Saludos

          • scann dice:

            Bueno, si vos estás de acuerdo en eliminar a las personas jurídicas, entonces estamos todos de acuerdo: hay que eliminar la ley de derecho de autor y generar marcos jurídicos de trabajo justo para todos los trabajadores (que no tiene nada que ver con garantizar una renta).

            Desconozco a qué se refiere tu pregunta retórica sobre lo que ocurre en otros países. En todos los países (Argentina incluido) la doctrina del “work for hire” es algo completamente aceptado y establecido (nosotros no sólo lo tenemos codificado en la ley de derecho de autor sino también en la ley de contrato de trabajo).

            Y por supuesto que hay muchos autores que ceden sus derechos con pésimas condiciones, producto de la asimetría informativa, de la imposibilidad de negociar colectivamente, y por otras razones como la doctrina del contrato de trabajo, que sin ir más lejos es lo que les pasa a los programadores de software, pero que también aplica para todo el resto de obras que se hacen producto de una relación laboral.

            La verdad, a estas alturas pareciera como si la ley de derecho de autor fuera algo maravilloso (que no lo es) y el problema fueran las personas jurídicas (que, por cierto, están lejos de ser el único problema de la ley). No es así, y justamente hay que discutir todas estas supuestas “verdades” de la ley de derecho de autor que no son tales.

            Saludos

      • Fefu dice:

        Estimado Juan Carlos:
        Si te preocupa la difusión cultural y de las imágenes, podrías tomar en cuenta que no sólo estamos hablando de *tus* fotografías, ni de las fotos que toman de los fotógrafos profesionales exclusivamente.

        En el mundo hay unos 600 millones[1] de cámaras fotográficas, contando solamente las de los teléfonos celulares. Entiendo que hayas elegido la fotografía como profesión y que busques mejores condiciones laborales, pero ser fotógrafo no te da mayores derechos que cualquier otro ciudadano que tiene una cámara fotográfica y publica sus creaciones con licencia Creative Commons o cualquier otra. Esa gran mayoría de gente saca fotos por el placer de hacerlo y compartirlo. No nos olvidemos de que también existen y que tienen los mismos derechos que vos a la hora de establecer una política que priorice el acceso a la cultura por encima de los caprichos del aparato estatal y de quienes se llenan los bolsillos con él.

        Fotógrafos han habido siempre; los hubo antes de la existencia de leyes que benefician a unos pocos con el monopolio las riquezas culturales… y cada vez habrán más. Esta ley cambia la manera en que las imágenes son protegidas, copiadas y distribuidas, no les va a dar condiciones de trabajo especiales a un pequeño grupo de fotógrafos que por alguna u otra razón decide dejar en manos de un personas jurídicas el fruto de su trabajo.

        Pregunta al margen: ¿Leíste el libro cultura libre[2] de Lawrence Lessig?

        [1] http://communities-dominate.blogs.com/brands/2009/11/celebrating-30-years-of-mobile-phones-thank-you-ntt-of-japan.html
        [2] https://es.wikipedia.org/wiki/Cultura_libre_%28libro%29

      • Fefu dice:

        Pensándolo bien, un verdadero acto de justicia sería modificar la ley 11723 limitando los derechos monopólicos a 25 años (o menos) a partir de la fecha de publicación de la obra a las obras de literatura, pintura, música y demás.

        Esta norma sería beneficiosa para todo aquel que como vos y como yo desee crear, acceder o distribuir cultura, sin tener que pedirle permiso a la máquina de impedir estatal ni a los dueños de la cultura que generan los monopolios legales.

        • Yoshi dice:

          Hola Fefu, no entiendo bien cual es el problema de la ley de derecho de autor? En que impide crear? Por lo que tengo entendido la ley protege tu obra y te da un apoyo legal para poder hacer lo que quieras con tu creacion, ya sea vender tus derechos para explotarla economicamente y ademas protege tu derecho autoral sobre tu obra.

    • Es absolutamente todo lo contrario!

    • Hay una tremenda confusión, según mi punto de vista nada inocente, entre derechos de autor y copyright.
      Señores, infórmense de la diferencia, es esencial para saber de qué va el proyecto!

      Virginia Del Giudice

      • scann dice:

        No, no hay diferencia entre derecho de autor y copyright desde que se firmó el Tratado ADPIC en 1995, y a los fines prácticos de cómo opera el derecho de autor la diferencia no tiene ninguna relevancia.

        Saludos

  2. G dice:

    Lo que entra en el dominio público, al mismo tiempo que entra es de mi propiedad. Es algo que es de todos los ricos y de todos los pobres de cualquier parte del mundo.
    Incluso si no son ciudadanos de este Estado. El dominio público es de todos, pertenece a todos los ciudadanos de todos los Países. Incluyendo a los pobres.
    Y secuestrar a los pobres lo que es suyo, es un robo. Un robo muy grave.
    Esta ley robaría algo que es mío, tuyo, y de todos los pobres de todo el mundo.
    ¿Por qué en Argentina se reducen a robar a los pobres?

    Respete el dominio público.
    Respete los pobres.
    También estaría en el interés de todos, respetarlos: cualquier persona podría un día llegar a ser pobres y sin previo aviso. Incluso los que hacen las leyes.
    Imagina los que hacen malas leyes. Por no hablar de los que le permiten robar haciendo una mala ley. Estos recibirán los mejores deseos para todos los pobres del mundo…

    Respete los pobres.
    Respete el dominio público.
    Respete el Derecho, y la dignidad de la Ley.

    • Cómo se puede confundir secuestrar a un pobre con negar el derecho de autor a un fotógrafo?… Dios mío! Cuánta confusión y mala información!
      Ahora me explico por qué hay tantas causas importantes perdidas y tanta declamación en torno al derecho de los pobres pero ayudando a que se enriquezcan los ricos…

  3. Rodolfo Chorny dice:

    El proyecto es inaudito, ¿qué intereses defenderá la diputada Mazure? No parece haber un negocio millonario atrás de esta absurda pretensión. Es muy posible que su mente pequeña quiera hacerle ganar unos pesos a algún pariente o amigo. Lo único que se me ocurre hacer para tratar que esta iniciativa no progrese, es denunciarla en las redes sociales. Si a alguien se le ocurre una idea mejor o adicional, por favor que lo haga saber.

  4. j dice:

    y los derechos de los fotógrafos a vivir de su trabajo?? ¿Por qué está bien pagar para ver un Picasso o un Berni, pero para ver las fotos de los mejores fotógrafos de Argentina no hay que pagar nada?

  5. Los fotografos tenemos derecho a vivir de nuestro trabajo. Acá no es que roban a los pobres, sino que benefician a las grandes corporaciones y editoriales que van a poder publicar ls fotos antes y beneficiarse con eso. Los trabajadores acá somos los fotógrafos y somos los que necesitamos una ley que nos proteja mas.

    • scann dice:

      Estamos todos de acuerdo con que tengan una ley que los proteja más, a ustedes, y a todos los trabajadores en general, a los trabajadores ferroviarios, a los que recolectan basura, a los que juntan cartones, a las amas de casa cuyo trabajo ni siquiera es reconocido como trabajo, y a una larga lista de trabajadores total y absolutamente precarizados. La ley de derecho de autor, que genera una propiedad, no tiene nada que ver con la protección de los trabajadores o de los derechos laborales. Y proteger “más” no es “extender el dominio privado sobre las obras 70 años post-mortem”.

      Con esta ley no se beneficia a los trabajadores actuales, vivos, sino a sus herederos. Son 70 años POST MORTEM.

      Saludos

  6. Juan Carlos López Chenevet dice:

    El copyright es un derecho que ejercen las editoriales, los reporteros que trabajan en relación de dependencia ceden sus imágenes para su publicación al editorial. Informen bien. Abran el debate. Convoquen a instituciones que representan los intereses de los fotógrafos.

  7. Me asombra la ignorancia supina de los colegas que confunden los derechos de autor con ideología.

    Los derechos de autor, cuya defensa debemos a la lucha de la Revolución Francesa, y que están sustentados por el Derecho Europeo que es el que suscribe nuestro país, se pensaron, justamente, para defender a los pobres e indefensos creadores en contra de quienes detentan el poder económico.

    En esa época las editoriales y los ricos se quedaban con las obras de los artistas que morían en la pobreza, no me parece que tengamos que suponer que los fotógrafos argentinos son tan ignorantes para que ahondemos en los infinitos ejemplos.

    Personalmente confieso que no comparto la ideología partidaria de los que en esta oportunidad están presentando este proyecto, y me enoja que hayan pasado tantos años y sigamos esperando que los legisladores se pongan las pilas para hacer algo que defiende derechos que deberían ser inalienables, quienes se oponen a esta propuesta, tan ansiada, querida y buscados por los autores desde hace décadas, se confunden con la legislación anglosajona basada en el copyright. Lean por favor todos los documentos del tema tal cual lo han hecho quienes participamos en la fundación de SADAFO, asociación que justamente ha hecho convenios internacionales al respecto.

    Hago mío el slogan que identifica a los hermanos artistas músicos uruguayos:

    “Derechos de Autos, Salario del Creador”

    Virginia Del Giudice

    • scann dice:

      El derecho de autor no es el salario del creador. O es renta o es salario, pero las dos cosas a la vez no pueden ser. Y en este caso, el derecho de autor lo único que hace es crear una renta, no garantizarles un salario (al contrario, diría que la renta se garantiza a costa de erosionar un salario justo, con la expectativa de que “quizás, en algún momento”, se paguen regalías). La diferencia es palmaria y no se le escapa a nadie, salvo a los autores que tienen un Síndrome de Estocolmo gravísimo en relación con las industrias editoriales, ayudando a reforzar la misma ley que es la que permite que se los explote, expolie y despoje bajo pésimas condiciones.

      Más aún, el problema es que los autores no son los únicos que entran en esta ecuación. El público TAMBIÉN tiene derechos a gozar de esas obras (ver los tratados de derechos humanos que hablan al respecto, como el PIDESC, ver en este mismo sitio: http://www.vialibre.org.ar/2010/10/11/el-ejercicio-de-los-derechos-culturales-en-el-marco-de-los-monopolios-del-derecho-de-autor/). 20 años de monopolio es un período más que razonable para que los autores obtengan regalías por su trabajo (incluso diría que menos también). Lo que este proyecto busca hacer es extender ese monopolio a 70 años POST MORTEM, o sea, que esos derechos van a pasar a los herederos (y tenemos hermosos ejemplos de herederos que le harían un favor a la humanidad pasando a mejor vida, como María Kodama), con lo cual ¿a qué autor se protege? ¿Cuántas obras va a crear un autor que está muerto desde hace 70 años? ¡Ninguna!

      En cambio, el público se va a ver privado de utilizar esas fotos por unos 150 años o más (dependiendo de cuánto tiempo viva nuestro susodicho autor). Parece que muchos de los que están comentando acá no están midiendo algo obvio.

      En este momento, todas las fotografías de la década del ’50, por mencionar un ejemplo, se encuentran en dominio público, es decir que son de libre utilización, sí, por las empresas periodísticas, pero también por todo otro montón de personas e instituciones que no tienen ningún ánimo de lucro. Muchas de estas fotografías son anónimas, o se desconocen quiénes son los titulares de derechos. Como el efecto de esta ley pretende ser retroactivo, lo que va a significar es que, como en Argentina no hay ninguna excepción para el derecho de autor, las bibliotecas, instituciones que se benefician con el uso sin ánimo de lucro de estas fotografías, entre otras, no van a poder digitalizarlas o difundirlas sin violar la ley, que además, establece las infracciones como un delito PENAL. Esta discusión se está convirtiendo en un montón de gente mirándose el ombligo sobre SUS supuestos derechos, sin capacidad de ver que los precede un ENORME, ENORME patrimonio fotográfico antes, del cual es imposible establecer la titularidad de los derechos. Y que 70 años POST MORTEM implica privatizar ese patrimonio a futuro para que en el mejor de los casos un heredero sea un pesado que no le deja usar el patrimonio a nadie; en el peor, que es la enorme mayoría, lo que va a significar es que ese patrimonio va a quedar guardado bajo las siete llaves del derecho de autor, sin poder utilizarse, sin saber a quién pedirle permiso, sin saber si se infringe la ley o no…

      Nosotros estamos bastante bien informados de las enormes consecuencias lesivas que las leyes de derecho de autor tienen para los derechos humanos, pero parece que lo contrario no puede ser afirmado de los que vinieron a comentar aquí…

      Saludos

  8. Lautaro dice:

    Desconozco la cuestión del trabajo de los fotógrafos, ¿los medios gráficos compran las fotografías y ellos se quedan con el derecho de explotarlas durante 20 años? ¿es así?

  9. Para mí el copyright debería ser a perpetuidad.

    • Fefu dice:

      Claro, Hans; así Walt Disney puede seguir cosechando sus millones de regalías en el 3015, cuando lo descongelen.

      Para mí, los monopolios sobre los derechos de copia (copyright) deberían ser otorgados por un período concreto desde la fecha de publicación. Ese monopolio *temporal* (no permanente) permitiría al artista *subsistir* en el ejercicio de su vocación. El factor tiempo es muy importante, porque debe ser suficientemente breve (uno o dos años) para no perjudicar el derecho (humano) de toda la población al acceso a la información, acceso a la cultura y libertad de expresión. Ningún derecho de un solo fotógrafo (ya sea profesional, aficionado o circunstancial) tiene más relevancia que el efecto multiplicador que genera el libre flujo de la riqueza cultural.

      No olvidemos que en muchos casos estaremos comparando el derecho de una corporación editorial contra el de la ciudadanía que le da su marco operativo.

  10. Maria Tosar dice:

    Hola! estoy haciendo un trabajo practico para la facultad sobre esta ley y las consecuencias de aplicarla en internet, ademas de cruzarla con el acceso a la información, ¿alguien dispuesto a contestar algunas preguntas por chat o mail? Gracias!!!

  11. soledad aznarez dice:

    Ya que tienen esta preocupacion con que se ¨privatice¨ el patrimonio fotografico, y parten de pensar que el trabajo de los fotografos es de todos.
    Necesito decirles que el compromiso, la formacion,la mirada propia y nuestro trabajo no es de todos, no es algo que se pueda disponer porque a alguien le parece. Somos trabajadores que por como es este mundo todavia necesitamos cobrar por nuestro trabajo y poder decidir la utilizacion de nuestro material. Tendrian que tener mas respeto por nosotros.

    ¿Porque nunca se acercaron a las asociaciones y agrupaciones de fotografos para exponer sus argumentos y tener un dialogo? Argra asociacion de la que formo parte, estuvo trabajando por equiparar nuestros derechos en la ley
    ¿Porque el video tan alarmante que muestran en la pagina no tiene una sola mencion a los autores? Antes de reclamar empiecen por respetar nuestro derechos.

Deja un comentario

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>