MS-OOXML: ¿compatibilidad hacia dónde?

En 2006, la Organización Internacional para la Estandarización (ISO) sancionó el estándar ISO/IEC 26300 (Open Document Format, ODF) para el almacenamiento e intercambio de documentos de oficina (procesamiento de textos, hojas de cálculo, filminas para presentaciones). Este estándar alberga la promesa de terminar la crónica pesadilla de compatibilidad que aqueja a estos documentos, que hasta ahora sólo pueden ser compartidos sin pérdida de información entre personas que usan idénticas versiones del mismo programa. ISO 26300 está gozando de amplia adopción, tanto por parte de usuarios como de implementadores.

Lamentablemente, uno de los implementadores, precisamente el que tiene mayor participación en el mercado, se niega a adoptarlo. Microsoft argumenta que ISO 26300 es insuficiente para representar fielmente el inmenso cuerpo existente de documentos codificados en formatos binarios de Microsoft Office. Por eso propone, a través de ECMA, el formato ECMA 376 (Office Open XML, OOXML) como estándar para la representación XML de dichos documentos.

Nadie duda de la utilidad de representar fielmente los documentos ya existentes, pero no debemos olvidar que una representación sólo tiene sentido si es posible interpretarla: los jeroglíficos egipcios sólo eran dibujos enigmáticos hasta el descubrimiento de la Piedra de Rosetta. (más…)