Vía Libre asistió a la presentación del policy paper sobre la convergencia desde una perspectiva de defensa de la competencia

El miércoles 25 de septiembre asistimos a la presentación que se hizo en la Comisión de Medios, Telecomunicaciones y Libertad de Expresión del Senado de la Nación del policy paper “La convergencia de medios, telecomunicaciones e internet en la perspectiva de la competencia: Hacia un enfoque multicomprensivo” que forma parte de la serie de Cuadernos de Discusión de Comunicación e Información de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura). Este paper complementa uno anterior sobre “Concentración de medios y libertad de expresión: normas globales y consecuencias para las Américas” de Toby Mendel, Ángel García Castillejo y Gustavo Gómez, que también invitamos a leer.

Los autores del documento son los especialistas en economía política de la comunicación, Martín Becerra y Guillermo Mastrini. En la presentación, Becerra y Mastrini hicieron una amplia revisión de los debates actuales acerca del rol y de los desafíos enfrentados por las autoridades de defensa de la competencia en lo que se refiere al complejo sector de los medios, telecomunicaciones e internet (el sector de la convergencia tecnológica).

Algunas de las observaciones y reflexiones que hacen en el documento son las siguientes:

  • El documento aborda la problemática de la defensa de la competencia en el sector de los medios, las telecomunicaciones e internet, y los autores hacen especial hincapié en que al momento de pensar la competencia o la falta de la misma, debe tenerse en cuenta la especificidad de la mercancía de la que se trata: comunicación y cultura. No son una mercancía más, sino que tienen injerencia en libertad de expresión y acceso a la cultura.
  • Al abordar la problemática de la defensa de la competencia, explican que la concepción tradicional es la que concibe la competencia desde los PRECIOS. Y se preguntan: ¿Cómo aplicamos esta concepción en el ámbito de las redes sociales cuando no hay precios?
  • En este sector, ante la falta de la competencia, cuestionan: ¿Qué pasa en términos de privacidad y manejo de datos?
  • En cuanto a las herramientas legales para regular, explican que este sector está huérfano de una regulación adecuada. En la actualidad, las regulaciones de medios se enfocan en cuestiones de contenidos, “cuotas de pantalla”, etc., mientras que las regulaciones de telecomunicaciones se enfocan en cuestiones de precios, neutralidad, infraestructura.
  • Ante un mercado globalmente concentrado, plantean como una obviedad que hace falta remarcar: “La competencia necesita de competidores”.
  • Los autores proponen como una posible mejora el hecho de que se diseñen organismos de defensa de la competencia específicos del sector de la comunicación y la cultura, y afirman que la intervención ex post (cuando el hecho ya fue consumado) de competencia NO SIRVE.
  • Además, aseguran que debe haber políticas de estímulo (que desde la concepción de defensa de la competencia catalogan como “anticompetitivas”) y debe haber una conciliación de políticas públicas que corrijan las distorsiones (proponen como ejemplo de esto a ARSAT para garantizar mayor conectividad en sectores que no son rentables para el mercado).

La conclusión de los autores en su trabajo: “La cualidad distintiva de la información, la comunicación y la cultura como recursos imprescindibles para el ejercicio de derechos ciudadanos coloca al problema de la competencia económica en los sectores convergentes de medios de comunicación y tecnologías infocomunicacionales como un asunto de política pública de primer orden. El desafío es conciliar derechos y cómo organizar, en consecuencia, la actuación de las autoridades para que la diversidad, el pluralismo, el acceso y la competencia cuenten con esfuerzos armónicos en pos del bienestar de la comunidad y de sus Integrantes”.

El documento pueden descargarlo acá: https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000370195/PDF/370195spa.pdf.multi

¡comparte!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *