Elogio del fraude flagrante

Los que dedicamos tiempo a difundir información acerca de los riesgos del voto electrónico (yo llevo más de 15 años y contando) nos encontramos con muchos obstáculos: desde los empresarios inescrupulosos hasta los políticos corruptos que los habilitan desde todos los partidos, pasando por los medios a los que la primicia y el resultado ya les importa mucho más que la integridad de la elección, la cosa es muy cuesta arriba.

Pero el peor de los obstáculos es, en realidad, que nuestro mensaje requiere aceptar una verdad muy contraintuitiva: que las denuncias de fraude son el indicador de un sistema electoral saludable.

¿Cómo?

La mayoría de las veces que hablo de voto electrónico con gente que no tiene experiencia en seguridad, la conversación fluye así:

Yo: El voto electrónico menos seguro que el de papel por <terabytes de argumentos>.
Interlocutor/a: ¿Pero vos viste las cosas que hacen con el papel? En las últimas elecciones <anécdota describiendo una maniobra flagrantemente fraudulenta, contada en primera, segunda o enésima persona>.

Lo que esta persona no tiene en cuenta es que la obviedad de la maniobra proviene de que fue hecha con papel, que todo el mundo entiende, y por lo tanto todo el mundo se da cuenta. La maniobra equivalente, ejecutada sobre bits, involucraría acciones más encubiertas e incomprensibles para el ojo no entrenado. El fraude existiría lo mismo, pero no habría anécdota para contar.

Sólo un puñado de especialistas podrían, quizás, tener alguna esperanza de detectar una maniobra fraudulenta. Pero por cierto: ¡el procedimiento mediante el cual podrían llegar a determinarlo es, para un lego, indistinguible del procedimiento necesario para hacer trampa!

Desde el punto de vista de ingeniería de seguridad, el enfoque es el siguiente: si estamos de acuerdo de que en toda elección existen actores que quieren hacer trampa, lo esperable es que haya denuncias. Si no las hay, hay que preocuparse: las trampas no dejaron de existir, simplemente no las estamos detectando.

Por cierto, si lo que queremos es solamente que los diarios no estén llenos de malas noticias, esconder la realidad es un camino, pero no necesariamente el más recomendable.

TrackBack URL

2 comentarios

  1. Para los que dicen que con voto electrónico no hay fraude:En Brasil revocan el mandato del gobernador y vice del Estado de Amazonia
    Antes que la justicia llegara a eso hubo una investigación por compra de votos por parte de la fórmula ganadora.

    Hay algo que me llama la atención de la investigación y que en el reportaje no se aclara:

    Ellos compraron votos con cosas caras: Una fiesta de egresados, arreglo de una tumba, etc..En ningún momento se comenta cómo sabían que el voto que habían comprado efectívamente había ido para ellos.

    Estamos hablando de políticos pagando, no tenían ninguna garantía?

    Saludos.

  2. Y una última opinión sobre el porqué puede no haber denuncias de fraude, por parte del que salió segundo en el caso de una elección ejecutiva, cuando hay voto electrónico :

    Dos casos que me llamaron la atención:

    1) Guga Lousteau cuando fue al segundo turno con Larreta, en un reportaje en Radio del Plata él dice:
    Hay cosas que son más importantes que poner en duda al sistema…

    La duda que me deja es: ¿Ser embajador en los EE.UU. habrá sido una de ellas?

    2) En una elección para gobernador en Brasilia hubo muchísimas irregularidades, al candidato que había salido segundo que era del PT (de Lula) le baja la orden el partido de que no chille, ellos querían negociar con el que supuestamente había ganado una alianza. (Algo parecido a Lousteau siendo embajador en EE.UU.)

    Guga Lousteau en Radio del Plata

    Una nota sobre el caso del PT no reclamando por la elección en Brasilia

    O sea, con voto electrónico es más fácil que los partidos políticos hagan sus negocios , no me jodas con la elección y te doy un carguito o te apoyo en el Congreso…Y nadie se entera.

Deja un comentario

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>