Elecciones en Estados Unidos: diversos reportes muestran problemas del sistema electrónico

En los EEUU se utilizan diversos sistemas electorales y el método de emisión y conteo es definido a nivel de condados. Es por esta razón que hay una enorme diversidad de metodologías de votación. Es parcial la utilización de máquinas de votación de registro directo mientras que en la mayoría de los condados se utiliza boleta única de papel con asistencia tecnológica para el conteo. También cuentan con un sistema informatizado de identificación y registro de votantes, ya que en ese país no sólo se vota de forma optativa sino que para hacerlo hace falta registro previo.

Veamos algunos de los problemas documentados por la prensa norteamericana durante la jornada electoral del 8 de noviembre.

Cambio de votos en Pennsylvania

Diversas fuentes confirmaron que un gran número máquinas de votación en el Condado de Lebanon, PA, sufrieron un grave problema de calibración que llevó a cambiar los votos de lista completa para el partido republicano al partido demócrata. La falla fue reconocida por las autoridades que inmediatamente llamó un ingeniero para resolver el problema.

Problemas para confirmar el registro de votantes en Carolina del Norte

En Carolina del Norte, en el Condado de Durham, la falla se produjo a primera hora cuando los sistemas de identificación informatizados fallaron en un 77% de los casos y obligaron a gestionar la habilitación para votar de manera manual.

Falla en el sistema de conteo con scanners en Michigan

Cuando las elecciones llevaban ya un par de horas en Michigan, las diversas cadenas de noticias comenzaron a recibir reportes de votantes preocupados por mal funcionamiento de las máquinas. En este caso, los scanners utilizados para contabilizar los sufragios mostraban fallas severas en diversas ciudades del estado como Detroit, Roseville, Sterling Heights, Novi, Holly entre otros distritos.

En este estado, los votantes emiten sus sufragios con boletas de papel pero son ellos mismos los que los pasan por los scanners de escrutinio para que sus votos sean efectivamente contados. La solución en el momento de falla fue dejar las boletas para ser contadas luego, lo que generó profunda incertidumbre sobre si estos votos fueron efectivamente contados al final del día y largas demoras en las colas de votación.


Caída masiva del sistema en Wilson, Tennessee

El comité electoral del Condado de Wilson reportó que todas las máquinas dejaron de funcionar de manera sincrónica a las 8:00 AM. Los reportes llegaron de diversos centros de votación y fueron todos confirmados por las autoridades.

Aquellas personas que debían votar a primera hora en ese condado fueron enviadas de vuelta a sus casas y se les prometió prioridad si volvían a votar luego de ir a trabajar. La solución inmediata que se implementó tras el incidente fue apelar al plan B: boletas únicas en papel.

Otros centros de votación reportaron serios problemas con las impresoras de votos. Phillip Warren, administrador electoral en Wilson dijo que las impresoras no estaban leyendo correctamente y que imprimieron mal los códigos de barras.

Vuelta al papel en Washington, Utah

Uno de los casos más rutilantes, que generó incluso repercusiones en las redes sociales de Donald Trump tuvo lugar en el Condado de Washington, Utah.

El problema se desató a primera hora cuando una falla en la programación de las tarjetas de memoria forzó enormes demoras en las colas de votación. La falla no fue detectada sino hasta que comenzó la jornada electoral. El gobernador del estado informó vía twitter que iban a apelar al plan de contingencia, es decir, votar con boletas de papel.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *