Elementos para una reforma del derecho de autor

Como parte del encuentro que se desarrollará mañana 10/10 en FLACSO Argentina, Ayacucho 555, a las 18 hs., Hacia una agenda propositiva para reformar el derecho de autor, desde Fundación Vía Libre preparamos un material de debate que creemos imprescindible a la hora de construir una agenda de reforma. Además del epílogo de Argentina Copyleft, que reproduce algunas de nuestras principales propuestas de reforma, hemos traducido un texto de Philippe Aigrain con 14 puntos para una reforma del derecho de autor. El documento se encuentra completo en PDF, aquí. A continuación ofrecemos un resumen de los 14 puntos.

Estos puntos constituyen una base a partir de la cual comenzar un diálogo que permita construir una serie de consensos sobre una futura reforma de las leyes de derecho de autor, y por lo tanto, merecen ser ampliados y discutidos con mayor profundidad.

Sin embargo, cualquier discusión debe estar orientada sobre la base de dos principios esenciales. En la actualidad, existe un desbalance entre los intereses comerciales, que se cristalizan en la protección desmedida establecida por tratados como ADPIC, y los intereses del público y los autores; corregir este desbalance exige la creación de un mecanismo positivo de resguardo de los derechos de participación en las ciencias y las artes, lo que incluye, pero no se limita a, el acceso no mercantil a los bienes culturales.

El segundo principio es que la propiedad intelectual no puede ser considerada un fin en sí misma, sino que debe estar subordinada a promover el interés común y por lo tanto, no puede constituirse como mecanismo que vulnere derechos tales como la libertad de expresión e información, el debido proceso, el derecho a la privacidad de las comunicaciones, el derecho a una vida digna, el derecho a la educación y a la cultura y a la diversidad cultural, entre otros, y cualquier reforma propuesta debe ser analizada bajo la óptica de todos estos derechos.

1. Reconocimiento legal para el intercambio sin fines comerciales

El intercambio de archivos sin fines comerciales a través de Internet debería estar amparado bajo una doctrina de agotamiento de los derechos exclusivos de los titulares, siempre que sea un intercambio entre individuos y que ninguno de ellos obtenga una ganancia a través de servicios como la publicidad.

2. Protección para los enlaces, hipervínculos y referencias

La creación de directorios de links a archivos digitales, esté o no ejecutada por actores comerciales, debe ser considerado una actividad legítima y amparada bajo las leyes de libertad de expresión e información en la esfera digital.

3. Excepciones sólidas para la investigación y la educación

Las prácticas de formación y de investigación deben estar amparadas legalmente, lo que incluye amplias libertades para usos de obras protegidas por copyright, independientemente de la naturaleza de estas. Además, estas prácticas de uso no deben generar derechos de compensación financiera de ningún tipo, sin importar si las utilizan instituciones o individuos. Las excepciones deben ser claras y no dejar lugar a interpretaciones ambiguas que condicionen a los usuarios.

4. Libre disposición de las obras huérfanas para las bibliotecas y los archivos

Las bibliotecas y los archivos deben tener una amplia libertad para poner las obras huérfanas (obras de las cuales se desconocen los titulares de derechos) a disposición del público en múltiples formatos, incluido el formato digital, otorgándole a todos la libertad de acceder a ellas y utilizarlas, sin generar derechos compensatorios y sin ambigüedades legales que las coloquen en posición de riesgo a la hora de disponibilizar las obras.

5. Libertad de usos colectivos sin fines comerciales

Las actividades colectivas sin fines de lucro juegan un rol esencial en el acceso al conocimiento y a la participación en la vida cultural. Estas actividades incluyen la ejecución pública de las obras en espacios tales como bibliotecas y museos, y deben estar amparadas en un marco similar al del intercambio sin fines comerciales.

6. Nuevas fuentes de financiamiento para la cultura digital, sus promotores y sus múltiples proyectos

En la actualidad, se pueden aplicar diferentes esquemas que contribuyan a sostener nuevos proyectos y organizaciones, permitiendo remunerar a los artistas y autores cuyas obras son difíciles de rentabilizar pero al mismo tiempo son socialmente valiosas. Las políticas públicas deben explorar, construir y probar distintos esquemas de incentivo de las artes y la cultura que no generen privilegios monopólicos.

7. Términos justos para los contratos de edición y distribución

En la actualidad, los contratos se rigen por “usos y costumbres”, que incluyen en la mayoría de los casos condiciones leoninas de cesión de derechos, que muchos editores y distribuidores imponen a los autores y artistas. Es necesario definir condiciones equitativas para los autores, los colaboradores y el público, que establezcan claramente los límites contractuales y el agotamiento de los derechos.

8. Lucha preventiva contra los monopolios de distribución

Las fusiones de distintas empresas de distribución, tanto en su versión analógica como digital, generan condiciones inequitativas en dos sentidos: para los autores, porque reduce su capacidad de visibilizar su obra a través de canales alternativos y de negociar mejores contratos; y para el público, porque los obliga a pagar precios monopólicos sobre las obras. Esta situación debe evitarse a través de mecanismos de defensa de la competencia y del desarrollo de iniciativas locales de distribución de contenidos.

9. Reforma de las organizaciones de gestión colectiva

Las sociedades de gestión colectiva tienen actualmente un carácter monopólico que lesiona la libertad de los autores de elegir a sus representantes. El mecanismo de gestión colectiva por repertorio, prácticamente único en el mundo, debe cambiar hacia un mecanismo de gestión colectiva por asociación. Los mecanismos de administración deben ser más transparentes y los costos de administración no deberían superar los porcentajes de otros organismos recaudatorios similares, además de estar sujetos a la contraloría de terceros independientes.

10. Control sobre la contaminación visual de la publicidad

Es cierto que la publicidad en Internet es un excelente medio para que los artistas y autores generen ingresos por las obras que publican. Sin embargo, debe estar regulada de modo tal que no incite al engaño de los usuarios, quienes deben poder bloquearla si así lo desean con algún software específico.

11. Aplicación efectiva de las normas de neutralidad de la red

El desarrollo de una cultura digital amplia, rica en contenido y sostenible en el tiempo necesita de una infraestructura técnica que acompañe a este desarrollo. No sólo debe ser una estructura abierta y libre, sino que debe evitar también: la formación de monopolios que dominen el mercado; la proliferación de dispositivos cerrados que impidan eludir medidas técnicas de control; la discriminación contra los protocolos, las aplicaciones o las fuentes; el filtrado y la censura.

12. Registro obligatorio o Copyright 2.0

El mecanismo de “protección automática” formalizado en el Convenio de Berna hace que miles de obras queden huérfanas (titulares que se desconocen), agotadas por falta de interés comercial o imposibles de ser reutilizadas en nuevos contextos, además de generar rentas injustas para personas que no han participado en la creación (como herederos o editores). Se deberían generar mecanismos de registro renovables en el tiempo, y debería permitirse por defecto la reproducción y adaptación de obras publicadas en el entorno digital, salvo que se aclare lo contrario.

13. Reforma impositiva para el financiamiento de la cultura

Cualquier reforma impositiva debe analizar los campos donde la intervención de la acción pública es clave para garantizar la sustentabilidad cultural. La intervención pública debe estar orientada a contribuir a las condiciones básicas de las actividades culturales: preservar, hacer disponible y utilizable la herencia cultural, y hacer posible que proyectos y estructuras costosas existan. Es necesario que toda reforma impositiva tenga en cuenta ese factor: la intervención de la acción pública positiva es clave para garantizar la sustentabilidad cultural. No obstante ello, estos mecanismos de financiamiento no pueden implicar, ni basarse en, el cercenamiento de otros derechos, tal como ocurre hoy con el dominio público pagante.

14. Legislación positiva para el dominio público y los bienes comunes voluntarios

Cualquier medida de ampliación de los plazos de monopolio sobre las obras, de los alcances del derecho de autor o de mayor restricciones de acceso a las obras debe ser analizada bajo la lupa de los derechos culturales que resultarían vulnerados por tales medidas. Hace falta para ello, también, revertir la situación donde el dominio público es considerado como una falla del mercado o una tragedia y donde los bienes comunes son considerados como un territorio que todavía no ha sido privatizado, así como las prerrogativas de los usuarios son concebidos como una tolerancia que el titular de los derechos ha consentido porque todavía no ha encontrado las formas de aniquilarlas.

TrackBack URL

8 comentarios

  1. […] internet. El marco propuesto por Via Libre y FLACSO se basa en un [documento de Philippe Aigrain](https://www.vialibre.org.ar/2013/10/10/elementos-para-una-reforma-del-derecho-de-autor/) que propone catorce puntos importantes a tener en cuenta cuando se piensa en una Ley de Propiedad […]

  2. […] unos días fuimos a un debate organizado por Via Libre, sobre reforma de la ley de propiedad intelectual. Estuvo entretenido, […]

  3. Ana Montes dice:

    Por qué cambiar el sujeto de la Ley 11 723 y no crear una ley especifica para los internautas y adecuar a esas necesidades la 11 723? La experiencia dice que en toda latinoamerica se ha ido abriendo la Ley de propiedad intelectual que protege a personas fiojas para darle entrada a las personas jurídicas. Se le hace creer a la gente que internet es gratis cuando desde el negocios de los servidores hasta el monto de negocios que se manejan en la red es fabuloso. La ley protege a los creadores y sus obras y en la presentación en Flacso constaté que nuestras temáticas no estaba suficientemente analizadas, las practicas profesionales y los abusos no eran contemplados. o se tomaban de manera secundaria. Hasta la aparición de la declaración de los Derechos del hombre los artistas no tenían otra opción que la vida en las cortes. Pueden burlarse de la propiedad de bienes “intangibles”, pero el mundo interno del autor, sus fantasmas y vivencias, acompañadas de su afán por comunicar la experiencia vital y de expresarse no pueden entregarse a la voracidad de quiénes le dan soporte a la obra y la explotan. Ya en estos momentos quienes monopolizan la industria audiovisual argentina están registrando sus productos como personas juridicas en USA. Se están salteando nuestras leyes, basados en el acoso y el abuso que estamos sufiendo por que Argentores no cumple con darnos protección. La Ley viene a facilitarles el trámite? Soy usuaria de internet y como autora estoy de acuerdo que se tenga acceso libre…Pero habrá acceso libre a Neflix donde las productoras argentinas están vendiendo nuestras obras? Estas y otras tantas preguntas me despierat el hackeo de la Ley 11723 y la reflexión de quién debería proteger nuestros derechos. Argentores, que al decir de Julio Raffo, expresó, dejen un plato de comida en la mesa del autor. A veces nos creemos que avanzamos y estamos retrocediendo hasta el medioevo. A veces creemos que vamos por el bien y el daño que hacemos a un grupo históricamente vulnerado es terrible. Por algo la protección figura en la primera declración de los derechos del hombre, por algo integra el elenco de Derechos humanos, por algo tiene origen constitucional y una Ley en particular. Se que es dificil en un fascismo de capital pensar por uno mismo pero en este caso valdría la pena, analizar desde la ética y el derecho lo que se proponen.

  4. […] amigos de Via Libre han traducido los 14 puntos base para una reforma del derecho de autor que hizo Philippe Aigrain. […]

  5. […] El pasado jueves 9 de octubre tuvo lugar en la FLACSO el primer debate para discutir los “14 puntos para reformar el derecho de autor”, con los cuales se intenta establecer límites más claros al copyright para que éste no se interponga al funcionamiento libre de Internet y el acceso a la cultura. […]

  6. […] below text is a loosely translated summary of the points from the Spanish summary of the proposal. You can find the full version of the text in English [pdf], French [pdf] and […]

  7. […] debate, cuyo resumen presentamos a continuación, giró alrededor de un texto de Phillippe Aigrain, “Elementos para una reforma del derecho de autor”, traducido por Guido Gamba y Evelin Heidel, de Fundación Vía Libre, y reunió alrededor de una […]

Deja un comentario

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>