Repudio al procesamiento de Taringa!

El Consejo Directivo de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, acaba de aprobar hoy, por unanimidad, el expediente 873723/2011 de repudio al procesamiento de Alberto Nakayama, y los hermanos Matías y Hernán Botbol.

Reproducimos a continuación la declaración del Consejo Directivo.


VISTO:

Las recientes noticias respecto de la confirmación del procesamiento Alberto Nakayama, y los hermanos Matías y Hernán Botbol, confirmado por la Cámara del Crimen con las firmas de Marcelo Lucini y Mario Filozof, donde se los acusa de haber subido libros a Internet en 12 oportunidades al sitio web Taringa!

La resolución 855.653/09 en rechazo al procesamiento del Profesor Horacio Potel, aprobado por este Consejo Directivo, y acusado por las mismas causas que Taringa!;

CONSIDERANDO:

Que Taringa! no se encarga de subir ningún tipo de contenido a la página y que sólo provee la plataforma para que los usuarios intercambien contenidos, noticias e informaciones de cualquier tipo;

Que el material, tal como explica la defensa de Taringa!, no está alojado en los servidores de Taringa! y/o en servidores argentinos;

Que el procesamiento criminaliza prácticas socialmente aceptadas como el intercambio de contenidos a través de Internet;

Que la mayoría de los libros por los cuales se inició el juicio fueron retirados en el momento en que se hizo la denuncia a través de la sección de denuncias del sitio;

Que entre los demandantes, se encuentra Daniel Divinsky, de Ediciones La Flor, tenedora actual de los derechos de autor de Rodolfo Walsh y la tira cómica “Mafalda”, que deberían ser consideradas de dominio público por su importancia social y cultural y no ser utilizadas para entablar juicios contra aquellos que proveen de plataformas de intercambio;

Que la ley de propiedad intelectual 11723 es de 1933 y no contempla la realidad actual en lo que hace a las nuevas tecnologías y es necesario su modificación y la despenalización de la copia a través de Internet;

EL CONSEJO DIRECTIVO DE LA FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS DECLARA:

ARTÍCULO 1: Repudiar enérgicamente el procesamiento a Alberto Nakayama, Hernán Botbol y Matías Botbol y exigir su inmediato desprocesamiento por la causa Taringa!

Artículo 2: Expresar su solidaridad con Taringa!

Artículo 3: Rechazar toda forma de persecución y criminalización de la difusión desinteresada y sin fines de lucro de material bibliográfico.

Artículo 4: Regístrese, comuníquese a los interesados, al Consejo Superior de la Universidad de Buenos Aires, a la Cámara del Crimen, a la Cámara de Diputados y a la Cámara de Senadores y cumplido, archívese.

TrackBack URL

24 comentarios

  1. Apuesto a que los libros publicados por los miembros del conseo dicen “reservados todos los derechos” y “prohibida su copia”.

    El concepto de que porque una obra es exitosa deja de merecer igual protección legal que las menos exitosas (como mencionan Mafalda) es una aberración.

    Y leer, escrito por el consejo de la facultad de filosofía y LETRAS “Que la mayoría de los libros por los cuales se inició el juicio fueron retiradas …” ignorando la elemental concordancia de género me hace perder, un poquito más, mi fé en la humanidad.

    • scann dice:

      ¿Y “conseo” en vez de “consejo”? Probablemente lo de “retiradas” en vez de “retirados” haya sido un error de las mismas características, ¿no? Pareciera que usted se ahoga en un vaso de agua, si por un error de tipeo pierde su fe en la humanidad.

      El Consejo está conformado por tres claustros bien distintos. Muchos de ellos sí publican en efecto sus libros con Creative Commons, por ejemplo, y muchos de ellos no. A los que no, por cierto, no se les ocurre ir por la vida haciéndole juicio a la gente que enlaza en Internet.

      Lo de Mafalda está perfecto. Nótese, por otra parte, que no dice “las obras exitosas”, sino que destaca el interés social y cultural de dichas obras. ¿Acaso el Estado no puede expropiar cuando evalúa que hay un interés público sobre una propiedad determinada? Estamos frente al mismo caso. El Consejo considera que el uso irresponsable de una obra tan importante a nivel cultural y social merece considerar que se le quite la titularidad de los derechos a su editor. Podrás no compartir esa opinión, pero de ahí a llamarlo “aberración” hay un paso enorme. Aberración es lo que escribieron los jueces de la Cámara del Crimen, quienes no entienden cómo funciona Internet pero pretenden operar sobre ella. El Consejo entiende sobre este tema y opina, lo que por otra parte no tiene nada de malo.

      Saludos

      • Resulta que no soy el Consejo de la Facultad de Filosofía y Letras, y esto es un comentario en un blog, no una resolución del Consejo antes mencionado.

        En cuanto a lo de Mafalda, la única manera de que eso fuera posible sería expropiarla. Si no, por el principio de igualdad ante la ley, lo que dice el Consejo es una pavada, porque todos los autores tienen los mismos derechos, aunque hagan cosas “importantes”. Si no, estamos castigando a los que hacen cosas “importantes”. Y eso es directamente perverso.

        ¿Uso irresponsable? ¿Reclamar por los derechos que el propietario cree que la ley le asigna es un uso irresponsable? Como mucho podrá ser un uso equivocado, pero irresponsable, ¿y castigarlo quitándole el derecho? Eso me parece una barrabasada aún peor que lo que dice el Consejo. Es darle al estado una atribución que nunca tuvo para aplicarla ad-hoc sólo porque a ud. (y al consejo) se le canta.

        Y no, por lo que leo, el Consejo no tiene la más mínima idea de como funciona Internet tampoco.

        • Fede dice:

          Roberto, de vos espero trolleadas más inteligentes que criticar un error de tipeo 🙂

          Respecto de tus argumentos con sustancia, vamos a necesitar argumentos más sólidos que simples afirmaciones como “es una pavada“, y evitar los hombres de paja.

          Por ejemplo, la resolución no dice que las obras exitosas merecen menos copyright que las no exitosas. Sólo se escandaliza de que esas obras no sean aún parte del dominio público, pese a que ya pertenecen más al público que a su autor. Es un argumento filosófico, que no viene del derecho penal sino de la filosofía del arte y de los derechos humanos, en particular del derecho al acceso a la cultura.

          Y sí: intentar aplicar a los individuos una ley que estaba pensada como regulación industrial para las editoriales es un abuso del derecho. Si bien tu interpretación de la 11.723 es la más difundida, hay otras. El último libro de Raffo, por ejemplo, argumenta convincentemente que no es correcto aplicar esa ley a las reproducciones por Internet.

          • Federico, estás partiendo de lo que pretendés apoyar. Si afirmás de entrada “ya pertenecen más al público que a su autor” entonces obviamente que lo que dice el Consejo tiene sentido. Pero esa afirmación que hacés sale de adonde? Sale de una interpretación filosófica.

            Entonces, sí, si uno acepta esa filosofía como una descripción de la realidad, y por lo tanto afirma que Mafalda cambió de dueño, las cosas cierran. Pero eso es materia, por lo menos, discutible.

            Desde ya que Quino no está de acuerdo, ya que ha prohibido el uso de Mafalda en muchas ocasiones, aún antes de que le vendiera el derecho de edición y reproducción (a cambio de plata!) a Ediciones de la Flor. Si vamos a decir que Mafalda era del pueblo, entonces Quino lo curró a su editor?

            Porqué Mafalda pertenece al pueblo y no Clemente? Porqué no pertenecen al pueblo los libros de este catálogo que publican en Filo?

            http://www.filo.uba.ar/contenidos/secretarias/publicaciones/catalogos/cont/Interior_catalogo_filo.pdf

            No me parece que uno pueda partir de una filosofía o una interpretación personal y con eso dictar las acciones de los demás. Somos una sociedad con leyes. Si las leyes no nos gustan, hay que tratar de cambiarlas, no de ignorarlas. Y mucho menos hacer como proponen en esta declaración, ignorarlas para algunos porque nos place.

            • scann dice:

              No pertenecen al pueblo, primero, porque todos sabemos que la facultad de filosofía y letras es un antro elitista que jamás podría producir algo apropiable por el pueblo; y, segundo, porque se está trabajando precisamente sobre eso. Este tipo de declaraciones van en ese sentido. Y algo que empeora aún más la situación de Filosofía y Letras es que esos libros se producen con fondos públicos. Yo estoy totalmente de acuerdo con lo que decís a ese respecto, pero no puedo contestarte más que se está trabajando sobre ese tema. Ahora, conste que la Facultad jamás iría a hacerle juicio a alguien por subir alguno de sus libros a Internet.

              Y, por cierto, todas las leyes tienen filosofía, incluso las leyes de propiedad intelectual. De lo que se trata es de quién gana en la disputa simbólica en un momento determinado de la humanidad.

              Saludos!

            • Fede dice:

              ¿Perdón, me estás diciendo que si uno parte de premisas diferentes, llega a conclusiones diferentes? ¡Esa sí que es una sorpresa! 🙂

              Por supuesto que las premisas son materia discutible. Pero entonces lo de FFyL no es “una pavada”, sino simplemente la conclusión lógica a la que llegás partiendo de premisas diferentes a las que planteás vos.

              Ambos juegos de premisas, por cierto, son ampliamente discutidos y elaborados en muchos lados. Vía Libre misma ha hecho un humilde aporte a esa discusión con algunos de nuestros libros, pero si preferís algo más profundo desde la filosofía del derecho, capaz que te interese Derecho autoral. Hacia un nuevo paradigma, de Julio Raffo.

              Es correcto que no se debe imponer una filosofía personal a los demás… pero eso va en ambos sentidos. La idea de que los autores son “dueños” de sus obras no es menos personal que la de que sus derechos sobre ellas son mucho más limitados que eso.

              Así, la manera de refutar esa filosfía no va por el lado, de “¡Ah, pero eso es lo que vos pensás!”, sino por encontrar huecos en el argumento. Quién lo piensa es irrelevante.

              • Es que el vicio lógico es que tu premisa es exactamente lo mismo que estás tratando de probar: “Mafalda es patrimonio del pueblo, entonces Mafalda es patrimonio del pueblo”.

                Si vamos a hacer un análisis de eso, tenemos que partir de “(a) hay algunas cosas que son patrimonio del pueblo y otras no” o de “(b) todo es patrimonio del pueblo”.

                Si partimos de (b) es muy fácil: no es cierto porque la ley dice que no es así, y somos una sociedad regida por leyes. Cuando cambie la ley, cambiará eso.

                Si partimos de (a) es muy fácil: Mafalda no es patrimonio del pueblo porque el autor le vendió los derechos a Editorial de la Flor.

                En ninguno de los dos casos se llega a “Mafalda es patrimonio del pueblo”. Entonces el vicio de tu lógica es que es un ciclo cerrado, flotando en el aire, desconectado de la realidad tangible.

                Mejor? 😉

                • Fede dice:

                  No, no es mejor, porque estás simplificando mi argumento para que sea más fácil refutarlo. ¡Malo! 🙂

                  Te estoy diciendo que Mafalda debería estar en el dominio público porque es un caso particular de un argumento mucho más amplio, enraizado en la filosofía de la cultura y en la de los derechos humanos, que dice que la cultura sólo es tal en cuanto es compartida, que la aceptación del público y su difusión (sí, también la no autorizada) recrea la obra transformándola en otra, y que todos tenemos derecho a participar de la vida cultural aún por fuera de los circuitos comerciales.

                  Lo que estamos poniendo en duda no es si es justo que Mafalda esté restringida de la manera que está, es sólo un caso particular de la puesta en duda de general de si nuestra legislación de derechos de autor es justa. Creo, junto con otros, que hace abundantemente más daño que bien. He escrito, y otros lo han hecho mucho mejor que yo, los fundamentos de esta posición. Estás trivializando esos argumentos, sin refutarlos (¿y quizás sin siquiera conocerlos?).

                • scann dice:

                  Sólo quiero aclarar que la declaración de Consejo Directivo no dice eso que estás diciendo. El dominio público es una figura legal, lo que está diciendo la declaración es: “por el valor que tienen estas obras, deberían estar en dominio público (pero NO lo están), o por lo menos no ser usadas para encarcelar gente”. Por “dominio público”, por cierto, no se refiere a “patrimonio del pueblo”, sino a esto: http://es.wikipedia.org/wiki/Dominio_p%C3%BAblico

                  Podés no estar de acuerdo, su redacción puede no ser del todo acertada, pero no es descabellado ni una aberración, que era eso lo que discutíamos.

                  Saludos

                  • Martín dice:

                    Solo quería poner en conocimiento que se está trabajando en una Ley que obliga a las editoriales de las Universidades Nacionales a poner todas sus obras accesibles a texto completo por Internet. De esta forma, todas las investigaciones serán de dominio público ya que tanto los materiales para realizarlas, como la posibilidades de los investigadores de acceder a la información, se realizan gracias al aporte de todos los ciudadanos.

                    Con respecto a la propiedad de un libro, personaje o lo que sea, nadie, ni Quino, publicó algo sin basarse en ideas o estudios previos lo cual es equivalente a compartir la información. Solo que se trata que el conocimiento se democratice, se socialice para que todos puedan tener acceso a él en igualdad de condiciones.

                    La era del capitalismo ya terminó y este esta dando sus últimos coletazos antes de morir. Ahora es una nueva era donde el paradigma es la socialización. O sino ¿por qué las redes sociales se masificaron tanto? Todas son señales del cambio de época. Es difícil cambiar uno cuando ya se estaba “programado” con las formas antiguas, pero no hay que negar el futuro cuando esta sobre nosotros sino terminaremos por chocarnos contra él.

                    El conocimiento es patrimonio de la humanidad.

                    • scann dice:

                      Hola,

                      Esa ley que mencionás es la que presentaron Kunkel y varios? La diseñada por Paola Bongiovani? Si es así, no obliga a las editoriales universitarias a hacer eso que mencionás, más bien habla de la producción académica de los docentes e investigadores. Sé que la distinción puede parecer nimia pero de hecho no lo es. Las editoriales universitarias no necesariamente publican todo lo que se produce adentro de la universidad; la ley propuesta por Kunkel tiene, de hecho, mucho más alcance que una de editoriales universitarias (que suelen ser bastante más pequeñas).

                      Por otra parte, no veo por qué debería restringirse a las universidades. El cine y las editoriales en general están fuertemente subsidiadas. La ley debería incluir todo aquello que reciba fondo y/o subsidio público, aunque sea sólo una parte del presupuesto general. Las producciones de Radio y Televisión Pública no deberían quedar sujetas al derecho de autor de León Gieco.

                      Saludos

        • scann dice:

          Nadie habló de castigar a los autores. Divinsky no escribió nada, es el editor de Rodolfo Walsh, quien por otra parte está muerto desde hace al menos unos 30 años, por lo que no veo cómo solicitar que las obras de esos autores que él edita estén en el dominio público disponibles para todos pueda ser un “castigo”. En todo caso, tenemos ideas divergentes de lo que es el castigo. Como mucho le puedo conceder que el concepto está mal expresado (debería haber hablado directamente de la expropiación).

          Es un uso irresponsable de los derechos utilizar la vía penal para esta causa. Estamos hablando de la libertad de tres personas (con una pena de hasta 6 años de prisión, y por lo tanto, una pena no excarcelable) por subir archivos a Internet. Podrían haber utilizado la vía civil. Sí, es irresponsable. Y una de las razones para la expropiación es el uso irresponsable. Le comento que en la Legislatura Porteña se está debatiendo, por ejemplo, un proyecto de ley que imponga multas para los inmuebles que estén vacíos y sin ser alquilados, como forma de prevenir que los inmuebles sean utilizados como resguardo de valor. Claramente eso es el Estado y eso es un castigo a la irresponsabilidad de los propietarios. No veo por qué si puede plantearse en múltiples campos, no pueda plantearse también en este.

          Raffo de hecho en su último libro que menciona Federico habla precisamente de esto, del abuso del derecho. Le recomiendo su lectura.

          Saludos

  2. […] Repudio al procesamiento de Taringa! « Fundación Vía Libre. Rate this: Compartir es bueno :-)FacebookTwitterMásImprimirLinkedInStumbleUponRedditDiggCorreo electrónicoLike this:LikeBe the first to like this post. […]

  3. Para los que digan “esto es el editor de Mafalda, no el autor”: el autor está totalmente de acuerdo con que existen derechos de autor y está prohibido el uso no autorizado del personaje: http://periku.wordpress.com/2005/09/17/quino-y-el-uso-indebido-de-mafalda/

    • scann dice:

      Pero eso es claramente un tema de derechos morales. Acá se está discutiendo otra cosa.

      Saludos

      • Una vez que aceptamos que el autor de un trabajo tiene mas derecho que los demás, el resto es cuestión de grados.

        • scann dice:

          Más derecho que los demás a qué?

          Con ese criterio, los obreros deberían vivir en las casas que construyen, en vez de ser explotados a sol y sombra para construir casas en las que no vivirán jamás. Por qué los artistas son unos privilegiados que pueden explotar una renta (dado que si es propiedad, no es trabajo) por haber trabajado una vez en su vida, mientras que el resto no?

          Saludos

  4. Juan Manuel dice:

    Qué lindo que se puso el debate. Debo reconocer que si es una trolleada Robertito, caí como un caballo 🙂

    Voy a aportar mi granito de arena: no se supone el derecho de autor está pensado como una concesión temporal de derechos (el más importante y por el que todo mundo patalea vendría a ser el de explotación) al autor de una obra, a fines de estimularlo para que cree más obras? Si es así, creo que las palabras claves en esa definición son “concesión”, “temporal”, “autor”, “estimularlo” y “más obras”. Es una concesión temporal (podríamos debatir ad infinitum la parte de concesión, pero vamos a dejarlo ahí), o sea que no debería durar para siempre. 70 años luego de la muerte del autor se asemeja bastante a una eternidad en mi opinión; al menos se que no voy a ver en vida muchas de las grandes obras hoy publicadas en el dominio público, lo cual es, cuando menos, triste y hasta injusto. Y a fin de cuentas, si cada vez que está por llegar el momento en que muchas obras “importantes” entran en dominio público, extienden nuevamente ese plazo “temporal”, menos aún es temporal sino infinito. Como segundo punto importante, el fin es el de estimular al autor (no así al derechohabiente); si bien el derecho de autor es transferible, no debería serlo, o al menos ganar limitaciones una vez transferido, ya que el nuevo derechohabiente no es el autor original de la obra. Como último punto importante, “estimularlo” y “más obras”: creo que en ningún lado de esa definición cae lo que acá llamaron “abuso del derecho”. Ninguna nueva obra se está creando en ese proceso.

    Por cierto, me parece un castigo mucho más grande la privación de la libertad de una persona que la remoción de los derechos de autor a un derechohabiente (que en estos casos, en términos estrictamente morales, y hasta éticos quizás, los derechohabientes no son los autores originales de la(s) obra(s). Más allá de que estén o no amparados por la ley, bien podríamos describirlos como vampiros más que como derechohabientes).

Responder a Martín

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>