¿El Senador Pichetto leyó su propio proyecto de ley?

La votación de la ley de Canon Digital finalmente no se realizó hoy en el Senado. Según el Senador Pichetto, esto responde a que han “escuchado la multiplicidad de voces que se plasmaron recientemente en el ciberespacio.” El comunicado del Senador da a entender, sin embargo, que oyeron las voces pero no prestaron demasiada atención a lo que decían, porque sigue:

[…] es imprescindible encontrar un punto de equilibrio entre la libertad de la cultura y las herramientas digitales y las demandas de la esfera internauta y el derecho de los artistas a defender la propiedad intelectual de sus obras, que es vulnerada de manera agresiva por el sistema de copias.

Ya es difícil saber a qué se refiere exactamente Pichetto cuando habla del “sistema de copias”, pero más difícil aún es comprender qué tiene que ver ese párrafo con la ley que propone, cuyo Artículo 1 reza:

ARTICULO 1: Las obras dramáticas, musicales y audiovisuales, incluyendo las cinematográficas y los fonogramas, pueden ser reproducidas por una persona física sin la necesaria autorización de sus titulares, siempre que se realice una única copia y la misma:

  1. se efectúe para uso privado y personal del copista;
  2. no sea objeto de utilización colectiva ni lucrativa;
  3. se efectúe a partir de un ejemplar legítimamente adquirido, o de un acto de comunicación al público debidamente autorizado por los respectivos titulares de derechos involucrados.

El alcance de esta excepción al derecho exclusivo de reproducción es de interpretación restrictiva a los casos previstos en esta ley y en ningún caso su ejercicio podrá extenderse a otros usos, ni afectar la normal explotación de la obra, ni causar un perjuicio injustificado a los intereses legítimos de los titulares de derechos.

En otras palabras, el proyecto de Pichetto no tiene nada que ver con “la esfera de los internautas”, no estamos hablando de descargas por Internet, sino de subir a mi celular o a mi computadora una canción de un CD por el que ya pagué. El supuesto perjuicio que esta ley pretende “compensar” es que la gente no compra las obras de nuevo para cada uno de los dispositivos que usa.

En realidad, es peor que eso. Sigue el proyecto de Pichetto:

Las eventuales medidas tecnológicas de protección eficaz adoptadas por los titulares de derechos sobre las obras comprendidas serán plenamente válidas sin perjuicio de la excepción establecida en el presente artículo, quedando incluidas dentro de las mismas las tecnologías, dispositivos y componentes que de acuerdo con su normal funcionamiento están destinadas a impedir o limitar actos no autorizados.

Este párrafo es, por supuesto, incomprensible si uno no sabe que “medidas tecnológicas de protección eficaz” es la manera elegante de decir “mecanismo anti-copia”. En Castellano, dice que por más que el Canon te esté cobrando por un derecho de copia privada que ya tenías, los editores lo mismo pueden publicar sus obras con mecanismos dedicados a impedirte copiar. Va de nuevo: te cobran por un derecho que ya es tuyo, y al mismo tiempo dan permiso para entorpecerlo.

En estos términos, Sr. Senador, permítanos señalarle que no hay punto de equilibrio que encontrar. La copia privada es, como su nombre lo indica, un acto privado, y por lo tanto constitucionalmente exento de legislación. El proyecto es una inaceptable intromisión en la esfera privada de las personas, y por lo tanto no hay margen de negociación: simplemente debe ser retirado.

TrackBack URL

9 comentarios

  1. Paulo Toro dice:

    No seria el primer senador/diputado que no lee los proyectos que presenta. Pinedo es otro que se contradice cuando habla de los proyectos que presenta.

  2. Juan dice:

    Es un impuesto ya que incluye un 5% para el fondo nacional de las artes, no tiene límite temporal, el proyecto no especifica como se calcularon las alícuotas ni los porcentajes de distribución.

    El impuesto graba a los aparatos médicos, a los routers y otros dispositivos que tienen su programa en memorias flash, las cintas de
    backup y otros dispositivos o medios que dificilmente se usen para copiar “obras” artísticas.

  3. Alejandra dice:

    Si estoy embarazada y quiero grabar la ecografía…. tengo que pagar un canon? Por otro lado, dado que puedo copiar un libro en cualquier papel, ya sea fotocopiando, imprimiendo o de forma manuscrita…. habrá canon al papel?….. Y si se me dá por cantar una canción con copyright en la ducha, a quien le pago el canon? se lo pondrán al aire? Tan ridículo como lo que están planteando nuestros honorables Senadores.

    • Juan dice:

      “Si estoy embarazada y quiero grabar la ecografía…. tengo que pagar un canon?”

      -Sí.

      “Por otro lado, dado que puedo copiar un libro en cualquier papel, ya sea fotocopiando, imprimiendo o de forma manuscrita…. habrá canon al papel?…”

      -No … por ahora. Creo que el proyecto de Pichetto no contempla las fotocopias, como sí lo hacía el de Bortolozzi. Pero en España sí se cobra el canon a fotocopiadoras. Así que ya llegará acá. Y si se cobra a las fotocopiadoras ¿por qué no al papel, del mismo modo que se cobraría a las grabadoras de dvd y a los dvd?

      “Y si se me dá por cantar una canción con copyright en la ducha, a quien le pago el canon? se lo pondrán al aire?”

      -Ya se les ocurrirá algo. Son muy creativos nuestros “honorables” senadores, y más aún nuestros empresarios, sobre todo si de ganar plata sin invertir nada se trata.

  4. Cpt. Swing dice:

    Suponiendo, y ya es mucho suponer, que el proyecto sea suyo (y de Rubén Giustiniani, senador por Santa Fe y presidente del Partido Socialista; por favor, no le quitemos mérito a ver si nos demanda por falta de atribución) está claro que no lo leyó. Ni siquiera lo leyó alguno de sus asesores con un número de neuronas mayor o igual a dos; porque de lo contrario hubiera sabido que todo lo que ha hecho es absolutamente al gas (no diré al pedo para conservar las formas). ¿Por qué? ¡Adivina, adivinador! Te dejo una pista… Constitución Nacional, artículo 52.>:)

  5. Alejandro dice:

    Esto responde una vez mas a los intereses corporativos de algun grupo de poder que intercambia favores con el Sr. Pichetto. Es triste que quieran legislar en contra de los intereses de la poblacion, que somos quienes los votamos para que nos representen (aunque terminan haciendo lo que se les antoja).

  6. jurasico dice:

    Este proyecto de ley YA FUE VETADO EN EUROPA ¿porque insisten sobre lo mismo? ¿es que acaso no son las mismas empresas las que presionan a los gobiernos de ambos lados del atlantico? Lo que proponen no solo es ilegal, tambien es abusivo! es como que nos metieran a todos en prision solo “porque en algun momento puede delinquir”!

  7. sorros dice:

    Lamento decir que la responsabilidad tambien es nuestra. Hay suficiente software libre por ejemplo el libre office, pero seguimos usando el office crackeado. Hay sistemas operativos gratuitos de amplia variedad en Linux y seguimos usando Microsoft. Hay páginas como Jamendo llena de muy buena música de artistas que no les interesa vender sus discos, pero seguimos escuchando a Shakira o los Rolling Stones porque está el estúpido prejuicio de “y a esos quién los conoce” como si hiciera falta que nuestro vecino gustara de esa música.

    Si la masa de “internautas” que, somos personas que estamos frente a una PC ni mas ni menos, nos volcaramos a toda la gama que desdeña el dinero y la ganancia, eso sería un verdadero mensaje para los mercaderes y los títeres en el senado.
    Y no lo digo yo nada más, sino el mismo Alvin Toffer (reconocido propagandista de la economía de mercado) con su definición de “prosumidores” que según él es una nueva clase de no consumidores que desarrollan y hacen cosas fuera del mercado y que este no los tiene en cuenta aún, y debería hacerlo.

    Es como dijo Sabato en La Resistencia, creo, su último libro: Hay que dejarlos solos. Dejarlos con sus juegos de dados y leyes y derechos y persecusiones. Dejarlos con su poder y su dinero e industrias, y el día que no tengan a nadie a quién venderles, veamos qué hacen.

  8. Raul dice:

    Si el impuesto fuera mínimo (hablemos de un 1% o menos) de manera tal que no afecte sustancialmente el precio de nada. Y que esta masa de dinero se destine CIERTAMENTE a fomentar la difusión de la cultura (cines gratuitos móviles, bibliotecas, obras de teatro en escuelas, conciertos en lugares públicos, etc) Y que las obras culturales pasen a dominio publico luego de la muerte del autor, yo voy en pelotas y con un bombo a la plaza de los dos congresos a apoyar al legislador que lo proponga.

Deja un comentario

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>