“Conectar Igualdad” pero no libertad

Este artículo fue publicado hoy en el portal Plaza de Mayo

Por Beatriz Busaniche

Desde el Estado, opacando un excelente plan que entrega computadoras a los estudiantes, se sostiene la posición dominante de Microsoft.

Conectar Igualdad es una oportunidad única para nuestro país. El concepto que le da origen, la idea de poner herramientas informáticas en manos de todos los estudiantes de secundaria de Argentina es una estrategia igualadora que tendrá un impacto impredecible en la formación de esta generación de chicos y chicas ahora con acceso a las redes y un sin fin de información en sus manos.

Sin embargo, el programa tiene un punto lamentable: no tuvo la fuerza política suficiente para soportar la presión de las empresas y el mercado, que logró imponer el doble booteo (se pueden iniciar con dos sistemas operativos) en las máquinas, con lo que una parte importante del potencial transformador de Conectar Igualdad quedó diluida.

Ocurre que un plan de políticas públicas con semejante potencial, no debería haber caído en la presión corporativa, aunque se entiende que el poder de firmas como Microsoft, que concentran el 90% de los escritorios del mundo, es demasiado grande, naturalizado y dificil de enfrentar, en particular, si no se tiene la plena convicción de que este plan debe cambiar la mirada hegemónica sobre las Tecnologías de la Información y la Comunicación.

A esta altura, quienes no saben de la existencia del Software Libre se preguntarán de qué estamos hablando. Hablamos del hecho de que poner Microsoft Windows y sus herramientas informáticas en los escritorios de Conectar Igualdad consolida la posición dominante de uno de los jugadores más fuertes del mercado y retrasa en años, quizás décadas, el desarrollo de una informática autónoma y libre por parte de las nuevas generaciones.

Software libre, tal como fue definido hace más de 25 años por Richard Stallman y la Free Software Foundation, son aquellos programas cuyos términos de licencia indican que se pueden usar con cualquier propósito, estudiar cómo están escritos y adaptarlos a las propias necesidades, hacer y distribuir copias idénticas, hacer y redistribuir versiones mejoradas. Usar software libre abre un mundo impredecible de posibilidades, ya que no limita los usos que los chicos puedan hacer con los programas. Estos programas están pensados explícitamente para dar poder al usuario, para darle las herramientas para la real apropiación.

Los programas de Microsoft, sin embargo, están hecho para ser usados tal y como ellos quieren que sean usados, siempre bajo su estricto control, limitando las posibilidades de estudio y comprensión. La fórmula de ellos es: compralo hecho, no hace falta que aprendas a hacerlo. Y esa es la fórmula que hoy transmite Conectar Igualdad.

Mientras el software libre pondría en nuestras escuelas un incentivo enorme para el desarrollo de una mirada crítica sobre las nuevas tecnologías, y todas las herramientas para la apropiación, optar por Microsoft implica poner a toda una generación en el rol de eterna consumidora de productos informáticos hechos afuera, específicamente, por una gran corporación.

Esa no es la informática que queremos para nuestro futuro. Ni siquiera es la informática que nos sirve. La decisión de poner Windows en Conectar Igualdad es una elección que no sólo tiene un costo en términos monetarios, sino, y aún peor, un costo de largo plazo que hoy no vemos: hipotecamos otra generación que seguirá pensando que usar una computadora es hacer doble click en un ícono y ejecutar un programa que le es ajeno, que está prohibido estudiar, que está prohibido copiar y mejorar.

Tal vez no sea tarde todavía para dar un giro en este sentido. Uruguay, en sus XO en escuelas primarias usa exclusivamente software libre y tiene niños aprendiendo lógica y programación. Ecuador, Venezuela y Brasil tienen políticas públicas informáticas basadas en Software Libre.

El software libre tiene un desarrollo sólido, cumple con todos los requisitos y necesidades de un usuario final, evita muchas situaciones donde los usuarios se ven obligados a buscar alternativas ilegales, y ha sido probado y funciona en las computadoras más veloces y avanzadas del mundo. Pero pesan todavía los prejuicios del desconocimiento generalizado, esencialmente sostenido en el uso masivo de productos privativos y el temor a cambiar. Esa inercia es la que debía y debe revertir la política pública en general y en particular el programa Conectar Igualdad. ¿Habremos perdido una oportunidad o estaremos a
tiempo de cambiar el camino?.

Esta columna se distribuye bajo una licencia Creative Commons, Atribución, Compartir Obras derivadas igual. Para más información visite http://www.creativecommons.org.ar

TrackBack URL

7 comentarios

  1. dklight dice:

    En el portal le ponen otro título.

  2. pablo dice:

    Es medio chistoso ver como por ejemplo mi sobrino me comentaba sobre muchos de los problemas que tienen esas maquinas a la hora de ser útil en las escuelas. Por ejemplo no hace mucho vino a casa comentándome que de un día para el otro el Office que tenia instalado comenzó a joder con el tema de licencias. Se ve que esta gente nunca pensó en eso. Y la solución que le daba la gente que se encarga de la parte de soporte en las escuela era tratar de trucar el tema de licencia. Me causo gracia pero realmente era algo espantoso. Digo un pibe mucho no piensa en eso, pero realmente no tiene mucho sentido ver que arruinan un gran plan por no conseguir a la gente adecuada para solucionar algo que es fácil de arreglar. Otro punto flaco que vi y que me molesto muchísimo por las consecuencias de esto, es la distribución que eligieron para instalar en esta maquina. No solo no funciona como debería, sino que no sirve de mucho ya que los repositorios que utilizan no funcionan, es un desastre, y mira que en el mundo gnu/linux es famosa por esta mala reputación. Y lo peor es que se habría podido solucionar si buscaban a la gente idónea en el tema. Es mas muchachos, tenemos distribución a nivel nacional que funciona bien, es un papelón no darnos cuenta de eso.

  3. Que pelotudez este articulo, el plan Conectar Igualdad viene con Windows y Linux. Si tanto te preocupara el Software Libre podrias empezar ayudando a que haya mas informacion acerca de este SO o simplemente ayudar con algun codigo liberandolo con licencia GNU.

    Los activistas del Software Libre (vos?) tenemos que demostrar que los sistemas libres son mejores que los propietarios por muchisimas razones. De nada sirve imponernos por decreto como vos propones.

    Es muy facil hablar y criticar sin hacer nada.

    • Juan Manuel dice:

      Matías, creo que no viene al caso lo que comentás. El artículo de opinión es interesante, cuanto menos, siendo que al día de la fecha (25 de julio del corriente) el programa “Conectar igualdad” sigue desarrollándose. Es relevante, y tu comentario en cambio no. No se habla de lo que Beatriz hace o deja de hacer, si no del impacto del programa en relación al software que se utiliza para implementarlo.

      Por mi parte desconocía, más que por charlar con allegados, de los alcances de “Conectar igualdad” y los detalles de la implementación. Voy a investigar más. Me interesa saber los costos de convenios y el tipo de software libre utilizado.

      Saludos.-

    • DAC dice:

      Demostrar que son mucho mejor ya está demostrado hace tiempo, que lo quieran tomar o no, es otra cosa que prácticamente no depende de nosotros. Las presiones de Microsoft con el monopolio que domina + la ignorancia de los ciudadanos, hace que Microsoft sea casi imparable. Entiende!!!

      Para contrarrestar la situación, solo tendría que haberse entregado con Software libre y capacitar a los educadores a enseñar este tipo de herramientas. El avance del Sofwtare libre creo depende de dos cosas, de lo que haga la gente por usarlo y sacarle provecho, en este caso lo que haga el estado y de las contra que exista: Patentes, Hardware que requiere driver privativo, etc

      Sds

  4. lucho dice:

    El plan del gobierno no tiene software libre. La version de ¿linux? que trae no es li libre ni gratuita y esta basada en el si libre ubuntu.
    Si alguien piensa que el gobierno le preocupan la dependencia tecnologica que imponen los monopolios esta equivocado.
    Creer que el tema pasa por mostrar las bondades del SL es ingeniudad.

  5. DAC dice:

    Huyra es una distribución que contiene Software privativo, no es completamente libre. En Argentina se han echo hace tiempo otras distribuciones GNU/Linux completamente libre como Ututo, que ha quedado discontinuada, pero nunca el estado ha prestado atención a dicha distro.

    Esta distro es bien politizada, no me gusta para nada.

    Sds

Deja un comentario

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>