La Ley Pinedo y sus repercusiones en la Prensa

El Diario La Nación instaló hoy el proyecto de Ley Pinedo en la agenda de los medios tradicionales, con un artículo en su portada en la sección de destacados. En buena hora, un tema que hace tiempo viene en debate en la red, llega a los medios y el artículo de La Nación da buena cuenta de las tensiones presentes en el proyecto. No sólo le da voz a Pinedo, sino que también levanta nuestras críticas al proyecto y suma la voz de las empresas de servicios de Internet de Argentina.

En ese sentido, dijo a La Nación Guillermo Tornatore, CEO de Dattatec, que el proyecto de ley de Piendo “no modifica en absoluto el mecanismo de acceso a la justicia actual ante un reclamo por violación de normas legales o derechos de terceros. No agrega absolutamente nada a un tema complejo a nivel mundial y, para colmo, parece ocultar un intento de “protección” para los distintos proveedores de servicios de Internet, entre los que nos encontramos los hosters, desligándonos de toda responsabilidad”.

Por su parte, Joel Chornik, CEO y fundador de El Server, subrayó la “falta de conocimiento técnico sobre el medio que se pretende legislar”, al tiempo que aseguró que “el problema es no contar con un mecanismo efectivo de resolución de conflictos. Si los proveedores, en cualquier punto, pudiéramos tener rápidamente una confirmación o no de la legalidad o ilegalidad de los contenidos, podríamos actuar de forma rápida sabiendo que estamos respetando la ley. Pero no es correcto que se pida a un proveedor que cumpla el rol de un juez, y se tome atribuciones que no corresponde”.

Otro medio, Diaro Registrado, fue mucho más duro con el legislador del PRO al titular que “El PRO quiere imponer la censura en internet” dando más énfasis a la posición de los críticos al proyecto. Diario Registrado dice “Quieren una UCEP (por la Unidad de Control de Espacio Público) en Internet.

¡comparte!

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Pablo dice:

    Vigilar y Castigar diría Foucault, pinedo + el pro son un insulto a las amebas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *