“No voy a presentar nada que no tenga consenso”

Tal fue la promesa del Senador de Capital Federal Daniel Filmus en la reunión realizada ayer con once delegados de organizaciones no gubernamentales preocupadas por el posible gravamen por copia privada que impulsan las gestoras colectivas de derechos de autor y la cámara de la industria fonográfica en Argentina. La segunda promesa fue abrir el diálogo con los impulsores del canon para conversar y debatir en el ámbito del senado.

La reunión se realizó en el despacho del Senador Filmus, quien junto a sus asesores, recibió a una delegación de organizaciones integradas por Nodo Tau de Rosario, Asociación civil Gleducar, Wikimedia Argentina, Asociación Argentina de Usuarios de Internet Internauta Mar de Plata, la Biblioteca Popular Bella Vista, la Fundación Pedro Milesi Córdoba, la Escuela San Cayetano del CFP 401 Vicente Lopez, USLA (Usuarios de Software Libre de Argentina), CaFeLUG (Grupo de Usuarios de Software Libre de Capital Federal), Gcoop Cooperativa de trabajo de Software Libre, Colectivo La Tribu y Fundación Vía Libre.

El senador dijo que el proyecto de gravamen por copia privada todavía no está escrito, y que antes de comprometerse con un proyecto de este tipo desea conocer todas las voces involucradas, pero quedó en evidencia por su discurso que no se ha distanciado de la idea de imponer un canon a los insumos informáticos. Si bien dijo que ningún proyecto que perjudique a la ciudadanía y al consumidor contará con su apoyo, hizo énfasis en que es necesario buscar formas de que el artista y el escritor argentino reciban una compensación por su trabajo.

Esta última afirmación subrayó uno de los muchos momentos de la conversación en los que el Legislador dio signos de estar bastante confundido respecto del problema que tiene entre manos: su argumentación mezcló la copia privada con todo lo relacionado con la copia ilegal, el derecho de los creadores, el régimen de patentes y hasta el de marcas en determinado momento. Así, la sensación de diálogo de sordos fue por momentos inevitable, especialmente cuando no conseguíamos que comprendiera que “copia ilegal” y “copia privada” son conceptos completamente distintos y que no pueden discutirse juntos, tal como pretenden los impulsores del canon.

Filmus mantuvo sus preocupaciones fielmente enmarcadas en el discurso de los maximalistas del derecho de autor, mostrándose muy preocupado por el “hecho” de que los artistas y escritores supuestamente no reciben una remuneración justa por su trabajo (“hecho” que no consiguió fundamentar con evidencia más seria que una anécdota de cómo uno de sus ayudantes compró un CD trucho con música de Adriana Varela por $3 en la calle). Si bien hizo foco en que el problema está en los intermediarios (uno de los pocos puntos de mediano consenso del encuentro) no quedó claro por qué mantiene en estudio la posibilidad de un proyecto cuyo efecto será recaudar dinero del gran público para dárselo precisamente a los intermediarios para su administración.

El problema mayor de la reunión fue que pocas veces logramos hablar de lo que realmente era el tema del encuentro: la copia privada. En todo momento, el senador reforzaba el problema de la fotocopia en los libros y el supuesto daño que esto produce a los escritores (tema sobre el cual están preparando un proyecto de ley del que Filmus sí se comprometió a ser firmante) y la cuestión global de la remuneración para el trabajo del artista local, sin diferenciar que el tema de la reunión era si se debe gravar o no la copia privada. Vale aclarar que la copia privada no es lo que se conoce como copia trucha, ilegal o “pirata” sino que es toda aquella copia sin fin de lucro que usted hace de un disco que compró legalmente para escuchar en su mp3, su celular, su computadora o llevar en su auto.

Quizás el momento de mayor desconexión se dio cuando el senador llegó a sugerir que no le quedaba clara la diferencia entre nuestras objeciones y las que ya le han hecho llegar las grandes multinacionales de la industria del hardware, que se mostraron preocupadas por el impacto que una medida como esta tendrá en el precio final de los dispositivos. Con énfasis, el Senador se manifestó contrario a que fabricantes de hardware como Dell[1] lucren con el trabajo de los artistas nacionales sin remunerarlos.

En este contexto de lobbies cruzados, parecía desconocer que el proyecto de gravamen por copia privada impulsado por su colega de bancada, la Senadora formoseña Adriana Bortolozzi[2] cita como fundamento de la ley el lobby de la Embajada de los EEUU de Norteamérica en Argentina y a su embajador Anthony Wayne como fuente, a quien responde positivamente con el mencionado proyecto.

Es sabido que estas iniciativas de expansión del régimen de derecho de autor a entornos nunca antes cubiertos, como la esfera privada de la vida de los ciudadanos, responden a un lobby de las corporaciones internacionales de la industria del entretenimiento (principalmente de los EEUU, cuyos intereses defiende el embajador de ese país).

Lo que viene más allá de esta reunión es la promesa de frenar todo tipo de proyecto de gravamen sobre la copia privada hasta que no se llegue a algún tipo de consenso entre las partes, y el compromiso de convocar, en dos semanas, a una audiencia con más legisladores y con los artistas para que discutamos las diferentes posiciones con miras a encontrar alguna que permita avanzar o no en esta materia.

En pocos días tendremos novedades sobre esta iniciativa que tendrá lugar en una sala del mismo Senado y que contará con la participación de nuestras organizaciones agrupadas contra el canon y los sectores de la industria del entretenimiento que lo impulsan.

[1] Mencionó a Dell sólo por citar un ejemplo, ya que la computadora sobre la mesa era de esa marca, pero incluyó en la problemática a todos los fabricantes de hardware, que según él, no contribuyen al desarrollo nacional.
[2] <http://www.senado.gov.ar/web/proyectos/verExpe.php?origen=S&tipo=PL&numexp=1298/08&nro_comision=&tConsulta=1>

TrackBack URL

19 comentarios

  1. […] es la tirada “oficial” de la noticia que comenté ayer, se agradece su difusión: Tal fue la promesa del Senador de […]

  2. Comunicado de las organizaciones participantes de la reunión con el senador Daniel Filmus…

    Comunicado de las organizaciones participantes de la reunión con el senador Daniel Filmus el día viernes 13 de marzo en el Honorable Senado de la Nación. Agradecemos la difusión.
    No voy a presentar nada que no tenga consenso
    Tal fue la promesa del…

  3. Lamentablemente estamos frente a gente que desconoce “razones” y se guía por “dichos” o lobbystas.

    Nos espera un gran problema de cultura si esto sigue hacia la dirección de un canon.

    Desde acá mi apoyo para seguir este tema y tratar de evitar que nos “multen” por las dudas.

    Muchas gracias!

  4. […] Comunicado de las organizaciones participantes de la reunion con el Sendor Filmus, Viernes 13 de mar… […]

  5. La solución mágica que busca Filmus, y que realmente beneficia a la cultura, es una ley contra el contrato abusivo de autores. Como ya sabemos, el problema está en el intermediario. Con contratos abusivos de las editoriales, entidades de gestión, y otros intermediarios sólo se perjudica la cultura. Ejemplos claros de esto son los términos de los concursos presentados permanentemente por las editoriales, e impulsados por las entidades de gestión.
    A continuación pongo los resultados de una breve búsqueda. Si se hace una mínima investigación se pueden ver los términos abusivos de muchos más contratos de los lobbys tradicionales.

    http://www.alfaguara.com.ar/noticias/BasesPremioIsabelPolanco.pdf
    http://www.argentores.org.ar/01sede_internet/novedades/2008/01-15-08_terraza.htm
    http://www.imaginaria.com.ar/03/2/concurso.htm

  6. myNick dice:

    Por suerte algo se ha avanzado. Lástima que el desconocimiento de Filmus sobre el tema genere tanta palabra vacía.

    ¿Cuántos otros proyectos presentarán los diputados y senadores sin tener conocimiento profundo del tema?

  7. […] Replico entero el comunicado de Vía Libre sobre la reunión que mantuvieron una delegación de organizaciones con el senador Daniel Filmus. El asunto en cuestión: El canon. […]

  8. Gez dice:

    La verdad que es muy triste que gente tan poco informada y taaaaan fácil de convencer con argumentos de corporaciones sea la que supuestamente representa nuestros intereses.
    Qué triste que es que nosotros tengamos que salir a defender nuestro derecho al acceso a la cultura, porque los intereses privados van directo a proyectos de ley.

    El canon, si se aprueba, tendría que reconocer la copia privada y aceptarla, si es realmente un gravámen a la copia privada.
    Si es, como pretenden las corporaciones, una compensación adelantada por la “piratería”, la piratería entonces tendría que dejar de ser ilegal, ya que estaríamos compensándolos con ese canon.
    Y fuera una o la otra situación, ese canon seguiría siendo abusivo, porque estaría afectando a todos los que compran medios de almacenamiento para otros fines que no sean el almacenamiento de obras protegidas por copyright (léase hacer backups de trabajos propios, guardar fotos familiares, entregar trabajos a clientes en soporte digital, copiar distribuciones de linux y software libre, copiar material artístico licenciado bajo creative commons).-

    Es esencial que Filmus entienda esto antes de tomar una decisión. Si no lo entiende directamente va a estar tomando una decisión que perjudica al puebo que supuestamente representa, en favor de intereses privados.
    Intereses privados que no son ni remotamente los intereses de los autores y músicos, que en su mayoría son explotados por las discográficas y su fuente real de ingresos es tocar en vivo.
    Filmus tiene que entender que las discográficas y los artistas super vendedores no son la voz de la cultura, sino una pequeña elite que juega según las reglas de los que realmente están matando la cultura.

  9. Fede dice:

    Gez, no te confundas: la copia privada y la copia sin autorización son cosas completamente diferentes. La copia “trucha” que venden los top-manta (la tan mal llamada “piratería” no tiene nada que ver con la copia privada, que es un concepto mucho más angosto: es la copia que hago para usar en mi ámbito privado, sin distribuirla. Un ejemplo de copia privada es pasar música de un CD que compraste a tu celular, para escucharla mientras hacés gimnasia.

  10. Galbi dice:

    >no conseguíamos que comprendiera que copia >ilegal” y “copia privada” son conceptos >completamente distintos

    No lo comprende ó no lo quiere comprender.
    A ver si está más informado de lo que suponemos…

    Desconfiado de un político yo…
    Naaa.

  11. […] entré, junto con representantes de diez organizaciones civiles, al despacho del Senador Filmus a explicar nuestra negativa a su inciativa de introducir un canon digital, lo último que esperaba encontrarme es a un defensor a ultranza de la libertad de […]

  12. Gez dice:

    Fede, después de seguir mucho el tema y haber leído “copia este libro” de David Bravo Bueno, creo que más o menos tengo idea de cuál es la diferencia (corregime si me equivoco).
    Si un amigo mío quiere darme su copia privada para que yo la escuche porque desea compartirla conmigo, no va ni en contra del concepto de copia privada, ni genera un daño económico a nadie, en primer lugar porque eso no quiere decir necesariamente que yo me iba a comprar el disco original y dejé de hacerlo porque mi amigo me de su copia.
    Compartir no es un delito, por más que lo quieran hacer creer las discográficas o quien sea.
    El tema es que esa gente quiere instalar la idea de que compartir música es igual que ponerse a fabricar copias truchas (con aspecto de los originales para venderlos).
    Si tanto problema tienen con los “manteros” porque lo que hacen es ilegal, que se ocupen por las vías correspondientes de ellos. No tendríamos por qué pagar un canon porque a ellos los manteros les joden el negocio.
    Pero ni siquiera hablo de eso. Y no se siquiera si ellos hablan de eso. Lo que más les molesta es que la gente comparta música.
    Y si bien la idea de un gravámen a poder hacer una copia privada (que nada indicaría que no podría ser prestada o regalada, como uno podría prestar su disco original) es razonable, aún sigue siendo injusto gravar con un impuesto a un medio que se puede utilizar para otros fines (lo dicho, copiarse un GNU/Linux o bajarse las fotos del cumpleaños).

    Cuando me refería a “pirata” lo ponía entre comillas porque la industria considera pirata a todo lo que ellos no hayan vendido, no me refería a la venta de copias falsificadas, que sí le causa un cierto daño a su negocio.
    Pero seguro que ese es el tema, o el tema es instalar la idea de que lo que no se les paga es delito?

  13. Gez dice:

    Otro tema: Seguro que es requisito de la copia privada que el tenedor de esta copia haya comprado el original?
    No se cómo será en nuestra legislación, pero en la española aparentemente ni siquiera es un requisito, y la copia privada sería cualquier copia de material protegido que un individuo podría poseer para uso personal y sin fines de lucro.

  14. Fede dice:

    Gez, efectivamente, el concepto de copia privada es más amplio que mi ejemplo (que elegí para que fuera lo más claro posible, no lo más abarcativo posible). Por eso no puse “para uso personal“ sino “en mi esfera privada” (que incluye a mis amigos).

    No comparto la idea de que hacer un gravámen a la copia privada sea razonable: el derecho a confeccionarla fue obtenido al adquirir el ejemplar que estoy copiando, en cierta forma es parte del precio. Si quienes venden música enlatada sienten que no están recibiendo suficiente dinero por lo que hacen, no tienen más que subir el precio de los originales.

    Por cierto, los originales ya son excesivamente caros, y ejemplos como el de la Mona Giménez en Córdoba muestran que la mejor política es venderlos tan baratos que ni valga la pena copiarlos, pero cada uno es libre de elegir el infierno que más le gusta.

  15. diego gonzalez dice:

    En junio hay (aparentemente) elecciones. Deberian pedir audiencia a los otros partidos

  16. diego gonzalez dice:

    Se me acaba de ocurrir una pregunta y tal vez seria interesante averiguarlo. Cuando Filmus era (no se si lo sigue siendo) titular de una cátedra universitaria) ¿obligaba a sus alumnos a comprar o conseguir libros completos en la biblioteca o los mandaba a la fotocopieria de la vuelta a comprar apuntes preparados con fotocopias de capítulos de libros como hacen la mayoria de los profesores?

  17. chuki dice:

    pensar que este señor alguna vez fue Ministro de Educación y no sabe ni de lo que habla…

    Esta fue la respuesta de los ISP de Irlanda ante le planteo de la IRMA, que representa a las cuatro grandes de la industria; EMI, Sony-BMG, Universal y Warner sobre el cierre de la transferencia P2P. Es un tema con otros matices, pero observen este párrafo de la carta abierta de la Internet Service Providers Association in Ireland (ISPAI); es de antología:

    “ISPAI is disappointed that the great potential of the internet, to provide opportunities to connect with users in new ways and develop new business models, is being missed by the music recording industry. The Internet has revolutionised countless other services where consumers have benefited from any-time accessibility, wider choice and reduced prices.”

    “ISPAI lamenta que la industria de la música se pierda el gran potencial de Internet para ofrecer oportunidades para conectar con los usuarios de maneras innovadoras y para desarrollar nuevos modelos de negocio. Internet ya ha revolucionado muchos otros servicios, en los que los clientes se benefician de características como acceso ilimitado, posibilidades de elección más amplias y precios más reducidos.”

    Más claro, agua: ¿qué parte no ha entendido Sra. Industria Musical? Internet es BUENO, usted es MALA y es todavía PEOR su patética incapacidad para la adaptación y su defensa de modelos de negocio del siglo pasado.

    Sandro. Paraná.

  18. “No voy a presentar nada que no tenga consenso”

    A todo esto… ¿cuál es para Filmus (un Legislador de la Nación) la definición de “consenso”?
    ¿Será (en este caso) la voz de las trasnacionales de la música, o la de un embajador extranjero?
    Espero que no…

    Como bien decís, Fede, el diablo está en los detalles…

  19. […] Más información sobre estos temas en la Fundación Vía Libre […]

Deja un comentario

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>