La liberación del conocimiento

Este artículo fue publicado en el Diario Página 12 , en su edición del viernes 14 de marzo de 2008.

Patricio Lorente y el desembarco de Wikimedia en Argentina

El presidente del “capítulo” local expone las ventajas de tener una referencia institucional para quienes escriben y leen en la enciclopedia online. Una experiencia en plena expansión.

Por Facundo García

Mucho se habla del protagonismo que tienen los usuarios en los nuevos tiempos de Internet. Detrás de la euforia, no siempre se tiene en cuenta que las instituciones relacionadas con la Web, así como la mayoría de sus regulaciones, están escandalosamente concentradas en el mundo desarrollado, por lo que no suelen quedar espacios para que quienes viven en naciones pobres hagan oír su voz. El problema parece empezar a achicarse ahora que llegó a la Argentina Wikimedia, la entidad sin fines de lucro que fomenta el “conocimiento libre” y reúne fondos para la Wikipedia y otros proyectos asociados. El presidente del capítulo argentino, Patricio Llorente, asegura que durante este año se verán los frutos de varios años de trabajo orientado a brindar al ciudadano fuentes gratuitas de información, intercambio de opiniones y educación. Por lo demás, el aterrizaje en estas tierras no es casual: mal que les pese a los intelectuales chapados a la antigua, la famosa enciclopedia online logró en poco tiempo convertirse en fuente alternativa de consulta para muchísimas personas, con todos los desafíos y urticarias que eso le trajo a los empresarios editoriales.

“Hace mucho que la comunidad local decidió institucionalizarse y solicitar el reconocimiento del ‘capítulo’ argentino”, señala Llorente. Un “capítulo” es una ONG de carácter nacional reconocida por Wikimedia Foundation. Se reconoce sólo uno por país, y se entiende que debe constituirse como referencia y como participante protagónico de las decisiones estratégicas a nivel global. Además del nacional, existen otros doce capítulos; pero lo interesante es que Wikimedia Argentina es una novedad absoluta en las regiones de habla hispana y puede ser la punta de lanza para que la versión de Wikipedia en español –que es la segunda más leída entre unos 250 idiomas, sólo superada por la edición inglesa– siga creciendo.

–¿Qué ventajas da al país el hecho de que Wikimedia tenga oficinas en Argentina?

–Uno de los puntos importantes es que a partir de ahora existe una referencia institucional local para quienes escriben y leen en la Wikipedia. La enciclopedia es hoy el octavo sitio más visitado y eso hace que haya permanentemente inquietudes de distintos sectores. Antes de la constitución de Wikimedia Argentina, los interesados tenían que dirigirse a una dirección de correo electrónico en Estados Unidos. Hoy estamos a mano para contestar preguntas o establecer contactos.

–¿Y eso podría dar lugar a una “edición argentina” de la enciclopedia?

–No. La enciclopedia se construye entre colaboradores de todas partes. La tarea de un capítulo es territorial y no tiene ningún tipo de control o incidencia en la dinámica de la Wikipedia. Es decir, el presidente de Wikimedia Alemania tiene los mismos derechos a la hora de editar en alemán –o en otros idiomas– que otros editores anónimos, que pueden poner su granito de arena desde lugares completamente distantes. Lo mismo sucede con todos los grupos similares al nuestro.

–¿Y entonces en qué consiste su trabajo?

–Los objetivos pasan por difundir el conocimiento libre, gratuito y construido en colaboración. Ya participamos en talleres para docentes de todos los niveles. También estamos interesados en aprovechar los contenidos en otros formatos, imprimiendo cuadernillos temáticos o desarrollando CD’s que puedan servir para aquellos argentinos que no tienen acceso a Internet. Al mismo tiempo, estamos estableciendo un diálogo con instituciones como el Instituto Nacional Contra la Discriminación (Inadi), porque queremos promover el desarrollo de enciclopedias en lenguas indígenas, que han demostrado ser una herramienta fabulosa para las colectividades cuya cultura se encuentra amenazada. Finalmente, estamos trabajando en la candidatura de Buenos Aires para Wikimanía 2009, un evento muy importante, ya que es la reunión anual de la comunidad Wiki. En el encuentro de este año, por ejemplo, personas de casi todos los países se darán cita en la milenaria Biblioteca de Alejandría, en Egipto.

Semejante capacidad movilizadora es resultado de un proceso que tuvo varias etapas. Los participantes que se fueron juntando alrededor de la Wikipedia inicial y sus proyectos hermanos constituyeron, en junio de 2003, la institución sin interés comercial que hoy se conoce como Wikimedia Foundation. De esta forma, se reemplazó a Bomis Co., la empresa que inicialmente gestionaba la célebre enciclopedia. El correr de los meses fue generando una estructura internacional que todavía está en plena expansión y que se financia exclusivamente con el aporte individual de los voluntarios.

–Hablando de estos mecanismos en los que cualquiera puede producir y alterar contenido, ¿cómo evalúa la dicotomía que algunos plantean entre esa “apertura” y la tan criticada “falta de confiabilidad” de estas fuentes?

–La Wikipedia, en efecto, no es confiable. En realidad no lo es ningún texto, a menos que uno tenga una noción dogmática del criterio de la autoridad. Se trata de procesos en desarrollo, abiertos y colaborativos. Como tales, tienen lagunas y errores. Sin embargo, varias investigaciones han revelado que esas fallas no son más que las de las enciclopedias tradicionales. Las ventajas que tiene la Wiki sobre esas enciclopedias tradicionales son básicamente dos: la primera es que los errores pueden ser corregidos rápidamente –de hecho, eso mismo sucede a cada instante–, y la segunda es que cualquier persona puede verificar la historia de un artículo, dado que están guardados los cambios que se han realizado desde la primera versión de un texto hasta la última. En última instancia, no está de más hacer hincapié en el hecho de que tenemos que aprender a leer con sentido crítico.

¡comparte!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *