Legislar requiere reflexión y diálogo

Federico Heinz contribuyó con esta columna a la edición Nro. 268 de la publicación semanal Bloggers Report:

El año pasado se produjo un escándalo mediático cuando las casillas de correo electrónico de algunos periodistas fueron violadas, revelando información confidencial. Este acontecimiento tuvo la virtud de avivar la conciencia acerca de la necesidad de reformar el código penal para que contemple las modalidades delictivas que actualmente no están previstas, como por ejemplo la penetración dolosa de sistemas informáticos.

Lamentablemente, el manejo del asunto por parte de la prensa alentó más al pánico que a la reflexión y el debate racional. El justificado sentimiento de “¡no puede ser que no sea delito que lean mi mail!” no dejó espacio, por ejemplo, para llamar la atención sobre el hecho de que es extremadamente imprudente conservar datos confidenciales en Hotmail, o en cualquier otro sistema de correo electrónico basado en la web.

Algunos legisladores encararon la situación proponiendo textos francamente surrealistas pero otros tuvieron mayor tino. Si bien muchos diputados involucrados en el tema se prestaron a escuchar a quienes tenían para aportar al proyecto, la prisa mediática los llevó a sancionar un proyecto que aún contiene formulaciones que penan la distribución de programas “destinados a causar daño” tal como mencioné en una columna anterior en este medio.

El apuro fue, sin embargo, en vano: el proyecto fue girado a Senadores en 9 de noviembre del año pasado, y allí quedó sin tratamiento por meses. Nuevamente un hecho mediático, el fallo de la jueza Ana Díaz Cano sobre el acceso indebido a la casilla de correo de un abogado, parece haber motivado al proceso legislativo, con reuniones urgentes en el Senado para acelerar la discusión del proyecto.

Los seis meses que transcurrieron desde que el proyecto ingresó al Senado podrían haber sido utilizados para realizar un debate amplio sobre este tema tan complejo, para consultar a instituciones académicas y organizaciones civiles, para reflexionar sobre las consecuencias de legislar de una u otra manera.

Nada de eso pasó, y hoy nuevamente la opinión pública presiona a los legisladores para que se expidan con urgencia. Nos cabe esperar que los Senadores tengan el aplomo necesario para debatir el asunto de manera amplia y tranquila, de modo que acabemos con una ley correcta, aunque demore un poco más.

¡comparte!

También te podría gustar...

7 Respuestas

  1. Alejandro dice:

    El desconocimiento al que Ud., alude en su columna no es territorio particular de el grueso de la gente “mediatizada” tambien lo es de los comunicadores sociales como ud., que sin interiorizarse de la trama tras la noticia sacralizan los medios e informan a base de medias verdades y haciendo uso del FUD (Fear Uncertainty & Doubt) miedo incertidumbre y duda, aseverando cosas como que el fallo de la Dra. Ana Diaz Cano sobre el acceso indebido a la cuenta de correo es mediatico y por ende se infiere erroneo – Ud., ¿leyo el fallo completo?,¿interpreto la intencion del denunciante? o solamente es intencion hablar mal de Hotmail,utilizando FUD sobre lo que no es “libre”, ¿esta conteste de las “presiones sobre el legislativo”?. Insiste Ud., en formular criticas sobre el art. 12 del proyecto de Diputados sin el mas minimo tino y desconocimiento de la materia penal, haciendo algo mas parecido al hacktivismo que a la informacion (el comando format es una herramienta de destruccion segun su razonamiento y los jueces en cuanto se sancione la ley perseguiran a todos los que hagan uso de ella ni que hablar del malicioso comando ping….) y sin palabras me deja Ud., cuando critica la modificacion del art. 128 del CP ya que segun Ud., equipara a Lolita de Nabokov o El amante de Suskind a el porno de anime japones, si la justicia fuere tan lineal como Ud. la ve la revista Cosmopolitan tendria que estar prohibida. En la misma linea se encuentra la señorita Busaniche cuando afirma en su blog que los legisladores le dan miedo ya que elevaron el periodo de proteccion de la propiedad intectual a 90 años, en una actitud descalificadora tipica de los argumentos “ad hominem” de otras epocas tenebrosas de nuestra historia reciente.
    Quedo abierto al debate propuesto sobre la manera de legislar pero sin coloraturas ni descalificaciones maniqueistas.

    Alejandro Agis

  2. Patricio dice:

    Estimado subcomisario: da la sensación que es usted quien realiza apreciaciones ad hominem. El servicio de correo de Hotmail, por caso, no es atacado en el artículo que se cita por no ser libre, sino por las condiciones legales que implica su uso. Por si no quiere releer el artículo le transcribo una pequeña frase de las condiciones que debe aceptar el usuario: “usted autoriza a Microsoft a (1) usar, copiar, distribuir, transmitir, mostrar públicamente, ejecutar públicamente, reproducir, editar, modificar, traducir y cambiar el formato de su Envío”. Por supuesto, nadie debe esperar privacidad luego de suscribir un contrato como ése.

    Me genera mucha simpatía leer su pedido de evitar informar “en base a medias verdades”, cuando luego leo una entrevista a una persona que se llama como Usted y que asegura haber participado del equipo que desbarató un “cibersecuestro”. ¿Acaso por medio de un pase mágico, un malvado super tecnólogo ha aprisionado a una persona en el ciberespacio? No, un secuestrador como cualquier otro eligió comunicar su pedido de rescate por medio de email y msn y esa tontera elevó su status a la categoría de “cibersecuestrador”. Calificación que, como Usted y yo sabemos, ni siquiera es una “media verdad” sino una “completa mentira”; más aún una “mentira ridícula”.

  3. bea dice:

    Un par de pequeños detalles, para hacer honor a la verdad:
    – el Diputado Nemirovsci propuso un proyecto de ley para extender el copyright de 70 a 80 años post-morten. No 90 como dice usted. Ese proyecto aún no ha sido aprobado.
    – mi consideración sobre ese proyecto no hace ningún tipo de calificación ad hominem, sino que simplemente compara los fundamentos que usan los legisladores que lo impulsan, con los fundamentos que usa la MPAA y la RIAA en los EEUU para tratar de lograr que el copyright no prescriba nunca (es decir, que las obras no lleguen nunca al dominio público). Criticar el fundamento no es una crítica ad hominem hacia los legisladores.
    – El Amante de la China del Norte es una novela de Marguerite Duras, no de Patrick Süskind!

  4. Alejandro dice:

    Patricio no tengo el gusto de conocerlo, lastima que use algo de mi pasado para descalificarme con evidente desprecio por una institucion a la que forme parte y de lo que me siento orgulloso ya que en ningun momento hice uso de mi jerarquia para fundar mi critica y que ud. se permita recordarmelo no se a que viene salvo para tratar de descalificarme. Ahora que me trate de mentiroso no lo voy a permitir, pero este no es el lugar ni el momento, lo invito el dia 17 en el evento de segurinfo a conversar como seres civilizados sobre ese caso de secuestro y sus fantasias y las fantasias de la persona que titulo la nota y sus adjetivaciones sobre el hecho que no son las mias, Sobre los comentarios de la señorita Busaniche realmente no me resultan constructivos ya que no resiste ni a su propio blog cito “De todos modos, considerando que los promotores de esto son los mismos promotores de la extensión de copyright a 80 años después de la muerte del autor, argumentando que el derecho de autor debe ser asimilable a la propiedad de bienes tangibles y por tanto no tener límites, entonces, honestamente, empiezo a temblar” si esto no es criticar a los legisladores que le provocan temblores, no se que lo es, ni refutan nada de lo que opino….. y si,….soy un lego en literatura si esa era la intencion ya esta demostrada.

  5. Fede dice:

    Alejandro,

    primero que nada, le agradezco la inversión de su tiempo en este debate, y le ruego que acepte nuestras disculpas si la calidad de nuestro trabajo no lo satisface.

    Efectivamente, no somos especialistas en leyes, sino ciudadanos preocupados por ciertos aspectos de la vida ciudadana. Somos conscientes de que hay muchos detalles legislativos que se nos escapan, pero también creemos que no es deseable una situación en la que sólo los especialistas pueden decodificar las leyes que nos gobiernan a todos. Aún así, es mucho lo que hemos aprendido acompañando a este proyecto de ley y agradecemos toda oportunidad de aprender más al respecto.

    También quiero pedirle disculpas especialmente por mi elección de palabras al referirme al fallo de la jueza Ana Díaz Cano como “hecho mediático”, que parece haber sido lo suficientemente desafortunada como para hacerle entender que calificaba al fallo en sí como mediático, y no al fenómeno de prensa que lo rodeó. Nada más alejado de mi intención: si bien desconozco los detalles íntimos del caso, doy por descontado que el fallo de la jueza fue concienzudo, estudiado y justificado, lo que lamentablemente no puede decirse de la reacción de los medios de comunicación.

    De hecho, me parece entender que nuestras posturas no son encontradas: tanto usted como yo queremos que el Código Penal sea modificado de tal manera que permita penar delitos que hoy no están tipificados, y queremos que se haga de una manera adecuada. Estamos de acuerdo en que el sólo hecho de distribuir programas no debe ser punible, aún si el programa tiene potencial de causar daño.

    Quizás nuestro único desacuerdo está en que a nosotros nos parece importante que el texto de la ley exprese de manera clara, entendible para todos, estos puntos en los que sí concordamos. El texto actual se presta a interpretaciones exageradas, y si bien es difícil que un juez condene a una persona por distribuir el programa “format”, no es del todo impensable que alguno inteprete que distribuir Nessus es delito.

    Respecto de la equiparación de Nabokov y Duras a la pornografía animada, tan sólo diré que soy consciente de que la decisión de si cierta expresión del ser humano es más valiosa que otra es personal, y que obras que en otro tiempo fueron consideradas pornográficas hoy son clásicos.

    Estoy convencido de que la libertad de expresión se mide en la libertad de las personas de publicar sus ideas cuando éstas están encontradas con las prevalentes en la sociedad en general. En ese sentido, permítame agradecerle que haya elegido expresarse en este debate.

  6. Alejandro dice:

    Federico: le agradezco el mantener el nivel del debate y acepto las aclaraciones y comparto absolutamente la necesidad de cambiar el sistema penal argentino obsoleto si es que hay en el mundo alguno obsoleto. Trabajando para una presentacion trate de encontrar los autores del codigo de 1921, pero lamentablemente no hay datos de ello, pero encontre un evento que marca en forma absolutamente evidente las carencias que desde su inicio a este codigo penal que tiene directa influencia enla libertad y el patrimonio de las personas, el codigo fue promulgado por ley 11.179 y hubo una fe de erratas promulgada por ley 11.221 increible no?. Con respecto al fallo de la Dra. Ana Diaz Cano si ud., me da la oportunidad por via privada le explicare los entretelones del caso para asi ver si compartimos que la “viveza criolla” no tiene limites, y para un encuentro personal dejo a oportunidad para debatir sobre el anime y el flagelo de la pornografia infantil. Oportunidad que se concretaria,si desea, invitandole personalmente al evento del dia 17 en Segu-Info http://www.segu-info.com.ar donde expondre sobre estos temas. Lo saludo y reitero mi profundo agradecimiento a conservar el nivel del debate.
    Alejandro Agis

  7. Fede dice:

    Alejandro,

    le agradezco la invitación a la charla personal. Lamentablemente no podré asistir el evento del 17 (vivo en Córdoba, y de todos modos estaré de viaje), confío en que tendremos alguna otra oportunidad de sostener el debate, que no era otro el objetivo de mi artículo. ¿Quizás sea posible que organicemos un encuentro en el que podamos debatir estos temas junto con los legisladores, para que facilitarles que tengan un panorama más completo y con todas las voces?

    Al fin y al cabo, no es tan importante que estemos todos de acuerdo como que entendamos, cada uno, por qué los demás piensan distinto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *