Sobre la matriculación obligatoria en informática

Bajar Video del Debate sobre Matriculación Obligatoria en la Provincia de Entre Ríos (Gracias CaFeLug)

Resumen

Este texto fue publicado originalmente en el newsletter de SADIO

En distintos lugares del país avanzan iniciativas para restringir la actividad informática a los matriculados en consejos provinciales de ciencias informáticas. SADIO reconoce el valor de las organizaciones profesionales como instrumentos para mejorar las disciplinas y las condiciones de trabajo de sus afiliados, pero rechaza el concepto de que el ejercico de la actividad informática deba ser restringido a través de matriculación obligatoria. La informática como actividad

  • es interdisciplinaria y transversal, y es ejercida con competencia por personas de muy distintas disciplinas,
  • es muy cambiante y difícil de delimitar,
  • es muy abarcativa, al punto que el conjunto de conocimientos comunes a personas competentes en distintas áreas de la disciplina suele ser muy reducido,
  • será socialmente más valiosa en tanto y en cuanto se difunda como conocimiento general de la población, como lo es hoy la matemática, en vez de convertirse en privilegio de un sector de la sociedad.

Introducción

En la última década han aparecido en nuestro país algunas iniciativas propiciando la creación de consejos profesionales de informática. Nada puede objetarse, por cierto, a la creación de asociaciones profesionales destinadas al mejoramiento de la disciplina. Sin embargo, algunas de estas propuestas han sido llevadas a la práctica a través de legislación provincial que crea consejos profesionales y llega al punto de exigir la matriculación en éste para “ejercer la profesión informática”, aún cuando resulta imposible definir los límites de esta profesión en un mundo en el que la informática es ejercida, de una manera u otra, por personas de prácticamente todas las disciplinas.

El objetivo de este documento es enumerar las razones por las que SADIO (Sociedad Argentina de Informática e Investigación Operativa), como asociación profesional decana de la informática en Argentina, considera que la matriculación obligatoria es perjudicial para la sociedad y para la disciplina. No nos concentraremos en ningún proyecto en particular, sino que trataremos el concepto de la matriculación obligatoria, de modo de obtener conclusiones lo más generales posibles.

Sin perder de vista la aspiración de generalidad de los argumentos expresados en este documento, sin embargo, es necesario hacer una referencia al lenguaje de algunos proyectos y leyes específicas, como la Ley 13016 de la provincia de Buenos Aires, o la Ley 7642 de la provincia de Córdoba, las que llamativamente definen a la publicidad de servicios informáticos como “ejercicio de la profesión”, en vez de caracterizar a éste a través de la ejecución de las tareas propias de la actividad. Desconocemos las razones por las que los legisladores eligieron una definición tan peculiar, pero dado que el fundamento para la exigencia de matrícula es el supuesto beneficio social de que el software usado por los ciudadanos sea producto de profesionales certificados, entendemos que la intención es controlar la creación y puesta en marcha de sistemas informáticos. El control sobre la publicidad sería, entonces, una manera indirecta de controlar quiénes realizan estas tareas, ya que es muy difícil ejercerlas sin comunicar la propia disponibilidad para ellas. Esta impresión se ve reforzada si consideramos que dichos proyectos no sólo regulan, como en otras profesiones, quiénes tienen derecho a llamarse “ingenieros”, sino que extienden la restricción, sin motivo aparente, a otras denominaciones como “consultor” o “experto”. En otros casos, como el de la Ley 3752 de la provincia de Misiones las tareas específicas relacionadas con el desarrollo de software están comprendidas como ejercicio de la profesión. El énfasis en este documento está, por lo tanto, en las consecuencias de exigir matrícula a quienes confeccionan y ponen en marcha sistemas de información, que parece ser la intención de los legisladores.

No ofrece beneficios a la sociedad

La justificación para exigir la matriculación a las personas que se dedican a la informática es garantizar a los ciudadanos que dichas personas son competentes, y de esa manera mejorar la calidad de los servicios informáticos. Hay profesiones que, debido al impacto de su ejercicio en la vida, salud y propiedad de los ciudadanos, históricamente han sido candidatas naturales a ser reguladas por ley. No entraremos aquí en la discusión acerca de la efectividad de este mecanismo en otras profesiones, pero sí veremos que la informática no se presta a este tipo de regulación, y que en ella la matriculación obligatoria no sólo no contribuye al mejoramiento de los servicios y al bienestar de los ciudadanos, sino que conspira en su contra, al entorpecer la libre competencia.

La matriculación no contribuye a la seguridad de los sistemas críticos

El argumento más fuerte a favor de la regulación de la actividad informática es que actualmente hay procesos controlados por software que afectan la vida, la salud y el patrimonio de los ciudadanos. El problema es genuino, pero la matriculación obligatoria no contribuye a solucionarlo. Por un lado, como mencionábamos más arriba, la mayor parte del software que se usa en esos procesos proviene de lugares en los que la actividad no está regulada. Por otro, aunque proviniera de lugares en los que lo está, la matriculación no garantiza nada. Esto surge del consenso existente en la comunidad informática internacional, la que a través de organizaciones profesionales como la ACM (Association of Computing Machinery, decana mundial en la disciplina) ha expresado públicamente que el actual cuerpo de conocimientos científicos y mejores prácticas de la materia no alcanzan siquiera remotamente para determinar con algún grado de certeza si determinado abordaje de un proceso es correcto, erróneo o peligroso. Este hecho es admitido implícitamente aún por quienes, al mismo tiempo que exigen la matriculación obligatoria, se niegan a aceptar responsabilidad civil por los actos de los matriculados.

La matriculación otorga legitimación engañosa

Las propuestas de matriculación obligatoria de personas dedicadas a la informática proponen, como único requisito para la matriculación, la presentación de un título terciario de alguna carrera específica de informática. No hay ningún requerimiento de experiencia laboral o de examen adicional. Esto se debe, en gran parte, a que no existe dentro de la informática ningún consenso acerca de cuáles deberían ser los contenidos mínimos que deben ser conocidos por un profesional de la disciplina, hasta el punto que los programas de las distintas carreras dictadas por nuestras universidades tienen más discrepancias que coincidencias. En estas condiciones, exigir a los matriculados un examen de competencia profesional sería impracticable.

Esta misma imposibilidad de formular un examen objetivo para determinar el grado de competencia de un profesional se vuelve un escollo cuando abordamos otro problema que en informática tiene una influencia mucho mayor que en otras disciplinas: el vertiginoso avance de la tecnología hace que la posesión de un título universitario como legitimación profesional tenga una validez temporal muy limitada. En otras disciplinas esto suele corregirse con exámenes de revalidación a intervalos regulares, pero en informática éstos serían tan impracticables como los exámenes de matriculación. Sin embargo, la matriculación obligatoria le da mayor legitimidad al matriculado que estudió alguna vez y nunca se actualizó que al no matriculado que trabaja en la disciplina y contribuye a su avance.

Por otra parte, el ejercicio de la actividad informática abarca una variedad tan amplia de tareas y habilidades que los proyectos de ley de matriculación obligatoria tienen serios problemas para definirlas, hasta tal punto que se limitan a citar ejemplos y a dejar la lista abierta. El conjunto de conocimientos necesarios para crear el software de control y estabilización de un satélite es completamente distinto del requerido para poner en marcha un sistema de planeamiento de recursos empresariales en una fábrica, o dar un curso de uso de planillas de cálculo (todas actividades que, según estos proyectos de ley, son incumbencia de los matriculados).

Una matriculación habilitante que abarque tal diversidad de actividades es contraproducente: las tareas de educación y entrenamiento, por ejemplo, son mejor desempeñadas por pedagogos que programadores, y la reingeniería de una empresa para usar un nuevo sistema de gestión sacará más provecho de alguien versado en administración de empresas que del mejor programador de sistemas operativos del mundo.

La informática no está circunscripta a un área geográfica

Todos los esquemas existentes en materia de matriculación circunscriben su vigencia a un área geográfica. Esto tiene sentido, ya que se trata de regular el ejercicio de la profesión dentro de un determinado marco jurídico. Un médico sólo puede atender pacientes en lugares en los que está debidamente acreditado, y no puede atenderlos “a distancia”. Un ingeniero civil construye un edificio de acuerdo al código de edificación de una ciudad, puesto que ese edificio tiene una ubicación geográfica determinada e inamovible. Las tareas relacionadas con la informática, sin embargo, a menudo son ejecutadas por personas que viven en ámbitos geográficos distintos del de ejecución: los programas que se usan en Córdoba pueden ser confeccionados en Santa Fe, los sistemas de una empresa de La Rioja pueden ser administrados remotamente por gente de Chubut, un servicio informático puede ser ofrecido a los ciudadanos de Corrientes por una empresa de Tierra del Fuego mediante el uso de un servidor web ubicado en Canadá. Dado que la dispersión geográfica del uso de un programa puede ser enorme, no se puede exigir a sus autores que se matriculen en todas las jurisdicciones en las que se lo usa.

Dada esta característica que distingue a la actividad informática de otras disciplinas reguladas, la exigencia de matriculación es hueca, ya que afecta sólo a aquellos que efectivamente viven en el mismo lugar en el que se usa el fruto de su actividad. Todos los que viven en lugares donde la actividad no está regulada (y esto incluye a todos los países en los que el desarrollo de software es una actividad intensiva y de exportación) pueden seguir vendiendo sus productos a la población supuestamente “protegida” por el mecanismo de matriculación. Esto puede verse claramente en el caso de Argentina, donde la mayor parte del software utilizado proviene de EEUU y Europa, ambas regiones en las que, pese a una larga tradición de regulación profesional, la actividad informática no está regulada, de modo que, independientemente de la obligatoriedad de la matriculación, el software usado por los ciudadanos proviene de profesionales no matriculados.

Perjudica al desarrollo de la disciplina

Conspira contra la calidad de los servicios

Toda persona que conoce la historia de la informática sabe que el resultado de la matriculación obligatoria de quienes se dedican a la profesión, lejos de mejorar la calidad de los servicios, la empeora. Esto surge de la observación de que la mayoría de las personas que han demostrado talento superior a la media en la práctica de la informática provienen de otros campos, o carecen de educación formal. Si bien éste fenómeno se da parcialmente también en otras disciplinas (por ejemplo, grandes referentes de la arquitectura como Le Corbusier y Mies Van de Rohe no eran arquitectos), en ninguna se da con tanta consistencia y naturalidad como en la informática. Esto no es casualidad, ni se debe a que los informáticos sean incompetentes en su propia área, sino a que la enorme difusión de la informática en todas las disciplinas tiende a atraer a personas talentosas de cada una de ellas, creando un volumen de aportes externo muy distinto al que está presente en la medicina, la abogacía o la ingeniería. Algunas personas que no podrían ejercer la actividad informática si la ley exigiera matriculación, junto con necesariamente incompletas descripciones de sus contribuciones, son:

Douglas Engelbart
Ingeniero eléctrico, inventor del mouse, la interfaz de usuario basada en ventanas y muchos de los elementos que hoy consideramos la definición de lo que es una computadora. Premio Turing de la ACM en 1997
Donald Knuth
Matemático, autor de “The Art of Computer Programming”, contribuciones demasiado numerosas como para poder elegir unas pocas. Profesor Honoris Causa de 26 universidades, y Profesor Emérito de Stanford en “Art of Computer Programming”. Premio Turing de la ACM en 1974.
Grace Hopper
Matemática, inventora del compilador, autora del lenguaje COBOL.
Steven Jobs
Idóneo, fundador de Apple Computer y de NeXT.
Steven Wozniak
Idóneo, fundador de Apple Computer, autor original del sistema operativo de Apple y de la ingeniería de la computadora Apple II.
Brian Kernighan
Ingeniero electricista, creador del lenguaje C y de Unix
Dennis Ritchie
Físico y matemático, creador del lenguaje C y de Unix. Premio Turing de la ACM en 1983.
Ken Thompson
Ingeniero electricista, creador del lenguaje C y de Unix. Premio Turing de la ACM en 1983.
Edsger Dijkstra
Matemático y físico, autor del algoritmo de su nombre para la solución del problema de camino más corto de teoría de grafos, amén de contribuciones demasiado numerosas como para poder seleccionar algunas con algún grado de justicia. Premio Turing de la ACM en 1972.
Tim Berners-Lee
Físico, inventor de la WWW
Seymour Cray
Ingeniero eléctrico y matemático, creador de la primera supercomputadora.
Bill Gates
Idóneo, fundador de Microsoft Corp.
Larry Wall
Lingüista, autor del lenguaje Perl.
Butler Lampson
Ingeniero electricista, uno de los diseñadores del sistema de time-sharing SDS-940, el sistema distribuido Alto, la impresora láser, los protocolos “two-phase commit” , la LAN Autonet, y varios lenguajes de programación. Premio Turing de la ACM en 1992.
Jay Miner
Ingeniero electrónico, creador de Amiga y su sistema operativo.
Ivan Sutherland
Ingeniero electricista, inventor de la computación gráfica. Premio Turing de la ACM en 1988.
John McCarthy
Matemático. Uno de los fundadores de la investigación en Inteligencia Artificial. Originador del lenguaje LISP. Premio Turing de la ACM en 1971.
Terry Winograd
Matemático. El mayor experto en interacción hombre-máquina y en teoría de los lenguajes naturales.
Bob Metcalfe
Ingeniero eléctrico, uno de los padres de Internet, fundador de 3Com.
Leslie Lamport
Matemático, autor del sistema de tipografía científica LaTeX y uno de los más destacados investigadores en computación paralela.
Niklaus Wirth
Ingeniero electricista, inventor de los lenguajes Pascal, Modula-2 y Oberon. Premio Turing de la ACM en 1984.
Richard Stallman
Físico, fundador de la Free Software Foundation y el proyecto GNU, creador de Emacs y Gcc.
Eric S. Raymond
Idóneo, creador de fetchmail y muchos otros utilitarios, autor de `La Catedral y el Bazar’ y fundador de la Open Source Initiative.
E. F. Codd
Doctor en ciencias de la comunicación. Inventó las bases de datos relacionales. Premio Turing de la ACM en 1991.
Jeffrey Ullman
Ingeniero electricista. Una de las mayores autoridades en bases de datos, diseño de compiladores y teoría de autómatas.
Ted Nelson
Sociólogo, inventó el concepto de hipertext.

Todos estos gigantes de la informática mundial deberían, bajo las legislaciones impulsadas por los proponentes de la matriculación obligatoria, ingresar al sistema mediante el mecanismo del “registro de idóneos”, o abandonar su actividad. Y por cierto, la matriculación de idóneos sólo es posible por un tiempo limitado. ¿La informática argentina está en condiciones de renunciar voluntariamente a las contribuciones de los físicos, astrónomos, matemáticos, biólogos, ingenieros, psicólogos y otros talentosos que seguramente seguirán surgiendo fuera del campo específico de la informática?

Si nuestra sociedad renuncia a explotar el talento natural de personas sin entrenamiento formal en informática, el efecto sobre nuestro desarrollo tecnológico será devastador, ya que estas personas sencillamente ejercerán su arte en otros ámbitos geográficos ávidos de dicho talento, y en los que no se les impongan límites artificiales a su potencial, al tiempo que las empresas de tecnología harán lo propio, llevando sus negocios a regiones cuya legislación sea más afín a sus necesidades.

Neutraliza el debate acerca de la competencia profesional en el seno de la disciplina

El debate acerca de cómo ofrecer servicios mejores y más confiables a la Sociedad está presente, y es muy encendido en el seno mismo de la comunidad informática. Ese debate ha dado algunos frutos, pero existen aún grandes diferencias entre los mayores referentes de la disciplina acerca de cuestiones básicas como, por ejemplo, cuáles deben ser los contenidos mínimos de una carrera de informática. Lejos de fomentar este debate, la creación de un Consejo Profesional lo ahoga: crea por ley una instancia de legitimidad basada en criterios objetivos, pero no consensuados dentro de la misma actividad, y directamente opuestos a la opinión de sectores importantes y respetados de la comunidad informática.

Perjudica a la sociedad

Además de no resolver los problemas que se propone atacar, la matriculación obligatoria además crea problemas propios, que perjudican seriamente a los ciudadanos individualmente, y a la sociedad en general.

Impide capitalizar el conocimiento de los ciudadanos

La informática es una actividad transversal, aplicable a todas las áreas del quehacer humano, y por ello es ejercida por un grupo cada vez mayor de gente. Muchas personas que no tienen ningún entrenamiento formal en informática pero sí en áreas de aplicación específicas, realizan tareas que pueden considerarse como “informáticas”, incluyendo la programación de computadoras. En otras artes, la interacción interdisciplinaria también es frecuente (por ejemplo, el ingeniero civil que obtiene de los médicos los requerimientos que debe cumplir un hospital a construir), pero casi nunca en el grado en el que ocurre en la informática, en la que la regla es que el mejor software para una determinada aplicación sea hecho por profesionales de esa área con asistencia de informáticos, y no al revés. Con el avance de la Sociedad de la Información, esta situación se hará cada vez más común. En este contexto, la matriculación obligatoria quita a los particulares el derecho a construir sus propias herramientas para desempeñarse en una sociedad tecnificada.

Obstaculiza la popularización del conocimiento

La actividad informática cambia vertiginosamente en función del tiempo. Hoy los usuarios realizan tareas de procesamiento de datos que hace pocos años hubieran requerido el concurso de profesionales especialmente entrenados. La exigencia de matriculación quitaría a estas personas la posibilidad de usar comercialmente su capacidad. De acuerdo a la exigencia de matriculación para ejercer la “actividad informática”, un contador no podría proveer a sus clientes de documentos de planilla de cálculo electrónica para ayudarlos a organizar sus datos.

Esta limitación artificial corresponde a una visión en la que la sociedad está dividida en “productores” y “consumidores”, en la que los usuarios están limitados a usar las herramientas que les proveen “los que saben”. Uno de los aspectos más promisorios de la sociedad de la información es, sin embargo, la desaparición de esa frontera, ya que las herramientas de informática y comunicaciones pone en manos de todos los ciudadanos la posibilidad de producir en condiciones más o menos igualitarias. Una visión alternativa de la sociedad a la que podemos aspirar es una en la que los principios de la informática formen parte de la formación básica del individuo, como lo es hoy la matemática, de modo que cada uno esté en condiciones de crear sus propias herramientas. los paralelos entre la informática y la matemática son mucho más significativos que los que hay entre aquella y la ingeniería. ¿Se imagina un mundo en el que la aplicación de un teorema estuviera restringido a los matemáticos licenciados? ¿En el que fuera necesaria la firma de un matemático para refrendar todo cálculo más complicado que una división?

Viola la libertad de expresión

En el seno de la comunidad profesional de informática a menudo se olvida que la creación de software, como la formulación de un teorema, la postulación de una hipótesis o el planteamiento de un interrogante, es una forma de expresión que es ejercida por técnicos, científicos, profesionales y artistas. En efecto, los programas de computación, además de ser objetos utilitarios que cumplen una función, son vehículo de comunicación y expresión humana, de tráfico de ideas y valores. Probablemente, se trate de un punto de vista “intra-profesión”, que olvida que en nuestro país hay miles de personas (y varios millones en el mundo) que ejercitan su libertad de expresión utilizando programas de computadora; a modo de ejemplo, artistas plásticos, literatos, músicos, crean y más aún, muchos de ellos trabajan de este modo. Los programas son el resultado de largas y a menudo profundas reflexiones acerca de la naturaleza de determinados problemas, para cuya expresión el lenguaje de programación es el medio idóneo. Otros programas, como los sistemas de cifrado libremente disponibles, ofrecen funciones que posibilitan llevar a la práctica posturas políticas y avanzar propuestas ideológicas. Restringir el derecho de programar a los matriculados en un consejo coarta la libertad de expresión de las personas de la misma manera que lo haría el restringir la difusión de artículos a aquellos escritos por periodistas acreditados. Recordemos que ésta última restricción ha sido puesta en práctica numerosas veces como una medida de censura. En una sociedad en la que gran parte del bienestar de los ciudadanos proviene de la libre circulación de información y el conocimiento, lo último que queremos es mecanismos de censura en manos de grupos de interés particulares.

Conclusiones

Por lo expuesto a lo largo de este artículo, concluimos que la matriculación obligatoria no sólo no ofrece ninguna solución al problema de mejorar la calidad de los servicios informáticos, sino que además conspira contra este mismo objetivo, contra el desarrollo de la tecnología informática en los lugares en los que se la exige, y contra la libertad de los ciudadanos. Quizás pensada como una medida destinada a proteger a los ciudadanos, el resultado obtenido es, sin embargo, la creación de una entidad corporativa destinada a proteger el privilegio de algunos para administrar una actividad que sostiene y apoya todo el quehacer de la sociedad. Por ello urgimos a quienes ejercen tareas informáticas, a los legisladores, y a los ciudadanos, a expresarse en contra de la matriculación obligatoria en los consejos profesionales de informática.

TrackBack URL

85 comentarios

  1. Leandro dice:

    Me parece excelente el texto.

  2. julio sosa dice:

    Es sorprendente el nivel de desconocimiento sobre el tema, en nuestro país las profesiones son reguladas a través de Consejos Profesionales, el no tener sobre todo el de la ciudad autónoma de Buenos Aires le causa severos problemas no solamente al ejercicio de la profesión sino se extiende al ámbito académico y más especificamente al ámbito de las incumbencias profesionales, tema no citado en vuestra nota pero que tiene mucha importancia.

    El malicioso decir que la lista de personalidades que se cita en el artículo no serían miembros matriculados de un hipotetico Consejo Profesional, no importa el origen profesional sino sus conocimientos informáticos, dichas personalidades serían aprobados por un Concejo Académico y serían incluídos seguramente sin problemas.

    Hablando y escribiendo articulos como estos y sin dialogar entre aquellos que pensamos distinto a Ustedes, no creo que ayudemos al desarrollo de la Informatica y por ende a nuestro país.

    Atte.

    Ing. Julio Sosa

  3. Jose dice:

    Los colegios profesionales en general sirven al solo efecto del bienestar personal de sus directivos, y poco hacen por los matriculados y por la sociedad en general.

  4. Emilius dice:

    En un pais que no te hacen ni multa por pasar semaforos en rojo. Un pais donde podes pisar a alguien con el auto, matarlo, huir a toda velocidad y que te tenga que correr la policia en un espectacular operativo, y a los 2 dias salis libre. Alguien cree que le van a hacer algo por no matricularse y desempeñarse como informatico en cualquier funcion???
    Esto es solo un curro para cobrar unos pesos extra.
    Saludos.

  5. Ernesto dice:

    Esta bueno que los graduados de carreras universitarias orientadas a la informática(Ingeniería en Informática, Ingeniería en Sistemas, etc.) tengan una matricula profesional propia del rubro, como para hacer una diferencia. Por lo menos para saber quien tiene estudios universitario(que aunque algunos quieran desmerecerlo son pocos los que lo tienen y más aun en informática).Mas alla de que éstos sea más o menos capaces que una persona idonea y para que yo pueda firmar al final de esta nota :)(cuando me reciba…)
    Atte: Ernesto Fernandez Ing. en Informática. Mat.:0001
    y todos sepan que, estamos a la misma “altura” que un contador o medico 🙂 .Valorandose así un poco más a la profesión.

  6. Giovanny dice:

    Definitivamente un curro mas para poder sacarle a la pobre gente “mas” plata y poder mantener esta sarta de chupasangre, personalmente estoy de acuerdo en regular la actividad pero que sea libre(el que quiere).
    No obligatoria, no destruyamos el talento natural.

  7. Adrian dice:

    Con respecto al comentario del Ing. Sosa, me parece que en ningún momento refuta ninguno de los argumentos esgrimidos en el artículo.
    Afirma que la falta de regulación acarrea problemas para la “profesión” pero en ningún momento los menciona. Y finalmente, la aseveración “Hablando y escribiendo articulos como estos (…) no creo que ayudemos al desarrollo de la Informatica y por ende a nuestro país.” me suena a renuencia al debate, faltaría solamente que lo tildara como un discurso “peligroso”…
    Ya que la lógica es la base de nuestra disciplina, habría que comenzar por entender como entablar un debate en términos racionales, presentando y refutando argumentos sin apelar a la descalificación gratuita.
    Aparte de esto, por mencionar sólo un problema (irresoluble para mí) de los tantos que plantea esta regulación:¿que criterios objetivos se tomarán en cuenta a la hora de definir si determinado software es correcto? Digo, porque podríamos pensar que el modelo de Dijkstra de verificación formal de programas es lo más objetivo para determinar si un programa es correcto, pero esto dejaría afuera a todos los ingenieros en sistemas con sus baterías de tests…

    Me parece que las buenas ideas al igual que el talento se confirman sin necesidad de un colegio profesional. Además, seamos sinceros y esto corre por mi cuenta: ¿Cuanto inoperante con un flamante título en sistemas o en ciencias de la computación anda suelto por ahí?

    Finalmente, ¿Que va pasar con las certificaciones pagas, tipo Oracle, Red Hat, Microsoft, Cisco, etc? ¿Van a tener que pasar algún dinerillo al flamante Colegio?

    Saludos desde rosario.

  8. Jorge dice:

    Hay serios problemas en el ejercicio profesional. Hace rato que la etica se fue a dormir la siesta. Ustedes sabes que hay profesiones que no se dan por enterado de la existencia de la informatica y la dictan sin ningun tipo de conocimiento. Un ordenamiento vendria bien, a efectos de delimitar areas. En todo caso alguno de ustedes se haria operar por un idoneo en lugar de un médico. Estas peleas no hace mas que dividir y llevar agua hacia otro molino.La pelea no debe darse entre porfesionales e idoneos sino con los que quieren tironear de la actividad para su porpio consejo, no teniendo nada que ver con la actividad. La constitucion de un consejo no coartaria la libertad de trabajo de nadie porque al que no quiera contratar profesionales nadie puede obligarlo.

  9. Che para el Ing. Sosa, le parece pertinente que cada persona que quiera desarrollar software tenga que pasar por un test totalmente arbitrario creado por un par de personas para ver si su software es o no es “”bueno””.

    Yo tengo 19 años y recién empiezo el CBC para Cs. de la Computación y he creado mucho software antes de empezar a estudiar y al momento estoy desarrollando un proyecto de software libre: aonx.sf.net. Sin contar que ya he VENDIDO el desarrollo de software a PYMES, software desarrollado en C++ y QT. Yo conozco y he visto software desarrollado por Ing. en Sistemas de muchísima peor calidad del software que yo desarrollo, me parece totalmente arbitrario y solo con fines lucrativos el crear un consejo y no creo para nada que eso valore la carrera, lo que vale es el conocimiento, el título que te dan al salir de ahí solo certifica que vos cursaste y aprobaste la carrera, no certifica que el software que crees sea o no bueno, eso depende de cada persona y creación en particular.

    Crear software es un ARTE, asi como nadie le va a pedir un título a un pintor para que cree cuadros, ni nadie le va a pedir un título a un músico antes de oir sus obras, el pedirle o no un título a un informático para quedar “habilitado” para crear software es una locura.

    Yo voy a tragarme 5 años (6 con el CBC) de carrera no para que me den un título que me habilite para crear software, sino para aprender más. Y cuando me reciba se que van a existir personas sin ningún título que sepan más que yo en muchas especialidades y me voy a sacar el sombrero delante de ellos cada vez que vea una creación que merezca el acto.

  10. gonza dice:

    para el ing.sosa,

    no es malicioso, la idea no es que si viene dijskstra a dar conferencia no va a poder, sino que pasaria si hubiere aca un dijsktra, seria acusado de ejercer la profesion sin matricula, y convengamos que el ejercicio de la informatica es de una naturaleza totalmente diferente a la de las otras ciencias, ya que si bien esta bien que no te opere un idoneo de apendicitis (chan!), no es lo mismo que compres a un idoneo un sistema informatico.

  11. […] El problema no es Santa Fe. El problema es que legislaciones como esta se extienden como reguero de pólvora, símplemente porque los legisladores en gran medida no tienen la más remota idea de lo que están regulando. Y regulan porque si, porque alguien les hizo un lobby, o simplemente porque en la provincia vecina ya está regulado. Y así generamos una quinta de negocios para unos pocos, y un perjuicio para la sociedad toda. […]

  12. Willy dice:

    Tienes razón jorge, para dar ese tipo de clases magistrales solo siendo el presidente del cpci, con matricula #1, se puede hacer 🙂

  13. Federico dice:

    Gente, convengamos que hoy en dia los estudios universitarios (Ing. sistemas, Lic. Informatica, etc) nos preparan muy poco para desempeñarnos con exelencia en el campo profesional. Yo estoy cursando el cuarto año de sistemas en la UTN de Cordoba, y si bien lo considero un paso inportantisimo en mi desarrollo, al dia de hoy mi experiencia laboral me dice que no es indispensable. Yo me dedico al area de infraestructura en una empresa que da soporte de tercer nivel, sobre servidores; la mayoria de mis conocimientos fueron adquiridos en una forma mucho mas pragmatica en cursos de Microsoft, Cisco, linux…. y sobre todo EJERCIENDO!, cosa que no podria hacer si exigieran matriculacion. Por favor, Jorge, yo no me haria atender por un idoneo en lugar de un medico, asi como tampoco dejaria en manos de un raso Ing. en Sistemas el mantenimiento de un entorno Microsoft por ejemplo, porque el hecho de que sea Ing. no me garantiza de que sea “idoneo” al respecto… tu ejemplo no refleja una realidad, justamente porque la profesion de un medico dista mucho de la de un informatico.
    En este pais las cosas se hacen siempre al reves…. en lugar de fomentar una actividad que hoy en dia esta en auge aca y que genera no solo mucho empleo, si no tambien atrae inversiones extranjeras, se dedican a obstaculizarla…. no suena absurdo?

  14. Como que no son atendidos por idoneos?
    Y las practicas de las carreras medicas donde se hacen?
    En hospitales publicos!
    Solo porque tengas plata y te pagues una buena obra social y por tanto nunca hayas caido a un hospital publico no quiere decir que medicos sin titulo no esten tratando pacientes.
    A veces LA realidad va más alla de donde ven nuestros ojos.

    saludos

  15. Javier Adrián Ortiz de la Tabla dice:

    Otra cuestión que no se tiene en cuenta cuando se compara a la informática con la medicina es que los médicos pasan sí o sí por una instancia de práctica (residencia), y que los programas de estudio de las carreras médicas le dan cada vez mas preponderancia a la práctica desde el primer año.
    Tampoco es garantía de nada el hecho que un médico tenga matrícula profesional (si, existen médicos incompetentes con título, matrícula y todo), y en muchos casos algunos colegios funcionan más como defensa corporativista ante los casos de mala praxis que como órgano de ética y control profesional. Una búsqueda en google de artículos periodísticos relacionados con mala praxis brinda un panorama al respecto. Para muestra, un botón http://www.clarin.com/diario/2005/08/31/sociedad/s-02815.htm.
    Las analogías pueden ser peligrosas, si los que defienden la creación de estos colegios no tienen argumentos fuertes, no deberían salir a buscarlos en otras disciplinas que poco tienen que ver con la informática.

  16. Javier Adrián Ortiz de la Tabla dice:

    Se me piantó un punto en el link anterior, borrarlo para acceder.

  17. No se olviden de los pibes que todavía están en el colegio secundario y compiten en olimpíadas internacionales de programación.

    ¿No van a poder competir por no estar matriculados?

    Yo a los 17 años participé en la OIA (www.oia.org.ar) y llegué a la final de selección nacional. No logré ir a Korea pero los 4 primeros si.

    El artículo aquí presentado me encantó, responde a la forma en la que yo pienso. Me gustaria ver un texto escrito explicando de forma lógica y fundamentada los motivos por los cuales la matriculacion obligatoria es necesaria.

  18. carlos diviani dice:

    Esto es una verdadera estupides! Con perdon. Se confunde todo. Un buen programador, en C ++ o en JAVA, puede hacer pomada a cualquier ingeniero en “informatica” de cualquier universidad argentina…en programacion C++ o Java. Porque? Porque los lenguajes de programacion son justamente eso lenguajes! Conosco excelentes programadores que son autista, no son capaces de hacer un huevo frito, y menos graduarse en una carrera, con todas la materias filtro, que por lo general tienen, solo saben, muy pero muy bien una sola cosa, programar… Es como los musico, los escritores, los ebanista. Con conocimientos muy especificos que se llaman silenciosos. Si pudieramos trasmitir y “encerrar ” esos conocimiento podriamos reproducir excelentes programadores, musicos geniales, y escritores Nobel, a demanda… Eso no existe, nadie a encontrado la formula para hacer eso.
    Es decir que no intente regular algo irregulable…Es una tonteria inventada por algunos avispado para quedarse con el diego del sellado!!

  19. Leo Perez dice:

    al Ing. Julio Sosa:
    cuando sitas “aquellos que pensamos distinto a Ustedes” que queres decir.??? Yo no soy ingeniero pero trabajo desarrollando sistemas con 10 Ingenieros…tengo 10 años en la materia…tengo el mejor sistema de Distribucion de mercaderia.
    Tan poco te da la cabeza como para pensar que siendo ingeniero sos mejor que “USTEDES”???

  20. Me parce muy interesante el tema de las certificaciones específicas (Oracle, Cisco, Sun, Microsoft, etc). Acaso no son mucho más válidas en determinados contextos que un título de ingeniero? Ojo con eso.

    Saludos.

  21. her dice:

    Con el continuo avance y desarrollo de las tecnologías informaticas, que garantía a la sociedad le ofrecería un colegio de tal vez… informáticos o hackers o nerds.
    Es una soberana estupidez pretender colegiar a personas que trabajan con la informática, puesto que la misma no está sujeta a reglas de ninguna clase. Aquel que considere que sí lo está, que conteste cual es la edad promedio de los hackers de todo el planeta, cuál fue el origen de internet, a ver si por casualidad fue para beneficiar a la sociedad y que si no fuera porque se les fue de las manos a los que la crearon, ni el más pintado la conocería.
    Y para aquellos que dicen que sin duda a Billy Gates o Steven Jobs le darían una colegiación seguramente, piensen que todo el universo de GNU no está sujeto a ninguna clase de colegiación y crece día a día sobre la base de la libertad de acción y colaboración de los individuos que piensan en cosas útiles para los demás, y no son precisamente una manga de burócratas que pretenden poner cortapisas al desempeño creativo.
    Es tan ridículo el planteo de esa colegiación, como si se pretendiera que para pintar cuadros debería colegiarse, o lo mismo para componer música o para inventar cosas. Válgame Dios! Cállense la boca!!! o por lo menos sigan el consejo de Groucho Marx: “Es preferible callarse y pasar por tonto, que hablar y despejar todas las dudas”. Pero en este caso, lamentablemente, no se trata de tontos precisamente.

  22. Her dice:

    Algo que quedó colgado en mi comentario anterior:
    Para los que consideran pertinente la “colegiación” en informática y hablando de colegios (con más propiedad) y escuelas: ¿los maestros de todo el país que enseñan informática a los chicos, tendrían que colegiarse? (miren señores defensores de la colegiación que la informática es materia curricular en toda la Argentina) y en ese caso ¿quién pagaría la colegiación? ¿estaría habilitado un maestro para hacer una web quest con sus alumnos o violaría alguna incumbencia profesional y debería pedir autorización al colegio de …? Si una escuela pública quiere colocar una página en internet, deberá contratar un “informático matriculado”?
    Cuál sería la línea frontera entre la matriculación y el libre desarrollo informático? Un adolescente hábil en el uso de bases de datos puede armarle un sistema de stock al padre dueño de un comercio o tiene que estar matriculado para ello?
    Se puede formatear un disco sin estar matriculado?
    Y diseñar una planilla de cálculo?
    O, tal vez, es necesaria la matriculación para crear un juego?
    Quizás sea necesaria la matriculación para endilgarle alguna responsabilidad a algún técnico o programador por alguna metida de pata ¿no?. Si fuera eso, tal situación devendría de un contrato (escrito o verbal) y ya está cubierto por las normas del Código Civil.
    Pero, para los defensores de lo indefendible, si el monstruo mundial de la informática, Microsoft, se pasa los días informando de errores en los sistemas que vende y lanzando nuevos parches, qué control se puede ejercer a través de un colegio de informática, en beneficio de la comunidad, donde el material de trabajo es tan concreto y estable como una ameba.
    El único objetivo visible es el diezmo.

  23. […] Campaña contra la matriculación obligatoria de informáticos en la provincia de Santa Fé (Argentina) Ha comenzado una campaña contra la Ley de Matriculación Obligatoria en la Provincia de Santa Fé (Argentina), que lamentablemente ya ha sido aprobada por el Senado de la provincia, y ahora está en discusión en la cámara de Diputados. […]

  24. Alejandro dice:

    Me parece justo que exista un colegio de informáticos, pues en España no existe y cualquiera puede firmar un software chapucero y venderlo en licencias.
    Aunque esto puede ser consecuencia de que los propios licenciados creen software con errores de conceptualización o a partir de un modelo no apropiado. La peor parte se la llevaría el colegio pues perdería poco a poco su prestigio y no tendría autoridad.
    Esto no son edificios que se puedan caer. Pues la estructura en un software se puede abarcar de diferentes maneras, y un solo amateur puede hacer mejor software que cinco ingenieros. Y esto es realidad, pues soy ingeniero técnico y trabajo en una empresa cuyo jefe programador es licenciado en farmacia.
    El tema de esta nueva ley en argentina me parece muy desacertado, pues atenta contra el derecho de la curiosidad, hecho que en mayor o menor medida mueve el mundo. Sería como si creáramos un colegio profesional de inventores ¿Qué sentido tendría eso?
    La peor que podría pasar es que la ignorancia de los políticos repercuta negativamente en todo el auge creativo que vive argentina en cuestiones informáticas, de seguridad, etcétera.
    La comunidad de programadores debería protestar contra este abuso de la autoridad argentina, los políticos son unos ignorantes, no saben nada de software, pues quieren convertirlo en negocio, crear unos organismos de control y cobrar su parte y esto es un tremendo error, pues no está tan maduro el tema como para meterse ahí. Volviendo a las edificaciones, es como si quisieran hacer proyectos de arquitectura sobre los castillos de arena.
    Personalmente apoyo a la comunidad de software libre, que está haciendo un gran trabajo y vislumbro el negocio de la producción de software -no orientado tanto a proyectos o licencias- sinó a la venta de servicios por personalización de software basado en comunidades abiertas, desinteresadas, y apoyadas por grandes empresas. El software propietario cuesta mucho hacerlo y la mayoría de las veces no es muy consistente. Sean coherentes con el mercado, señores políticos y dedíquense a la política para que surja creatividad, interés y pasión por la informática, no coartando las libertades de sus ciudadanos en materia de software, apoyen las iniciativas de los pocos emprendedores que arriesgan su dinero, su tiempo y sus recursos en construir una argentina mejor y más próspera.

  25. […] Posteo el artículo que redacté en https://www.vialibre.org.ar/?p=3771 En este link también hay información sobre la redacción original del proyecto de ley y un video con el debate. […]

  26. Carlos R dice:

    Ya es hora de regular una ciencia como la informatica, como se regularon otros campos como la arquitectura,medicina(antiguamente) y mas recientemente las ingenierias industriales y de telecomunicaciones

    Hay muchas personas antiguamente que hicieron mucho en distintos campos sin tener un titulo homologado y no por eso se debe dejar de regular.
    Ejemplos: Faraday, Maxwell,Tesla,Hertz, Marconi…

    En medicina, tu no vas al medico, si te duele la cabeza o te has cortado con un cuchillo, solo vas cuando es algo mas grave. Y si el medico se equivoca y te mata, tendra responsabilidad
    En la informatica, un hospital se queda paralizado 6 horas por un error informatico, y las culpas se le echan a los ordenadores, como si pensaran por si mismos, y nadie tiene responsabilidad.
    Una pagina web, un juego, una aplicacion en C, ahi no hace falta un matriculado en informatica eso lo hace cualquiera.

    Un sistema critico, como el software de un tren, de una central nuclear, de la aplicacion que gestiona la Hacienda publica, la gestion de la base de datos de un banco mundial, en los que los fallos informaticos dan perdidas economicas y puede que hasta humanas, son necesario que sean controladas por un matriculado en informatica.

  27. sergio dice:

    estoy de acuerdo con la matriculación, o sea me parece que cualquiera tiene que ejercer la profesión, pero la persona responsable de un proyecto deberia ser un profesional matriculado, como cualquier otra profesión. Ah y acuerdense, por lo que lei en muchos foros, la informática no es sólo “programar”, Argentina hoy en dia no está capacitada para administrar un gran proyecto de software, para eso hace falta otro tipo de capacitación, no solo leerse un libro de linux o C.

    Ah otra cosa, la lista de los que no “podrian” ejercer la informática es engañosa, todos esos nombres son profesionales UNIVERSITARIOS y la mayoria aportó a la ciencia informática cuando ni siquiera existía la carrera como tal, son investigadores, matemáticos, etc. Sean honestos con lo que publican.

  28. Carlos R:

    Algunos de los mejores videojuegos de la historia estan hechos por alguien que fue a una universidad por menos de un año para luego aburrirse e irse a hacer algo útil y productivo.

    Wolfestein 3d, Commander Keen, Doom 1, Doom 2, Doom 3, Quake 1, Quake 2, Quake 3, Quake 4.

    Incluso HALF-LIFE y COUNTER-STRIKE, que si bien no fueron hechos por la empresa que él fundó, compraron una licencia del Engine del Quake 2 para modificarlo.

    Hoy en día el código fuente de la mayoría de ellos (incluso Quake 3) se encuentran libres bajo la licencia GNU/GPL.

    Se llama John Carmack, uno de los programadores mas importantes de nuestra época (mundialmente conocido sólo en su ámbito, a diferencia de Steve Jobs o Bill Gates). Hoy en día es millonario y fundador de una empresa que fabrica aeronaves para viajar al espacio.

    Y fué reconocido por la revista TIME como una de las personas más influyentes en tecnología (Décimo lugar entre cincuenta).

  29. […] Como siempre, esa fue mi opinión. Les recomiendo que lean el mensaje en Via Libre. […]

  30. […] A menos que dicho capítulo sea redactado de una manera radicalmente distinta, la ley en Santa Fe logrará un efecto muy distinto del pregonado públicamente por APPEI. […]

  31. Pablo dice:

    Hola,

    Done dice ¨En otras artes, la interacción interdisciplinaria también es frecuente (por ejemplo, el ingeniero civil que obtiene de los médicos los requerimientos que debe cumplir un hospital a construir), pero casi nunca en el grado en el que ocurre en la informática, en la que la regla es que el mejor software para una determinada aplicación sea hecho por profesionales de esa área con asistencia de informáticos, y no al revés¨

    … perdon pero es justamente alreves!! El mejor software es el que hacen los informaticos con la asistencia de los especialistas del caso… Por que las empresas contratan a empresas de desarrollo de soft para que les hagan sus sistemas?? Creo que deberiamos replantearnos esa frase…

    Por otro lado, bajo el titulo “Perjudica al desarrollo de la disciplina Conspira contra la calidad de los servicios”

    Nombran todos grandes de la informatica, pero de 1989 para atras!!! Hace siglos los mejores medicos no eran medicos… alguien tiene que empezar con las cosas, ahora, una vez desarrollada la ciencia, no se acepta que uno que no es medico siquiera salga en la TV!! Si hasta el nro. de matricula tiene q poner cuando se reporte a un doctor…

    Despues dicen:
    “ACM (Association of Computing Machinery, decana mundial en la disciplina) ha expresado públicamente que el actual cuerpo de conocimientos científicos y mejores prácticas de la materia no alcanzan siquiera remotamente para determinar con algún grado de certeza si determinado abordaje de un proceso es correcto, erróneo o peligroso.” ….

    No tiene nada que ver con la matriculacon o el proyecto de ley! esta diciendo que no se puede determiar a priori, antes de que el proyecto este terminado, si esa forma de encarar el proyecto producira el mejor resultado o el peor… que tiene que ver con lo que pide la ley de tener un titulo para poder desarrollar software!! Para que el Ministerio de Educacion aprobo a tantas Facultades/Universidades para que den el titulo de Tecnico/Analista/Ingeniero/Licenciado en Sistemas? Si eso esta mal, entonces pidan que se den de baja las carreras y expliquenles a todos los miles de personas que se recibieron que su titulo(tiempo, esfuerzo, sacrificio) no sirve para nada… que tiraron su tiempo…

    Saludos. Pablo.

  32. Fede dice:

    Pablo, me parece que tenés un concepto un tanto particular de para qué sirve una carrera universitaria. Si lo único que obtuviste de la universidad es un título, y el tiempo que invertiste en tu carrera fue “tirado” a menos que le prohiban a los demás competir contigo, entonces esa carrera efectivamente no sirve para nada, y conviene no desperdiciar recursos de la sociedad en sostenerla.

    El rol de la universidad es enseñar, y no otorgar privilegios nobiliarios a sus egresados.

  33. Que mala noticia, que triste resulta ser que una ley como estas sea llevada adelante. Sinceramente pregunto, los iluminados que impulsan y abalan esta ley, han pensando en aquellos estudiantes que para pagarse la carrera trabajan desarrollando soft o en alguna tarea relacionada con la informática? O en aquellos provenientes de otra carrera que tienen certificaciones de Cisco, Microsoft, Red Hat, Oracle, etc. ?
    Alguien dijo que no atenta contra el soft libre, sin embargo recuerdo haber leído un artículo que comentaba con elogios el trabajo de un programador que diseño 235 drivers de webcams para GNU/Linux. En la entrevista dice claramente “Mi nombre es Michel Xhaard, y soy médico” este hombre por suerte nació en Francia y no Santa Fe, de lo contrario sería un delincuente. Linus Torvalds no desarrollo el kernel de GNU/Linux siendo un estudiante? Cuantas geniales obras de arte informáticas fueron creadas por estudiantes… genios que no necesitaban terminar la carrera para ya realizar trabajos espectaculares.
    Patética imagen de mediocridad representan aquellos que necesitan esta ley para que otros, con más habilidades pero sin título habilitante, se vean imposibilitados de distribuir su software y colaborar con la comunidad. Pero más mediocre es la imagen de los políticos que llevan esta ley adelante, sin darse cuenta del impacto que tendrá esta ley en la sociedad… aunque bueno, basta mirar atrás en el tiempo para ver que nuestra clase dirigente nunca se caracterizo por ver mas allá de sus narices y sus intereses personales.
    Espero que este proyecto sea revisado, mejorado y que no se vean coartadas las libertades personales de todos los habitantes de Santa Fe. Que la ambición de unos pocos no afecte el esfuerzo de muchos.

  34. Victor Declerk dice:

    Muy acertado el comentario de Ivan.
    Considero que la informática va mucho más allá del simple ejercicio de una disciplina profesional.
    La informática es una herramienta, como lo es la escritura; es una forma de expresión, como es una obra de arte.
    Regular la actividad de esta forma insólita es tan absurdo como exigir ser profesor de literatura para escribir un libro (o una carta a un amigo).
    Es indudable que esta regulación viola los derechos básicos de toda persona como se desprende de estos artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos:
    “Artículo 19
    Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.” (considero que un programa de computadora o una página web están entre estos medios)
    “Artículo 27
    1. Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten.”

    No sólo niega derechos básicos de toda persona (aficionada a la informática), sino que pretende ejercer su poder sobre la capacidad de decisión de quienes consumen los productos de la actividad. ¿Si un profesional matriculado es INDUDABLEMENTE mejor que alguien que carece de la matrícula, que necesidad hay de prohibir la actividad “amateur” de alguien que tiene 10 años de experiencia en su campo? ¿Acaso quienes contratan los servicios no son lo suficientemente inteligentes para darse cuenta de esa obviedad? ¿Por qué perseguir con la letra de la ley a quienes no están matriculados? Ustedes que tienen la libertad de elegir, van a un restaurante porque el cocinero “se recibió de chef” o porque tiene buena comida, buena atención, precios razonables, etc…; ese es el peligro de no prohibir la actividad de los no matriculados. Las leyes que están surgiendo en varias provincias de nuestro país violan el derecho constitucional a la libertad de elección que deben gozar los consumidores de bienes y servicios.
    Si los consejos profesionales otorgaran servicios reales a los matriculados, la obligatoriedad no sería necesaria para engrosar el número de afiliados; si los consejos son solamente oficinas que se dedican a cobrar la cuota, entonces la necesidad de que sea obligatoria pasa a ser un argumento más válido (no veo por qué a alguien le interesaría pagar la cuota en este caso, por muy profesional en informática que sea).
    Creo que paralelamente a la lucha por evitar que estos insólitos consejos profesionales sigan surgiendo, se debería impulsar la creación de una “Ley Nacional de Libertad Informática”, en la cual quede plasmado de forma explícita el derecho de todo argentino a utilizar y desarrollar la informática. Sería muy interesante que el proyecto surja de las universidades, siendo que ya se expresaron en este sentido y que despejarían dudas sobre si se trata de una propuesta llevada a cabo por una horda de no profesionales que quieren promover el caos. Esta ley rescataría de la ilegalidad a muchos compatriotas que viven en provincias donde la creación de los consejos ya tiene fuerza de ley, y devolvería a la república a la arena de los “desarrolladores profanos” que están dando forma a la era de la información.

  35. Alberto dice:

    La informática es un campo amplio, utilizado por muchas personas, en diferentes grados y formas.

    Será, sin duda alguna, una tarea ardua tener que establecer los límites y el alcance de las matrículas.

    Hasta entonces, creo que la matrícula no deberá ser obligatoria.

    Es mi humilde opinión que si alguna empresa debe saber si una programador es apto (o no), entonces deberá realizar ella una evaluación, por su cuenta.

    Además, podrá requerir que el programador posea título universitario. Eso les dará un indicio, una idea, acerca de la capacidad del programador. La matrícula puede ser un valor agregado, pero no obligatorio.
    Al menos no por ahora, porque es un campo relativamente nuevo.

    En algunos casos, bastará con que el empleado tenga mínimos conocimientos de Hojas de cálculo y creación -digamos- de macros. Y es allí en donde me parece insatisfactoria la idea de exigir una matrícula.

  36. Jorge G. dice:

    Carlos R: cuando decís:”… Un sistema critico, como el software de un tren, de una central nuclear, … son necesario que sean controladas por un matriculado en informatica ”

    Acaso el Matriculado en informática, te exime de todo mal?? , te da la garantia de que su soft para sistema *crítico* no falle??: la respuesta es NO, la informática NO es como la medicina, o como la ingeniería civil, por eso es un terrible, burdo e infantil error hacer la comparación; la verdad es que, ni aunque tu software estuviera avalado por 1000 matriculados tendrías la garantía de que no falle. Porque a diferencia de la medicina o ingenieria donde lo que se hace es principalmente aplicar “tecnicas” y “recetas” prestablecidas, en informatica eso es absurdo, NO hay recetas para escribir un soft “que no falle” así como SI hay normas en ingeniería civil para q un puente no se caiga, La informática es una tecnología pero tambien es una ciencia y un arte y es absurdo poner normas a los cientificos y artistas.

    Por otro lado gente como el Ing. julio sosa
    me hace acordar a los funcionarios militares del proceso: Creo q esta gente tiene miedo de que un pibe de 19 años con mucho talento pero sin matricula, desarolle un soft mucho mejor del que ellos serían capaz de desarrollar, entonces se amparan en los políticos -que ni siquiera tienen idea de lo que es la informatica- para que le *protejan* sus intereses.

  37. Marcos dice:

    Gente, solo tengo una cosa para decir.
    Tomen esto en serio.

    Es algo que no debe llevarse a cabo, debemos tomarlo con responsabilidad, sabemos muy bien lo que la palabra libertad significa para nosotros, y como grupo que va en “contra de la corriente” tenemos que estar firmes y defender lo que creemos.

    Compartanlo con sus amigos, compañeros y todos los que ustedes quieran.

    Les mando saludos,
    Trabajemos duro, es nuestra manera de pensar la que esta en juego.

    Cualquier cosa los espero en landmarkus at gmail.com

  38. Leo dice:

    Permítanme hacer un par de comentarios. Creo que tengo autoridad para hacerlo.
    Soy Abogado e Ingeniero en Sistemas Informáticos.
    Como Abogado estoy sometido a la colegiación obligatoria, con lo cual puedo hablar por la experiencia.
    La Colegiación es incómoda, sí. Hay que pagar una tasa (mínima anual) y llevar una credencial a todos lados. De todas maneras, es muy útil. Paso a explicar porqué.
    Hay un concepto erróneo en la función principal de un Colegio profesional a lo largo de este artículo y en los comentarios en su mayoría. La Matriculación no tiene por objeto certificar si un software es bueno o no (Para ello recurriríamos a ISO, CMM, CMMi, etc).
    La Matriculación habilitante tiene más una función de control de la actividad. No certifica que el software sea bueno, sino que por el contrario, garantiza que si el software no es bueno, ese profesional no va a poder desarrollar otro (al menos a su cargo y responsabilidad).
    Cuando digo “Si el software no es bueno” no significa que la interfaz sea buena, que sea muy funcional, eficiente, usable, etc. Para ello tenemos a McCall y compañía.
    Lo que debe controlar un colegio son cuestiones éticas y de idoneidad.
    Un profesional debería ser apercibido, o inhabilitado si desarrolla software y por su culpa grave (negligencia manifiesta) deja un agujero de seguridad que permite que terceros se roben información, o produce la pérdida de datos que perjudican patrimonialmente a un cliente, o, pero aún, dolosamente vende o aprovecha información o explota accesos que deje abirtos en el software de manera poco ética.
    El que escribió un comentario diciendo que antes de empezar la carrera ya había desarrolado y vendido sistemas que resultaron de mejor calidad que otros desarrolados por Ingenieros, no me cabe ninguna duda. Seguramente esa persona terminará siendo un profesional exitoso y se llenará de dinero. Repito lo que dije antes. La Colegiación no hace a la calidad de software, sino al control de la ética e idoneidad.
    No podrán discutirme que esa persona que desarrolla tan bien y vende sus sistemas es una en 20, y que los 19 restantes son improvisados que toquetean un poco DreamWeaver y salen a vender páginas y sistemas.
    Esas personas son valiosas, y no quiero con esto desmerecerlos, pero no deberían ser los responsables de un producto, sino parte de un equipo donde un profesional (con idoneidad y ética) controle el producto resultante y dirija su desarrollo y mantenimiento.
    Como abogado el hecho de estar matriculado no implica que vaya a ganar todos los juicios ni que mi defensa de los derechos de mis clientes sea la más efectiva o acertada, pero implica que si puedo seguir ejerciendo es porque nunca fuí denunciado por faltas a la ética ni cometí errores graves que ponen en tela de juicio mi idoneidad.
    Quizás la Informática sea una actividad que ha tardado en regularse por los bienes que pone en juego su mal desempeño.
    Un médico puede poner en juego valores como la vida y la salud
    Un abogado puede poner en juego bienes como la propiedad o libertad.
    La Ingeniería informática sin embargo adoptó un rol tan protagónico en nuestra sociedad que en muchos casos también su mal ejercicio puede poner en jaque la propiedad, la libertad, la privacidad, el honor y otros tantos valores que merecen igual protección.
    Aquellos no profesionales y no matriculados, podrán igualmente trabajar a cargo de uno que sí lo sea (como puede ocurrir en el caso de un “paralegal” o un estudiante en un estudio jurídico)
    Espero que mis comentarios hayan servido de algo.
    Saludos
    Leonardo

  39. Fede dice:

    Leo, tu argumento es, en dos palabras, que es necesario un mecanismo para fiscalizar la ética de la gente que trabaja en informática. Suponiendo por un momento que aceptara tu argumento, sigue sin quedar claro que sea precisamente un colegio profesional la manera de lograrlo, y no, por ejemplo, una aplicación adecuada de la legislación comercial, civil y penal.

    Los hechos, incluso, señalan que no es la manera de hacerlo. En Córdoba tenemos un colegio profesional de informática desde hace veinte años, y no hay ninguna mejora medible en la ética de la gente que trabaja en informática, comparado con lo que pasa en las provincias en la que no hay colegio.

    Hay incluso quienes argumentan que algunos informáticos usan el colegio para obtener una posición de poder, y eso hace que su ética, en vez de mejorar, haga todo lo contrario.

  40. gustavo dice:

    es un lio tremendo yo pienso que por mas que regulen la actividad el programador ,los programadores vuenos los artistas creadores de prog.muy vuenos igual seran contratados
    ,los programadores seguiran brillando,esto es un arte y el arte no puede se regulado ,y al Ing. Julio Sosa que qiere desir con eso de alos que piensan distintos sy yo no entendy lo que el piensa ,que piensa usted ing,?podria explicarlo mejor?

  41. jcb dice:

    yo estoy TOTALMENTE a favor de la matriculacion, ahora bien

    TODOS TIENEN QUE TENER LA OPORTUNIDAD DE MATRICULARSE

    ahora si uno, lease YO, invierto 5 años de mi vida para ser ingeniero… la verdad es que me caliente muy poco las aptitudes de un tipo que no se preparo… la actividad debe ser RESTRINGIDA… y si la actividad es muy cambiante a DISEÑAR un sistema de evaluacion superior… por que con el concepto de que no se puede matricular por que es muy cambiante… entonces no diseñen planes de estudio por que todo es muy cambiante…

  42. LuisG dice:

    Saben, tengo 16 años de esperiencia dando soporte y consultoria en diferentes Help Desk en empresas de primer nivel. Hasta hace unos meses estaba a cargo del soporte e implementacion en una empresa multinacional. Hicieron algo parecido a lo que seria, en lo parctico, la matriculacion, Exigieron que todos los que tuvieran puesto mas alla de operador tuvieran titulo universitario afin. Yo tengo una licenciatura en matematicas, MSCE, etc, pero no cumplia con la norma de ser Ingeniero, asi que contrataron 3 personas mas para ocupar los cargos intermedios entre el gerente general , porque yo no podia cubrirlos solo por esa politica. Lo curioso es que yo sigo haciendo el mismo trabajo, les hago el trabajo a los otros nuevos, y ellos ganan 3y hasta 6 veces mas que yo. Creo que esto de la matriculacion va a llevar tambien a algo parecido, que van a tener los usuarios que contratar matriculados, aunque despues cacho, carlitos, y pepito que no tiene la carrera universitaria pero todo el conocimiento, sean csub contratados y hagan ello sel trabajo. Espero que no progrese semejante estupidez

  43. Alejandro dice:

    He estado leyendo algunos de los comentarios y hay desde ilusos soñadores hasta realistas que no están conformes con esta __ridicule que es la matriculación__, no sólo en informática, sino que yo lo extiendo a disciplinas mucho más añejas, como son las vinculadas a la salud, la construcción, la electrónica, la mecánica, etc.

    Ejemplos:
    Salud: Si Hipócrates e Imhotep resucitaran, hoy no podrían ejercer la ciencia de la cual son los autores con escritos de más antigüedad.

    Ingeniería:
    Agia Sofía es un claro ejemplo de construcción anti-sísmica y fue realizada por gente a la que ni se le cruzaba por la cabeza que pudiese llegar a existir estar lacras que son los colegios ‘profesionales’ mientras que muchas construcciones modernas se caen a pedazos cuando ocurre un fenómeno natural de magnitudes ya existentes en los registros de los servicios sismológicos de cada país.

    María Julia y sus mil días para la limpieza del riachuelo. Y los sobresueldos.

    Flamarique y la ‘Banelco’ en el senado.

    Barubudía y la censura a Tato Bores.

    La Junta Electoral de la Provincia de Buenos Aires habilitando a Francisco de Narvaez, pese a no cumplir los requisitos requisitos legales.

    Ídem el Juez Blanco con Daniel Scioli.

    Menem y los sobresueldos.

    Y la lista es casi infinita.

  44. ALEJANDRO dice:

    [quote]Ídem el Juez Blanco con Daniel Scioli.[/quote]

    Corrección: fue la Junta Electoral de la Provincia de Buenos Aires, presidida por el Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Buenos Aires.

  45. matigro dice:

    Llegué tarde a la discusión, pero quiero dejar mi opinión igual.
    Me parece una locura comparar Medicina con Informática. no tienen nada que ver, si el médico le pifia en el tratamiento, la persona se muere. Estamos hablando de PERSONAS, algo que tiene vida y pensamiento, algo completamente irremplasable ¡Cómo se les ocurre comparar con un sistema informático!. Si un hospital necesita un sistema en tiempo real, de alta fiabilidad, etc. ¿Creen que llamarían a cualquiera? No subestimemos. Seguramente llamarán a licitación, averiguarán en donde han aplicado el sistema…
    ¿Por qué no comparar con Peluquería?. Existen peluqueros de oficio y que estudiaron, cada uno se corta el pelo con el que le guste, con el que uno piense que se siente cómodo y lo deja mas lindo.
    Cuando buscás trabajo en una empresa de software, o cuando vas a ‘vender’ tu sistema a una empresa, éstas piden un curriculum, una prueba (aunque no es completamente fehaciente 😉 ) de que tenés los conocimientos para hacer eso que decís poder hacer. Si tengo un título, mejor.
    Creo que las empresas no compran sistemas, creo que pagan por el conocimiento de la personas (o empresa) encargada de hacerle el sistema. Si no es así, esa empresa es un kamikaze que no mide las consecuencias.
    ¿Cuántos de nosotros conocemos profesionales ‘chantas’? Yo, un montón. Personas que no hacen mala praxis sino que, a ejemplo incitan al cliente a hacer juicios interminables o con pocas posibilidades de éxito. A tratamientos caros, no históricamente comprobados, pero que dejan buen dinero para ellos. Yo siempre veo las farmacias, en éstas, existe un técnico que firma los papelitos legales, pero cuando vas y le decís ‘me duele por acá y por acá’ el que te aconseja un remedio de venta pública, es un muchacho/a que no hizo estudios, un trabajador de esa farmacia. Podría decir que la mayoría de las farmacias en Entre Ríos (por ser lo que conozco ya que vivo aquí) es así. ¿Y quién de los Colegiados dice algo? Nadie, porque es todo legal. ¿Qué probabilidades hay de comprobar que ese remedio, vendido en esa farmacia, fue el que desató el problema en una persona que compró ahí? Ninguna.
    Para Leo: “Un profesional debería ser apercibido, o inhabilitado si desarrolla software y por su culpa grave (negligencia manifiesta) deja un agujero de seguridad que permite que terceros se roben información, …”
    Supongamos que estoy colegiado en informática: Si le aconsejo a una empresa a instalar servidores y terminales con MS Windows, ¿Soy negligente? No tengo nada contra Windows, pero sabemos que tiene fallas (como todo software) y que muchas veces esta empresa esconde la falla o tarda en parchear el problema.
    No creo que un colegio en informática asegure la ética y otras yerbas.

  46. meneame.net dice:

    Se regulariza el sector de la informatica en una provincia de Argentina

    Segun dicho proyecto de ley, aprobado por senadores de la provincia de Santa Fe, se restringiría la libertad de las personas de confeccionar y distribuir programas de computadora, reservando ese derecho exclusivamente a los egresados de ciertas carrer…

Deja un comentario

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>