Linux en su casa

Por Jorge Londero / Especial para Puntonet, del diario La Voz del Interior

Si nos fijamos detenidamente en las características de una PC de oferta, cualquiera de esas que aparecen actualmente en los folletos de supermercados, hipermercados o casas de artículos para el hogar, además de la memoria, el procesador y otros detalles, es posible que encontremos que, en lugar de Windows, el sistema operativo incluido es Linux (en realidad GNU/Linux).

Y si nos ponemos a comparar, la gran mayoría de las computadoras que se ofertan en el orden de los 1.500 pesos incluyen este sistema operativo. ¿Por qué? Por que al ser Linux un software libre y gratuito, los que arman las máquinas abaratan mucho su costo al reemplazarlo por el tradicional Windows, ya que la licencia del sistema operativo de Microsoft ronda los 120 dólares, es decir, unos 350 pesos más, cifra más que considerable cuando de ofertas se trata.

Bueno, la pregunta es ¿Qué hacen los que compran una computadora con Linux?

Pueden suceder varias cosas, entre ellas, que el comprador sepa de este detalle y que no le importe porque conoce todas las posibilidades del software libre, lo que, convengamos, todavía no es muy común; o bien que consiga una copia de Windows, lo que es ilegal, borre el Linux y acá no pasó nada (o si pasó, porque puede tener problemas con la Justicia). Otra variante es la del experto que tiene una súper computadora y que hace una partición del disco duro y mantiene los dos sistemas.

Una sorpresa, pero buena Pero si todas las anteriores suponen un usuario informado ¿Qué pasa con los que no conocen nada del tema? ¿Qué pasa con aquel que compra la computadora, la lleva a su casa, la prende y se encuentra con la sorpresa de un sistema operativo que jamás vio en su vida?

“Esa sorpresa, en lugar de ser mala, debe considerarse realmente buena”, asegura Daniel Polzella Cano, presidente de la Fundación Vía Libre, institución dedicada a la difusión y la defensa del software libre.

Polzella Cano detalla que “Linux es, tanto en lo operativo como en lo gráfico, muy parecido a Windows, por lo que no hay ningún problema para el usuario, el que tendrá para usar un abanico de herramientas equivalentes a las que tenía con Windows. Además, esto tiene sus ventajas, ya que con software libre uno puede adaptar los programas a sus necesidades”.

Consultado acerca de ciertas dudas comunes, como la posibilidad de quedar aislado, el especialista indica que, “tanto los procesadores de texto, como de gráficos o las planillas de cálculo se pueden enviar por correo a usuarios de Windows y ellos pueden abrirlos sin problemas, y viceversa”.

Lo recomendado Los programas más comunes y útiles para el hogar que corren sobre plataforma Linux son, entre otros, el OpenOffice, que es una suite de oficina muy potente, que incluye procesador de texto avanzado (en reemplazo del Word), un programa para presentaciones (similar al Power Point), y planillas de cálculo (como Excel), entre otras herramientas.

El Microsoft Outlook (MO), en tanto, se puede reemplazar con el programa Evolution, que es un administrador de correo electrónico, que cuenta con agenda, calendario y casi todas las herramientas del MO.

Para conectarse a la Red, en lugar de Internet Explorer, sobre Linux se puede utilizar Mozzilla, Galeón o Konqueror, “con los cuales se navega perfectamente” asegura Polzella Cano, quien agrega que “todos estos programas son prácticamente inmunes a virus, ya que el 99 por ciento de los virus que circulan están escritos aprovechando los errores de Windows y de los programas aplicativos de ese sistema, como Outlook. En cambio, Linux, por haber sido desarrollado con la colaboración y con la publicación de expertos de todo el mundo, es mucho más estable y seguro”.

Hasta aquí los pro, pero a la hora de las contras, Polzella Cano admite que el principal problema de tener Linux en casa es el desconocimiento de algunos detalles en la utilización de los programas, aunque confía en que “si se usa la inteligencia y la comparación, los programas que corren sobre Linux son similares y fáciles de entender”.

Por su parte, Federico Heinz, también de Fundación Vía Libre aclara que el sistema operativo con el que vienen las computadoras de ofertas se denomina GNU/Linux y no simplemente Linux, como se dice popularmente.

Heinz considera que “utilizar Linux, además de ser una cuestión técnicamente mejor, es algo socialmente mejor, ya que el software libre respeta nuestra libertad y nos permite hacer cosas que el software privativo no como, por el ejemplo, el de adaptar los programas a nuestras necesidades o compartirlo con las personas que los necesitan”.

*Esta nota fué publicada también en el diario Los Andes de Mendoza

TrackBack URL

Deja un comentario

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>